Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Experiencias

Las Colmenas de Zapopan: una red de centros comunitarios de inclusión y emprendimientoLas Colmenas de Zapopan: una red de centros comunitarios de inclusión y emprendimientoLas Colmenas de Zapopan: una red de centros comunitarios de inclusión y emprendimientoLas Colmenas de Zapopan: una red de centros comunitarios de inclusión y emprendimientoLas Colmenas de Zapopan: una red de centros comunitarios de inclusión y emprendimientoLas Colmenas de Zapopan: una red de centros comunitarios de inclusión y emprendimiento

Por IberCultura

En08, Jan 2020 | En | PorIberCultura

Las Colmenas de Zapopan: una red de centros comunitarios de inclusión y emprendimiento

 

(Texto y fotos: Dirección de Desarrollo Comunitario del Gobierno Municipal de Zapopan)

 

En el municipio de Zapopan (Guadalajara, México) existe una red de Centros Comunitarios de Inclusión y Emprendimiento, conocidos como las Colmenas, que hacen frente a la crisis ambiental, social y económica a través de la construcción de un sentir común y la promoción de los principios esenciales de la Cultura Viva Comunitaria.

Las Colmenas buscan ser espacios seguros e inclusivos donde se generen comunidades de aprendizaje a través de la gestión de servicios (talleres, capacitaciones, asesorías y eventos) cuyo propósito sea el desarrollo de herramientas y la socialización de conocimientos que promuevan el desarrollo integral, fortalezcan la colectividad, regeneren el tejido social e impulsen la generación de proyectos comunitarios. 

Esta iniciativa del Gobierno Municipal de Zapopan apuesta al espacio público como un elemento articulador, estructurante y regulador de la ciudad, desde donde se puede aportar a mejorar cuestiones ambientales, dinámicas y prácticas sociales, y la calidad de vida de los ciudadanos. Concebidas como espacios vivos, llenos de cultura y dinámicas colectivas, las Colmenas buscan consolidar el bien común a partir de los elementos característicos que debería tener el espacio público, es decir, de interés público, incluyente y con un diseño universal que fomente la integración social.

Para lograr eso, las Colmenas proponen un modelo de trabajo en red que consiste en lograr un balance adecuado entre la participación de la comunidad, el sector público, las organizaciones de la sociedad civil, la iniciativa privada y otros actores capaces de incidir positivamente en cada ámbito estratégico. Dentro de este modelo innovador destaca la participación comunitaria en todas las etapas y procesos, a través de entrevistas, diagnósticos y asambleas, que han permitido que las Colmenas estén –en medida de lo posible– verdaderamente aterrizadas en los problemas, necesidades y deseos de las y los vecinos. 

Antecedentes

En 2013 el Gobierno Municipal de Zapopan firmó un convenio con ONU-Habitat, el programa de las Naciones Unidas para los asentamientos humanos. De esta colaboración surge la Estrategia Territorial Zapopan 2030 (ETZ2030), desarrollada bajo la guía de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible por un equipo interdisciplinario de expertos locales e internacionales y la Oficina de Proyectos Estratégicos de Zapopan, con un fuerte componente de participación ciudadana.

En términos territoriales, Zapopan es el municipio más extenso del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y también el que más ha crecido en términos absolutos en los últimos 20 años. En términos de infraestructura su crecimiento ha sido desordenado y disperso y en su territorio se observan grandes contrastes, pues mientras alberga una las áreas socioeconómicas más dinámicas del país, también mantiene muchos sectores en la informalidad y sin servicios básicos. En Zapopan conviven zonas funcionales y bien conectadas que colindan con territorios de urbanización dispersa, sin servicios y equipamientos públicos. 

La ETZ2030 diagnosticó el municipio a través de ámbitos estratégicos (Distrito Centro, Arco Primavera, Valle de Tesistán, Las Mesas y Santa Ana – El Colli) que posteriormente fueron acotados en polígonos de intervención. En cada uno de ellos se realizaron diagnósticos técnicos que analizaron su ubicación, población, medio físico natural y vulnerabilidad, espacio y estructura urbana, servicios y equipamiento y conectividad. Las Colmenas se colocaron en tres de los ámbitos estratégicos, considerados los más desiguales y con mayor índice de marginación: Colmena Miramar para Santa Ana-Tepetitlán, Colmena San Juan de Ocotán para Arco Primavera y Colmena Villa de Guadalupe para Las Mesas. 

La red de Colmenas forma parte de los Proyectos Urbanos Integrales Sustentables (PUIS), instrumentos de desarrollo sostenible alineados a la ETZ2030 desde donde la articulación de acciones estratégicas resulta más cercana a la realidad de las comunidades de Zapopan. Los PUIS se definieron a partir de un diagnóstico que consideró los niveles de marginalidad, criminalidad, oferta económica, equipamiento médico y educativo, conectividad del transporte público, límites naturales, análisis de redes socio-urbanas, densidad poblacional, posibilidades reales de trabajo, entre otros. Las Colmenas buscan contribuir a la solución ante la falta de oportunidades educativas, laborales y culturales para estas comunidades. 

Colmena Miramar

 

Los grupos de trabajo

El modelo de operación de las Colmenas contempla grupos de trabajo, programas transversales, redes de trabajo y oferta de servicios como talleres, capacitaciones, asesorías y eventos. Los grupos de trabajo –o clústeres– organizan sus actividades y lineamientos en torno a áreas específicas de conocimiento que se definen a partir de las necesidades detectadas en las comunidades. Los grupos de trabajo son los encargados de diagnosticar y diseñar, evaluar los servicios a la comunidad relativos a su área específica de conocimiento: educación; tecnología; medio ambiente; arte, cultura y deporte; y salud integral. 

El grupo de trabajo de educación articula los servicios que buscan el aprendizaje de conocimientos útiles para la vida comunitaria, así como habilidades que faciliten el ejercicio del derecho a la ciudad y al espacio público. Este clúster acerca a la comunidad a oportunidades académicas, socio laborales y de emprendimiento a través de opciones autogestivas y colectivas de ingreso. Su oferta de servicios abarca la educación formal, talleres socioproductivos y de emprendimiento como alternativas de autoempleo y educación no formal como gestión de formas de organización colectiva para la solución de problemas. 

Por otro lado, el grupo de trabajo de tecnología aprovecha los recursos tecnológicos para la solución de problemas comunitarios. Está profundamente relacionado con el grupo de trabajo de educación pues colaboran en la oferta de herramientas digitales y de comunicación para el desarrollo social. Asimismo, el clúster realiza labores de comunicación interna y externa y atiende las necesidades de tecnología de las Colmenas, por lo que sus labores son transversales al trabajo de los otros clústeres. 

Colmena San Juan de Ocotán

 

El clúster de medio ambiente promueve la sustentabilidad de cada Colmena y el aprovechamiento óptimo de recursos a través del manejo de residuos y el cuidado, protección y manejo de los centros naturales que se vinculan con las Colmenas. Este grupo de trabajo busca generar entre la comunidad una mejor comprensión de los sistemas naturales y su relación con la sociedad, para lograrlo promueve la educación ambiental, la agricultura urbana, la sustentabilidad y el consumo responsable. A través del tratamiento de estos asuntos que es se generan herramientas generales de conciencia ambiental, para reconectar con el entorno natural, de trabajo en equipo y de regeneración del tejido social. 

Por su parte, el grupo de arte, cultura y deporte trabaja para generar procesos de integración, desarrollo social, inclusión y construcción de la interculturalidad a través de procesos artísticos, culturales y deportivos. Este clúster busca convertir a la Colmena en un espacio donde se promueva el ejercicio cultural y se identifiquen, faciliten y fortalezcan los procesos que ya se dan en el territorio, así como relacionar personas, saberes y recursos. Este grupo de trabajo propicia el intercambio de saberes comunitarios intergeneracionales, interculturales y promueve el nacimiento de nuevos procesos comunitarios.  El clúster anima y motiva la participación comunitaria y resignificación de experiencias culturales, utilizando el arte como herramienta de transformación social, se alienta el ejercicio de los Derechos Culturales, y su defensa. 

Finalmente, el clúster de salud integral comprende la atención a la salud integral – desde lo médico, nutricional y odontológico – la atención a la salud psicosocial, y la salud comunitaria que apuesta por prácticas de cuidados personales, familiares y colectivas que permitan la gestión de herramientas individuales y colectivas para la regeneración del tejido social que deriven en el bienestar físico, social y psicológico de la población.

Colmena Villa de Guadalupe

 

Los programas transversales

Para que los grupos de trabajo articulen la oferta de servicios, se ha diseñado una serie de programas transversales comunes a las actividades de las tres Colmenas. Los programas transversales son dinámicos y se transforman y adaptan según la realidad específica de cada Colmena. En la actualidad existen los programas transversales de género, inclusión, interculturalidad, cuidados comunitarios, saberes comunitarios y emprendimiento. 

El programa transversal de género promueve la implementación de la perspectiva de género en todos los servicios de las Colmenas. Su objetivo general es crear herramientas para que todas y todos reflexionen sobre su posición y privilegios –o falta de ellos– en el contexto social, familiar, laboral, político y público, con miras a identificar violencias y reconocer la manera en que se reproducen y refuerzan. El programa de género crea espacios seguros y redes de solidaridad que permiten el empoderamiento de las mujeres a través de la construcción de vínculos que puedan impulsar proyectos personales y colectivos dirigidos a transformar su realidad. 

El programa de cuidados comunitarios se desprende del programa transversal de género y promueve el aprendizaje de estrategias de crianza positiva y desarrollo personal psicoafectivo, trabajadas desde dos grupos simultáneos, uno con adultos y otro con niños.  En ambos grupos se trabajan temas que van desde la comunicación y el establecimiento de límites, hasta las relaciones inter e intrapersonales. La intención es fortalecer la identidad colectiva del grupo y su capacidad de cooperación y autogestión. 

Sesión de meditación durante la Feria de Salud Alternativa

 

El programa transversal de inclusión es el encargado de capacitar al personal de las Colmenas y dotarles de herramientas que ayuden a brindar atención óptima a las y los usuarios con discapacidad física o intelectual. Desde aquí se gestionan los recursos que contribuyan a la accesibilidad en cada Colmena y su respectiva oferta. A su vez, el programa fomenta la cohesión social entre las personas con y sin discapacidad de las comunidades. 

El programa transversal de interculturalidad delinea las acciones conjuntas con las personas de pueblos originarios que beneficien a la colectividad y a sus integrantes, con base en el reconocimiento y el respeto mutuo, con la intención de generar una relación de igualdad entre grupos y personas de culturas distintas que son igualmente dignas y valiosas. 

El programa de emprendimiento se encuentra en fase de diagnóstico y diseño, sin embargo, está concebido para suscitar procesos autogestivos y colectivos de emprendimiento, por lo que se deben identificar cuáles son las dimensiones que se necesitan cubrir para promover el emprendimiento integral. Se propicia la economía sostenible, solidaria y local.

Finalmente, el programa de saberes comunitarios mantiene un proceso estructurado de seguimiento a los aspirantes a voluntarias y voluntarios, y a quienes se desempeñen de esa forma a través de voluntariado, servicio social, prácticas profesionales o alguna otra modalidad sin fines de lucro. Este programa es especialmente importante para lograr que la comunidad se involucre activamente en las actividades de las Colmenas, al compartir sus conocimientos y consolidarse como agentes de enseñanza y transformación que fortalezcan en capital social a cada PUIS. 

El programa de saberes comunitarios es un efecto positivo del modelo de gobernanza participativo de las Colmenas, que aborda los aspectos de la vida comunitaria que más afectan la calidad de vida de sus miembros y que retoma los elementos valiosos que puedan detonar otras formas de relacionarse afectivamente.

 

Las redes de trabajo

Este modelo de trabajo en red ha resultado en redes que suponen tejer y nutrir mutuamente aprendizajes, conocimientos, vínculos y capacidades que puedan potenciar las fortalezas y subsanar las debilidades. Las redes se han consolidado a partir de la presencia de otros actores en el terreno, por lo que estas redes se han planteado como un espacio de encuentro entre comunidad, Colmenas, sector público, sociedad civil organizada, iniciativa privada y cualquier otro actor cuyo objetivo sea mejorar las condiciones de cada ámbito.

Para cada Colmena existe una red: Sur para Miramar, y Norte para San Juan de Ocotán y Villa de Guadalupe, respectivamente. Desde las redes se discuten los principales problemas a resolver, se priorizan acciones y se coordinan iniciativas. Esta manera de trabajar ha conseguido que una gran variedad de actores se involucre en los procesos de las Colmenas y ha generado comunidades de aprendizaje donde todas y todos se beneficien y que se traduzca en una mejora tangible y medible del entorno y de las condiciones de vida de las comunidades. 

Para fortalecer las redes, las Colmenas organizan asambleas periódicas y mantienen comunicación constante con cada uno de los actores. La intención es evaluar el impacto de los servicios, actualizar los diagnósticos y promover que nuevos servicios y colaboraciones estén encaminados en verdaderamente aportar a la solución de los problemas más importantes de las comunidades y subsanar los posibles efectos negativos que las mismas Colmenas puedan generar.

Este modelo de gobernanza participativo permite que sectores históricamente vulnerados puedan retomar el protagonismo a través de las herramientas necesarias para incidir  activamente en su contexto social, político, económico y cultural. Además, las redes permiten que usuarios y colaboradores se entremezclen y de esta forma se apuesta por la autosustentabilidad de las Colmenas, de forma que sean las mismas comunidades y sus necesidades las que dicten el rumbo de su operación. 

 

  

“Me encanta e ilusiona ver como se motivan las señoras pintando y creando en el taller de pintura”

Mayra Pérez Cárdenas, maestra y voluntaria

 

“Desde que llegué a la Colmena me siento muy a gusto pudiendo enseñarle a las personas sobre artes plásticas y  todo lo que aprendí en tantos años de experiencia”

Ana Rosa González, maestra y parte del equipo Colmena Miramar

 

 

“Qué bueno que pudimos coincidir y nos animamos a tomar con mi señora clase de cumbia, a los dos nos gusta bailar y la Colmena nos queda cerca”

Osvaldo, usuario y alumno en el taller de cumbia

 

 

 

 

“Me gusta mucho venir a la Colmena desde que abrieron y descubrir siempre talleres nuevos “

María Guadalupe, usuaria y alumna de diferentes talleres

 

 

 

 

 

 

Lea la íntegra del artículo:

La cultura comunitaria, eje central de las Colmenas en Zapopan