Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

EL PROGRAMA

                                                    

                                  Cultura Viva: una experiencia colectiva en Iberoamérica

 

Uno de los programas vinculados a la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), IberCultura Viva busca ser el espacio de diálogo, articulación y cooperación de los Estados de Iberoamérica para la promoción y el fortalecimiento de las políticas culturales de base comunitaria.

Nuestra misión es reconocer el valor que tienen los procesos de construcción de ciudadanía y la diversidad cultural expresada en la participación social organizada, para la mejora de las condiciones de vida y la convivencia de las comunidades. Al fomentar su desarrollo desde el trabajo intersectorial, buscamos también contribuir a la consolidación del espacio cultural iberoamericano y la integración regional.

Nuestras acciones están destinadas a los colectivos, organizaciones y redes culturales de base comunitaria; pueblos originarios y comunidades afrodescendientes; personas de los ámbitos públicos y de la sociedad civil dedicadas al trabajo, a la investigación y a la comunicación de experiencias y procesos culturales de base comunitaria.

Actualmente son 11 los países miembros del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, Ecuador, España, Guatemala, México, Perú y Uruguay.

 

Los valores

Fomentar el respeto, crear comunidad, resguardar la diversidad cultural, impulsar la participación y defender la Igualdad son los valores del programa.

Creemos en la democracia como sistema para el resguardo de la igualdad de oportunidades, el pleno respeto de los derechos humanos y el reconocimiento de la diversidad de nuestras culturas y territorios como un valor que nos enriquece: somos iguales, somos diferentes y somos comunitarios.  

Defendemos el trabajo comunitario que fomenta las prácticas colaborativas, solidarias y transformadoras para el fortalecimiento de la cultura comunitaria y la adopción de marcos de convivencia basados en el bien común y el buen vivir.

También buscamos el reconocimiento mutuo y consensuado para la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales y lingüísticas como derechos humanos, así como la construcción integral de ciudadanía y fomento de la participación social mediante el trabajo asociativo, cooperativo y colectivo.

Además, trabajamos para lograr una mayor igualdad entre mujeres y hombres, y géneros diversos y para eliminar cualquier tipo de discriminación hacia la juventud, pueblos originarios, afrodescendientes, y otros colectivos en situación de vulnerabilidad social.