Image Image Image Image Image
Scroll to Top

Para o Topo.EPara o Topo

CONVOCATORIAS

21

Dic
2020

Em CONVOCATORIAS
Noticias

En la última reunión del año, Consejo Intergubernamental comienza a discutir el PET 2021-2023

Em 21, Dic 2020 | Em CONVOCATORIAS, Noticias |

El viernes 18 de diciembre, el Consejo Intergubernamental IberCultura Viva realizó la cuarta y última reunión del año 2020. En este encuentro por videoconferencia, que tuvo tres horas de duración, participaron 22 personas, entre representantes de 10 países miembros, de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Unidad Técnica del programa. 

Además de los resultados de los concursos “Sabores migrantes comunitarios” y “Prácticas comunitarias: solidaridad y cuidados colectivos”, se presentó la propuesta preliminar para el Plan Estratégico Trienal (PET 2021-2023) que ha elaborado la comisión especial de trabajo conformada en la reunión anterior, el 15 de octubre, en el cierre del 4º Encuentro de Redes IberCultura Viva.

También fueron discutidos temas administrativos y aprobadas propuestas como la continuidad del Curso de Posgrado Internacional en Políticas Culturales de Base Comunitaria que IberCultura Viva desarrolla desde 2018 en conjunto con la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO-Argentina). La convocatoria de becas para la cuarta cohorte del curso será lanzada este martes 22 de diciembre. 

Esta reunión marcó la despedida de Argentina de la presidencia del Consejo Intergubernamental, al final del mandato de tres años (Brasil ejerció la presidencia antes, entre 2014 y 2017). El período 2021-2023 será presidido por el Gobierno de México, a través de la Dirección General de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura. La Secretaría de Gestión Cultural del Ministerio de Cultura de Argentina, que hasta entonces respondía por la presidencia, seguirá acompañando los trabajos en la función de la vicepresidencia del programa.

Un año de adaptaciones

Diego Benhabib, coordinador de Puntos de Cultura de Argentina y representante de la presidencia de IberCultura Viva los últimos tres años, comenzó la reunión virtual comentando el momento difícil que vivimos y cómo se ha buscado adaptar las iniciativas del programa a la actual situación de emergencia sanitaria.

“No ha sido un año sencillo, pero desde el programa creo que hemos estado a altura de lo que demandaba el momento histórico. Hemos podido adaptar nuestras convocatorias al contexto de pandemia, hemos logrado armar una serie de conversatorios que nos han permitido reunir insumos valiosos para la confección del próximo Plan Estratégico Trienal, hemos entablado una buena relación con otros programas iberoamericanos, (…) hemos generado espacios para trabajar también con las universidades”, enumeró Benhabib al destacar algunos logros de este año.

Enrique Vargas, coordinador del Espacio Cultural Iberoamericano, también resaltó la importancia de mantener espacios como este, para reflexiones y construcciones colectivas, y celebró la reciente adhesión de países a programas de cooperación como Ibermúsicas e Iberescena. “A pesar del momento difícil que estamos viviendo, a pesar de los recortes presupuestarios, de los ajustes fiscales, los países ven en la cooperación iberoamericana una manera de seguir contribuyendo, avanzando y revirtiendo los indicadores que siguen siendo adversos en muchos de los sectores”, afirmó.

Después de los saludos y comentarios iniciales de las/los REPPI (representantes de los países ante el programa) se iniciaron las discusiones previstas en la agenda de trabajo, comenzando por la renovación del convenio de administración con la Oficina Subregional para el Cono Sur de la SEGIB. Enseguida el secretario técnico de IberCultura Viva, Emiliano Fuentes Firmani, presentó los resultados de los concursos lanzados en julio de este año, y la propuesta de trabajo de la comisión especial por el PET 2021-2023.

Una propuesta preliminar 

La propuesta inicial para el PET 2021-2023 recoge los aprendizajes de la implementación y los aportes generados a partir del 4º Encuentro de Redes IberCultura Viva, donde se desarrollaron tres sesiones del grupo de trabajo (GT) “Participación social y cooperación cultural”, conformado mediante convocatoria para dar inicio a los debates sobre la planificación. Como se había acordado en la reunión anterior del Consejo Intergubernamental, los aportes de este GT fueron entregados a la comisión especial de trabajo que se conformó con representantes de los Ministerios de Cultura de Chile, Colombia, Costa Rica y Perú (los tres primeros integran el Comité Ejecutivo), de la presidencia y de la vicepresidencia del programa, además de la Unidad Técnica.

Esta comisión se reunió cinco veces (las sesiones se desarrollaron los viernes desde el 13 de noviembre), y elaboró un primer bosquejo en el que se incluyen los niveles de objetivos, resultados y líneas de acción. El trabajo contó con el apoyo de la SEGIB por medio de la colaboración de Adriana Osset, del área de planificación, y de Sara Díez Ortiz de Uriarte, asesora del Espacio Cultural Iberoamericano. 

El plan de trabajo trazado se propone, a partir del 1 de febrero, continuar con la elaboración integral del PET y con el desarrollo de los indicadores para todos los niveles. También se incluirán sesiones de trabajo con el GT de Participación social, para lo cual se propuso que los países puedan sugerir organizaciones culturales comunitarias o representantes de pueblos originarios o afrodescendientes que se hayan articulado previamente con el programa, para que se sumen. En este proceso, que durará seis semanas, la comisión especial elaborará una propuesta de planificación táctica, el Plan Operativo Anual (POA 2021), que debería implementarse a partir de abril de 2021. 

El cambio de la presidencia

Al final del encuentro, Diego Benhabib se despidió en nombre de la presidencia, agradeció la confianza y se puso a disposición de las nuevas autoridades para continuar acompañando los trabajos desde la vicepresidencia, en el mandato que se inicia ahora y termina en 2023. 

Benhabib destacó, además, el especial interés que la Secretaría de Cultura del Gobierno de México ha demostrado en el desarrollo de políticas culturales de base comunitaria. “Hemos encontrado en ustedes una envergadura que nos hace pensar en la ampliación de nuestras políticas, en tener también otros aires. Hemos pasado por la presidencia inicial de Brasil, con una fuerte incidencia en la política de Cultura Viva, muy vinculada a los Puntos de Cultura, y Argentina también. Ustedes están desarrollando en México una política de base comunitaria con sus propias características, y creo que van a potenciar mucho el programa”, comentó. 

Según él, “fueron tres años maravillosos” frente al programa. “Estamos muy contentos/as por el trabajo, por las metas que hemos logrado. Del PET 2018-2020, casi todas las metas pudimos alcanzar, y han sido metas ambiciosas, certeras, que han dado en la tecla del trabajo que cada uno de nosotros estamos dispuestos (…) para potenciar las políticas culturales de base comunitaria, fortalecerlas y hacerlas de la manera más participativa posible”, señaló.

Una motivación permanente

Enrique Vargas, al expresar su reconocimiento al período de Argentina en la presidencia, comentó que el programa comenzó como “una iniciativa claramente impulsada desde Brasil, acompañada por un grupo pequeño de países”, y al día de hoy reúne a todos alrededor de un mismo objetivo, con una motivación “permanente y renovada”. “Es un programa consolidado, maduro, con buen nivel de discusión y retos altos”, celebró. “Qué bueno que un país que deja la presidencia pueda, con este grado de madurez, seguir acompañando el proceso en una nueva etapa del programa. El hecho de que Argentina diga ‘hasta aquí llegué, pero acompaño quien viene’ es muy simbólico e importante”.

Esther Hernández, directora general de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura de México, que asume la presidencia del Consejo Intergubernamental a partir de ahora, agradeció a Benhabib y se puso a disposición de los países para seguir con los debates, el intercambio y el trabajo conjunto. “Tengo la ilusión de que en estos tres años podemos trabajar de la mano, que las experiencias de los países nos alimenten en nuestras políticas nacionales. Estamos con toda la disposición y las ganas de seguir”, afirmó. El mandato de México en la presidencia del programa termina en diciembre de 2023.