Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Conselho Intergovernamental

01

Jul
2020

EnNotícias

PorIberCultura

En reunión virtual, Consejo Intergubernamental de IberCultura Viva define las convocatorias de 2020

En01, Jul 2020 | EnNotícias | PorIberCultura

Este miércoles 1 de julio, el Consejo Intergubernamental de IberCultura Viva realizó su segunda reunión virtual de 2020, para presentar los avances de las comisiones especiales de trabajo creadas en la reunión anterior (el 29 de abril) y definir algunas cuestiones que quedaron pendientes debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, como el lanzamiento de convocatorias. Representantes de los gobiernos de los 11 países miembros del programa participaron de este encuentro por videoconferencia, así como integrantes de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y de la Unidad Técnica de IberCultura Viva. 

La reunión comenzó con las palabras de Enrique Vargas, coordinador del Espacio Cultural Iberoamericano, que además de saludar a las 21 personas participantes habló del próximo Congreso Iberoamericano de Cultura, que se realizará de manera virtual del 4 al 8 de noviembre, con el tema “Cultura y Desarrollo Sostenible”. Vargas también anunció la elaboración de la estrategia regional de Cultura y Desarrollo Sostenible, que se debe aprobar en la 27ª Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, en noviembre, y que servirá como herramienta para las instituciones de Cultura en el cumplimento de la Agenda 2030. 

 

Encuesta regional

La propuesta de una encuesta para agentes culturales de la región sobre los impactos comunitarios de la pandemia de Covid-19 fue presentada por Valeria López, directora de Participación Cultural Comunitaria de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México. Para la construcción de esta propuesta se elaboró un cuadro comparativo de algunas encuestas aplicadas en diferentes países (entre ellos Chile, Argentina, Perú y Ecuador) y se construyó un formulario con 61 reactivos divididos en cinco dimensiones, que incluyen la identificación de agentes y actividades culturales y los impactos de la pandemia en su vida laboral y cotidiana. 

“El objetivo es generar un diagnóstico, un mapeo sobre el impacto de la contingencia sanitaria en la vida comunitaria y laboral de las personas que integran el sector cultural, además de recabar información sobre las necesidades y propuestas planteadas por las/los agentes culturales una vez terminada la pandemia. O sea, qué tipos de estrategias visualizan a nivel comunitario para realizar este retorno a la nueva normalidad”, comentó Valeria López. Esta encuesta, que tendrá sus ajustes finales los próximos días, se debe aplicar inicialmente a las organizaciones culturales comunitarias seleccionadas en las convocatorias de IberCultura Viva de 2017, 2018 y 2019.

 

Concurso de video

Otra propuesta de trabajo presentada durante la reunión del Consejo Intergubernamental fue la del concurso de video que se lanzará este mes con el tema “Prácticas comunitarias que promueven la solidaridad y los cuidados colectivos”. La propuesta elaborada por representantes de México y Perú, con asistencia de la Unidad Técnica, prevé nuevas categorías para la inclusión de niños, niñas y adolescentes, y duplica el presupuesto de los concursos anteriores promovidos por IberCultura Viva. En vez de US$ 5 mil para premiar 10 videos (US$ 500 cada uno), la iniciativa contará con un total de US$ 10 mil para incluir las nuevas categorías. El 19 de julio es la fecha prevista para el lanzamiento del concurso.

 

Convocatoria de redes

La Unidad Técnica del programa también presentó una propuesta para la Convocatoria IberCultura Viva de Apoyo a Redes y Proyectos de Trabajo Colaborativo 2020, que tendrá un formato diferente de las anteriores, una vez que la contingencia sanitaria no permite eventos en espacios públicos ni aglomeraciones. Este año, la convocatoria apoyará el trabajo en red de las organizaciones culturales comunitarias que se encuentren realizando tareas de apoyo y asistencia comunitaria en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19. Las actividades de apoyo y asistencia pueden ser en temas alimentarios, de salud o educativos.

El valor total destinado a esta convocatoria es de US$ 110 mil, y cada proyecto podrá recibir hasta US$ 1 mil para utilizar en insumos y/o logística de las acciones que ya vienen desarrollando en sus territorios. Los proyectos deberán contemplar la participación de al menos dos organizaciones culturales comunitarias. Podrán participar solamente organizaciones de los países que integran el programa IberCultura Viva: Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, España, México, Perú y Uruguay. 

 

Encuentro de Redes

Además de la definición de las convocatorias del programa en 2020, la agenda de la reunión trató de la organización del 4º Encuentro de Redes IberCultura Viva, que se realizará de modo virtual probablemente entre septiembre y octubre. Diego Benhabib, representante de la presidencia del programa y coordinador de Puntos de Cultura de Argentina, y Emiliano Fuentes Firmani, secretario de la Unidad Técnica, presentaron a los/las representantes de los países una propuesta con metodología, contenidos, tiempos y recursos necesarios para la realización de este encuentro.

El evento tiene por objetivo ofrecerse como un espacio de encuentro, diálogo y reflexión sobre la importancia de las organizaciones culturales comunitarias y su trabajo territorial para la contención de la propagación del Covid-19, y como articuladoras, junto a los gobiernos centrales y locales, de políticas culturales de base comunitaria que ayuden al sostenimiento del entramado social en el actual contexto de emergencia sanitaria.

La propuesta está dirigida a colectivos, organizaciones y personas que trabajan en el ámbito de la cultura comunitaria, como así también a representantes de gobiernos locales que articulan políticas culturales de base comunitaria. La metodología de trabajo incorporará diversas herramientas como conversatorios, conferencias, talleres y cursos de capacitación, entre otras, todas en formato virtual. 

 

Lea también:

Representantes de los 11 países integrantes de IberCultura Viva participan de la reunión del Consejo Intergubernamental

 

Tags | , ,

23

Nov
2017

EnNotícias

PorIberCultura

8ª Reunión del Consejo Intergubernamental: 3 años de avances y construcciones colectivas

En23, Nov 2017 | EnNotícias | PorIberCultura

El Consejo Intergubernamental IberCultura Viva realizó su 8ª Reunión este martes 21 de noviembre, en la sede del Ministerio de Cultura y Patrimonio de Ecuador, en Quito, en el marco del 3º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria. Participaron del encuentro representantes de gobiernos de ocho países miembros del programa: Argentina, Brasil, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Perú y Uruguay.

Además de aprobar el  Plan Estratégico Trienal (2018-2020) y el Plan Operativo Anual 2018, los participantes hablaron sobre la Red de Ciudades que el programa IberCultura Viva intenta articular y discutieron las bases de la convocatoria de becas para el curso de posgrado en políticas culturales de base comunitaria que se pretende lanzar en diciembre de 2017. La jornada también fue de bienvenida a Ecuador, que se sumó al programa en octubre, junto con Guatemala, y que participó por primera vez de una reunión del Consejo Intergubernamental.

Diego Benhabib, la viceministra Andrea Nina y Moni Pizani

Intercambio de experiencias

La viceministra de Cultura y Patrimonio de Ecuador, Andrea Nina, dio inicio a la reunión hablando de la importancia del fortalecimiento de la cultura comunitaria en un país diverso como Ecuador, “que ha desarrollado espacios culturales comunitarios muy importantes” con el trabajo ciudadano, más allá de las gestiones de gobiernos. “Para nosotros es importante aprender de las experiencias que se han desarrollado en otros países. La cooperación técnica nos permite aprender de los errores y de los éxitos”, comentó.

Enseguida, Moni Pizani, directora subregional de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) para los países andinos, celebró la adhesión de Ecuador a IberCultura Viva y recordó la aprobación de la creación del programa, en la XIII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno realizada en la Ciudad de Panamá en 2013. “Desde entonces en mucho se ha avanzado en este camino”, afirmó.

Según Pizani, “a través de espacios como estos, contando con el esfuerzo de todos y remando en un solo sentido, haremos surgir propuestas que nos permitan avanzar en la modalidad de involucrar a las comunidades como artífices de su propio modelo de desarrollo cultural, para el logro de un modelo exitoso de integración de los pueblos iberoamericanos”.

 

Construcción colectiva

Diego Benhabib, coordinador del Programa Puntos de Cultura de Argentina y representante de la presidencia del Consejo Intergubernamental, también reforzó los avances de IberCultura Viva desde su implementación en 2014. “En tres años se recorrió un camino intenso, con muchas actividades realizadas e interesantes articulaciones con la sociedad civil”, señaló, resaltando también el espíritu colaborativo del Consejo y la voluntad de trabajar en conjunto con las organizaciones, redes y movimientos, “respetando su autonomía, sus espacios y formas de construcción”.

Asimismo, Benhabib recordó la iniciativa del Consejo Intergubernamental de fomentar los congresos nacionales preparatorios al 3º Congreso Latinoamericano, por medio de la Convocatoria IberCultura Viva de Apoyo a Redes 2016. Habló también del desafío de poder generar la primera red de ciudades y provincias iberoamericanas y concretar las acciones con las instancias subnacionales para la expansión de las políticas públicas de base cultural comunitaria a nivel local y provincial. “Buscamos elaborar mecanismos de adhesión para que las ciudades puedan verse reflejadas en el quehacer de nuestros estados nacionales, pero también puedan desarrollar su propia política”, destacó.

 

Logros de las redes

Además de los representantes gubernamentales y de la SEGIB, la reunió contó con la presencia de cuatro miembros de redes de cultura viva comunitaria que participaron de la organización de este 3º Congreso Latinoamericano de CVC: los ecuatorianos Nelson Ullauri y Paola de la Vega, el colombiano Jairo Castrillón Roldán y el brasileño Alexandre Santini.

Nelson Ullauri resaltó uno de los logros de la Red Ecuatoriana de CVC: la inclusión de la cultura viva comunitaria como uno de los principios fundamentales de la Ley Orgánica de Cultura, publicada en diciembre de 2016 también con un artículo que habla de la implementación de una red de gestión cultural comunitaria para “la democratización de la cultura y el ejercicio de los derechos culturales”. “Apostamos mucho en eso porque creemos que este proceso de construcción de la red de gestión tiene que constituirse en un prototipo o en un modelo de construcción de política cultural”, explicó.

Paola de la Vega, investigadora de gestión en políticas culturales y también integrante del movimiento, contó que en Ecuador se está trabajando en la conformación de una red de universidades por cultura viva comunitaria. “Desde los espacios académicos estamos aportando con líneas de debate, en un marco teórico que ayude a soportar el movimiento en sus negociaciones y dinámicas, pero tendiendo una relación diferente entre universidad y comunidad”, resaltó. “Estamos aportando desde ahí también al proceso de construcción de la Ley de Cultura.”

Nelson Ullauri y Paola de la Vega, de la Red Ecuatoriana de CVC

Acciones formativas

Jairo Castrillón Roldán habló de la dinámica de mercado y su riesgo a la construcción simbólica de los pueblos y al derecho que tienen las comunidades de acceder a la cultura. Al recordar la guerra vivida en Medellín los años 80 y 90, y los muchos que murieron “tratando de recuperar la vida de niñas, niños y adolescentes”, llamó la atención para las organizaciones que deciden solidariamente quedarse en los barrios, sin visar rentabilidad sino la formación de los que viven allí. Y que deberían recibir consideración especial, un respaldo de los organismos gubernamentales para fortalecer sus procesos en las comunidades.

“No podemos ser mirados dentro de la lógica de empresa, estamos mucho más cerca a la escuela que al cabaret. Somos pedagógicos, no somos espectáculos. Queremos garantizar que haya gente expresiva, sensible, imaginativa, curiosa, gente con memoria, con sentido de identidad, con sentido de pertenencia. Estas cosas no pueden ser sometidas al tema de la rentabilidad. Sin embargo, son altamente rentables a la sociedad”, afirmó Castrillón. “La inversión en la acción cultural pedagógica, formativa, no es un recurso perdido, es un recurso muy bien invertido en las personas que están en las comunidades ayudando a que las sociedades sean más dignas.”

 

 

Linea del tiempo

Alexandre Santini, a su vez, presentó una línea de tiempo sobre los avances en el desarrollo de las políticas culturales de base comunitaria en Latinoamérica, haciendo énfasis en cómo el trabajo intersectorial ha impulsado el desarrollo de las políticas a nivel nacional y multilateral, como en el caso de la creación del programa IberCultura Viva.

Al destacar algunos hitos relacionados al programa, Santini recordó la realización de los Congresos Iberoamericanos de Cultura, como el de 2009, en São Paulo (Brasil), que tuvo como tema “Arte y transformación social” y fue una incidencia conjunta de gobiernos y sociedad civil, y la edición de Costa Rica, en 2014, con el tema de las culturas vivas comunitarias. “La creación de IberCultura Viva fue una acción coordinada de gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, y podemos decir que nos necesitamos mutuamente para fortalecer este espacio”, reforzó.

Alexandre Santini recordó algunos hitos relacionados al programa

 

Planes y acuerdos

A continuación la Unidad Técnica presentó la versión final de los documentos de planificación 2018-2020, incluyendo la reformulación de la visión, misión y objetivos generales y específicos del programa para el período. “Fomentar el respeto”, “crear comunidad”, “resguardar la diversidad cultural”, “impulsar la participación” y “defender la igualdad” son los valores citados en el nuevo Plan Estratégico Trienal.

El nuevo plan también redefine como misión de IberCultura Viva el “reconocimiento del valor que tienen los procesos de construcción de ciudadanía y la diversidad cultural expresada en la participación social organizada, para la mejora de las condiciones de vida y la convivencia de las comunidades, fomentando su desarrollo desde el trabajo intersectorial y con ello su contribución a consolidar el espacio cultural iberoamericano y la integración regional”.

 

Entre las actividades propuestas para el Plan Operativo Anual (POA-2018) se encuentran las asistencias técnicas a partir del intercambio de agentes gubernamentales; el fomento para la realización de estudios e investigaciones sobre las políticas culturales de base comunitaria; el apoyo a la realización de encuentros y circuitos de la red de Puntos de Cultura, Cultura Viva Comunitaria o equivalentes; la creación y construcción de marco regulatorio, además del plan de acción de la Red de Ciudades de Ibercultura Viva, tema del 2º Encuentro de Redes IberCultura Viva realizado también en Quito, en el marco del 3º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria.

La 8ª Reunión también contó con la presentación de las bases de la convocatoria de becas para el Posgrado en Políticas Culturales de Base Comunitaria FLACSO-IberCultura Viva. Este curso, que se realizará de manera virtual junto a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), sede de Argentina, se trata de una propuesta específica de formación en políticas culturales de base comunitaria, dirigida a efectores públicos de cultura, ya sean gestores, funcionarios/as o trabajadores/as estatales de las carteras de cultura nacionales y subnacionales, a gestores/as comunitarios y a miembros de organizaciones de la sociedad civil. El lanzamiento está previsto para 10 de diciembre y la duración debe ser de nueve meses, de marzo a diciembre de 2018.

 

Revisa el acta de la 8a Reunión del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva

 

Tags | , , , ,

16

Nov
2017

EnNotícias

PorIberCultura

Quito será sede de la 8ª Reunión del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva

En16, Nov 2017 | EnNotícias | PorIberCultura

La 8ª Reunión del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva tendrá lugar en Quito (Ecuador) el 21 de noviembre, en el marco del 3º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria. Este es el tercer encuentro de representantes de los países miembros del programa en 2017 y el primero que contará con la presencia de Ecuador, uno de los países que se sumaron a IberCultura Viva este año, junto con Guatemala. El anuncio de la adhesión de los dos nuevos integrantes se dio el 15 de octubre en la 7ª Reunión del Consejo, realizada en Lima (Perú) durante el 2º Encuentro Nacional de Puntos de Cultura.

Además de la bienvenida oficial de Ecuador, la agenda de trabajo para la 8a Reunión estará centrada en el análisis del Plan Estratégico Trienal (2018-2020) del programa y el Plan Operativo Anual 2018. Los dos temas empezaron a ser debatidos en el encuentro anterior, en Lima, así como el lanzamiento del Posgrado en Políticas Culturales de Base Comunitaria FLACSO-IberCultura Viva 2018.

La 7ª Reunión del Consejo Intergubernamental tuvo lugar en Lima, en octubre

Construido a lo largo de 2017, este curso se realizará de manera virtual junto a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), sede de Argentina. Se trata de una propuesta específica de formación en políticas culturales de base comunitaria, dirigida a efectores públicos de cultura, ya sean gestores, funcionarios/as o trabajadores/as estatales de las carteras de cultura nacionales y subnacionales, a gestores/as comunitarios y a miembros de organizaciones de la sociedad civil. La duración de la propuesta será de nueve meses, de marzo a diciembre de 2018, y la convocatoria ​estará destinada a los países miembro del programa IberCultura Viva.​

La 8ª Reunión del Consejo Intergubernamental también será la antesala de la ampliación del programa en la articulación con instancias subnacionales. Los días 22 y 23 de noviembre, el 2º Encuentro de Redes IberCultura Viva estará dedicado con exclusividad a la articulación de una red de gobiernos locales (municipales y/o provinciales). En las jornadas de trabajo para constituir la red de ciudades IberCultura Viva participarán funcionarios de una decena de ciudades de América Latina junto con representantes de organizaciones culturales comunitarias con experiencias de procesos de incidencia en la construcción de políticas culturales locales.

 

Tags | , , , , , ,

31

May
2017

EnNotícias

PorIberCultura

Las visitas a las comunidades en el marco de la 6ª Reunión: recuperando espacios, tendiendo puentes

En31, May 2017 | EnNotícias | PorIberCultura

“Los viejitos de este grupo nos divertimos/ al diablo con el dolor”, avisan los integrantes de la Murga Tres de Abril cantando y bailando. Están juntos hace una década, desde que empezaron los talleres de teatro en la zona (en el marco del Programa Esquinas de la Cultura, desarrollado desde 2005 por la Intendencia de Montevideo) e hicieron realidad el sueño de subir al escenario y salir en carnaval. Alegres, de cara pintada, riéndose de ellos mismos en sus ropas de espectáculo, los integrantes de esta murga de abuelos hicieron una bella presentación al final del primer día de la 6ª Reunión del Consejo Intergubernamental de IberCultura Viva en Uruguay.

La presentación de la murga comunitaria, que tuvo lugar en la sede de la Asociación Civil Monte de la Francesa, en el barrio Colón, cerró la programación del miércoles 24. Terminada la sesión en el Centro de Formación de la Cooperación Española, los participantes de la 6ª Reunión del Consejo se dividieron en dos grupos para hacer recorridos por diferentes municipios del departamento de Montevideo y conocer algunas iniciativas de cultura comunitaria desarrolladas conjuntamente por el Estado y la sociedad civil.

Los grupos contaron con representantes de los países miembros del programa, de la Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI), de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), del Ministerio de Educación y Cultura del Uruguay (MEC), del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), de la Intendencia de Montevideo y de la Unidad Técnica de IberCultura Viva.

Una parte se dirigió a los barrios Palermo/Barrio Sur, Bella Italia y Casavalle, y la otra fue al Cerro, al Paso de la Arena y al Colón. Gran parte de los proyectos visitados tienen una característica en común: se encuentran en espacios que estaban abandonados, pasaron por una recuperación y hoy son gestionados por vecinos y vecinas.

 

Integrantes del taller de canto coral del Monte de la Francesa

 

GRUPO 1

Primera parada: Cerro

Uno de los recorridos empezó por el Cerro, uno de los barrios más emblemáticos de Montevideo, que surgió como una villa (fundada en 1834 con el nombre de Cosmópolis) donde se afincaron inmigrantes de las más distintas procedencias. En el ex-Parador del Cerro los visitantes se encontraron con tres integrantes del colectivo Teatro para el Fin del Mundo (TFM), un programa de intervención iniciado en México en 2012 y que tiene entre sus actividades la realización de un festival artístico multidisciplinar.

Entre los principios de TFM está la reconstrucción de espacios que se encuentran en condiciones de abandono para promover programas culturales. “La idea es resignificar estos espacios y darles visibilidad con el enclave del trabajo territorial”, explicó la coordinadora de TFM Uruguay, Susana Souto. En las ruinas del Parador, por ejemplo, el grupo ofrece talleres artísticos para niños y adolescentes de la zona. La Planchada y el antiguo Frigorífico Castro son otros espacios del Cerro donde actúa el colectivo, que hoy cuenta con 30 integrantes.

Además del trabajo directo con la comunidad, el TFM promueve actividades orientadas a profesionales de las artes escénicas, con vistas al intercambio y la experimentación entre colectivos artísticos de diferentes países. Para eso desarrolla trabajos de residencia con grupos uruguayos interesados en intervenciones, y organiza el Festival de Teatro para el Fin del Mundo, que llegará a la tercera edición este año, del 1 al 5 de noviembre.

 

 

El colectivo TFM ocupa espacios abandonados en el Cerro de Montevideo

Segunda parada: Paso de la Arena

Desde el Cerro los visitantes se dirigieron al barrio Paso de la Arena, en la Casa Joven, donde estaban reunidos algunos participantes de Ronda Oeste, un colectivo de organizaciones que trabajan con niños, adolescentes y jóvenes en la Zona Oeste de Montevideo.

Considerada una referencia en términos de trabajo en red en Uruguay, Ronda Oeste surgió con la intención de tender puentes y promover actividades en común entre aquellos que ya estaban trabajando en la región, como el Liceo de Paso de la Arena, la UTU (Universidad del Trabajo del Uruguay), la Casa Joven, el Aula Comunitaria nº 4 y la Biblioteca Comunitaria Paco Espínola.

“Como organizaciones y proyectos de trabajo tenemos cierta autonomía en este colectivo, es decir, pre-existimos al colectivo (…). Lo que tratamos de hacer con la formación del colectivo es trascender los proyectos más puntuales y generar espacios de encuentro”, afirmó Camilo Silvera, coordinador del Aula Comunitaria, resaltando que algunos de los proyectos son de gestión pública (caso del liceo), y otros son de organizaciones que convenian con el Estado, como la Casa Joven. La biblioteca comunitaria es la única 100%  gestionada por los vecinos.

Financiado por los fondos concursables del Ministerio del Desarrollo Social, Ronda Oeste promueve en la zona una serie de actividades culturales entre los meses de septiembre y diciembre. Títeres, teatro, planetario móvil, música y cine han llegado de forma gratuita a diferentes barrios del oeste montevideano por medio de este proyecto conjunto de las organizaciones.

 

Visitantes e integrantes del colectivo Ronda Oeste, en la Casa Joven

 

Tercera parada: el castillo

Castillo Idiarte Borda

La tercera parada del recorrido fue en un castillo que empezó a ser construido en Villa Colón en 1896, al mando del entonces presidente de la República, Juan Idiarte Borda. Pensando en vivir allí los meses de primavera y verano, Borda encomendó una mansión en estilo francés, neoclásico, con cinco niveles y amplios jardines, pero no llegó a ver la edificación terminada. Víctima del único magnicidio registrado en la historia de Uruguay, fue asesinado por un teniente en agosto de 1897. Llevó una bala en el corazón, frente al Club Uruguay.

Tras décadas de historias de fantasmas, luces en las ventanas de las torres, invasión de indigentes y otros casos de apariciones, el Castillo Idiarte Borda pasó a funcionar como un centro cultural que ofrece actividades gratuitas a los vecinos, como talleres de teatro, ballet, percusión, piano, guitarra, gimnasia, tejido, kárate y filosofía. La casa es propiedad de unos españoles y estuvo abandonada por mucho tiempo, hasta que la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación la recibió en comodato y pasó a financiar su mantenimiento, los gastos de energía eléctrica, agua y la seguridad. La Intendencia de Montevideo colabora con su programa Esquinas, aportando docentes en algunas disciplinas artísticas.

Quién gestiona el espacio es un grupo de vecinos, que desde hace cuatro años aportan voluntariamente su trabajo y que  formaron una asociación civil en 2015. “Cuando ingresamos no había nada. La casa estaba abandonada, se había prendido fuego en el piso, estaba todo muy feo”, recordó en el paseo Fabiana Scirgalea, la vecina que hoy responde por la presidencia de la Asociación de Amigos del Castillo Idiarte Borda. “Este es el orgullo más grande: es un lujo que la gente venga acá. No importa si tienen dinero o no, las puertas están abiertas”.

 

Fabiana Scirgalea (C): “Este es el orgullo más grande: es un lujo que la gente venga acá”

 

GRUPO 2

Las Usinas Culturales

La Casa de la Cultura Afrouruguaya, donde empezó el recorrido del segundo grupo, es una construcción que data de aproximadamente 1865, y que estaba en estado de derrumbe hasta que se consiguió el apoyo financiero de la Cooperación Española para abrigar este espacio de la colectividad afrodescendiente del Uruguay. La casa está abierta desde diciembre de 2011, como una institución sin fines de lucro dedicada a promover el conocimiento, la valoración y difusión del aporte de los afrodescendientes y su acervo histórico, así como la creación y recreación de sus manifestaciones artísticas, culturales y sociales.

La Casa de la Cultura Afrouruguaya, en Palermo

En ella también funciona la Usina Cultural Palermo, una de las 17 Usinas Culturales instaladas en Uruguay. Estos centros regionales equipados con salas de grabación musical y/o equipamiento para la producción audiovisual conforman un programa de la Dirección Nacional de Cultura que busca descentralizar el acceso a la producción cultural, instalando infraestructura en lugares que tengan un notorio déficit de estas actividades, y dirigiendo especialmente sus objetivos a jóvenes en situación de pobreza.

Además de la sala de grabación de Palermo, los visitantes conocieron la Usina Cultural Bella Italia, inaugurada en 2013 en el Mercadito del barrio, y desde entonces gestionada por una comisión de vecinos. Las Usinas de Bella Italia y Palermo son los dos proyectos que el programa de la Dirección Nacional de Cultura instaló por convenio con asociaciones civiles (los otros centros regionales se tratan, en su mayoría, de convenios con las intendencias).

La Fábrica de Turismo

El grupo también pasó por el Centro Cultural C1080, en el Barrio Sur, conocido como la cuna del candombe y de la cultura afro-uruguaya. La asociación está vinculada a una de las grandes comparsas del carnaval uruguayo (Cuareim 1080, la C1080), que tenía su sede en el histórico Conventillo de Medio Mundo, “donde empezó la historia de amor del candombe con el Barrio Sur”, como contó el músico Miguel Almeida.

Miguel es el guía turístico de la Fábrica de Cultura que organiza el “Paseo Barrio Sur Candombe – una forma de vivir y sentir”, en el que relata –a partir de la historia del conventillo y con la participación de los vecinos– la historia de los tambores y de la gente del barrio. El Medio Mundo tuvo un rol tan importante en la consolidación de este género musical en Uruguay que el Día Nacional del Candombe es celebrado el 3 de diciembre, fecha en que se demolió esta edificación (en 1978).

La Fábrica de Turismo Cultural es una de las 29 Fábricas de Cultura que la Dirección Nacional de Cultura ha creado en Uruguay los últimos 10 años, para llevar adelante espacios de formación y desarrollo de emprendimientos culturales.Las Fábricas se dedican a un amplio abanico de artes y oficios, desde la producción de muebles hasta la joyería, pasando por el patrimonio inmaterial como en el caso del turismo cultural, y este año –como agradecimiento por el apoyo recibido– fueron tema del espectáculo de carnaval  de la comparsa C1080.

Miguel (D) es el guía turístico del Paseo Barrio Sur Candombe

El complejo Sacude

El recorrido del grupo terminó en el Complejo Municipal Sacude, un proyecto que busca mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas mediante la promoción de su acceso a la salud, la cultura y el deporte (el nombre “Sacude” viene de ahí: salud + cultura + deporte).

Alba Antúnez coordina el Programa Esquinas

Construido en 2010 en el marco de la regularización de tres asentamientos de la zona de Casavalle, el Sacude está gestionado por representantes de la Intendencia de Montevideo y por vecinos y vecinas del barrio. La comisión de cogestión es el órgano máximo de decisión del complejo. Está integrada por tres técnicos de la Intendencia, responsables de cada una de las áreas (salud, cultura y deporte), tres vecinos elegidos por sus pares, también por cada una de las tres áreas, el coordinador de gestión (de la Intendencia de Montevideo), un representante del Municipio D y un integrante del concejo vecinal. Todos ellos tienen un voto y las decisiones se adoptan por mayoría absoluta.

“La Intendencia hizo una intervención para recuperar urbanísticamente el barrio”, comentó Alba Antúnez, coordinadora del Programa Esquinas de la Intendencia de Montevideo. “Cuando se recuperó el barrio y ya se tenía todo acondicionado en términos de saneamiento, los vecinos pudieron tener acceso a un fondo propio para construir lo que les interesaba. Y los más veteranos, básicamente mujeres, donaron el fondo para que se construyera la parte cultural del barrio. Argumentaron que sabían lo que debía significar para sus nietos en términos de valores e integración. Desde el punto de vista económico fue mínimo lo que se aportó, pero simbólicamente fue muy fuerte. Ellos sienten que eso es de ellos”.

Los vecinos del teatro

Al fin de los recorridos, los dos grupos de visitantes se encontraron en el Teatro de Verano de Colón, donde está la Asociación Civil Monte de la Francesa. En 1997, un grupo de vecinos se enteró de que se había firmado un decreto por el cual se disponía la demolición del Teatro de Verano y decidió formar una comisión para tratar de evitarlo. Tras presentar a la Intendencia en 2001 un proyecto que tenía como centro el teatro, esta comisión vecinal inició una serie de tareas para recuperar el Teatro de Verano de Colón y el espacio verde en el que se encuentra, conocido como el Monte de la Francesa.

Actualmente el teatro tiene como finalidad ser un espacio abierto de uso comunitario, donde se realizan talleres gratuitos de candombe, murga, maquillaje artístico, canto coral, danzas, fotografía, etc, financiados a través de convenios con la Intendencia y aportes de la asociación que vienen fundamentalmente de la actividad del carnaval. También se organizan charlas variadas, generalmente sobre temas relacionados con los derechos humanos, y las celebraciones del Día del Niño, con espectáculos y juegos. La recuperación de valores y la promoción del respeto y la seguridad son considerados pilares fundamentales para este espacio de inclusión social autogestionado por los vecinos.

“Buscamos mejorar la zona para que la recuperación del teatro no fuera vista solamente del punto de vista arquitectónico, sino como una recuperación del espacio, para que la gente volviera a recuperar el sentido de identidad y pertenencia”, destacó Luis Guerreiro, uno de los vecinos integrantes de la asociación. “Hace 10 años nadie transitaba por esta zona. Hoy vemos a la gente caminando por las calles por la noche. Por eso es interesante el trabajo de la comunidad, la autogestión de los espacios. Además de tener la capacidad de identificar los problemas que tiene, la gente encuentra la solución para ellos. El Estado debería proveer los recursos necesarios y creer más en la gente para poder mejorar o cambiar la realidad del país”.

 

Creyendo en la gente

Los mayores de la murga, que se pintan la cara, se ríen de las limitaciones de la edad con sus canciones satíricas de carnaval, y realizan antiguos sueños, son también un buen ejemplo de lo que decía Luís: que es necesario creer más en la gente. O de lo que afirmaba Alba Antúnez al final de la presentación de los “viejitos” con su alegría contagiante. “Cada vez que nos acercamos a los vecinos, hay una fuerza que estamos obligados a no perder nunca. Debemos tener siempre presente que lo único valioso es esto: la gente, el ser humano. Somos nada más que humanidad caminante. Y esta es nuestra grandeza”.

Tags | , , ,

26

May
2017

EnNotícias

PorIberCultura

6ª Reunión del Consejo Intergubernamental: Argentina asumirá la presidencia del programa

En26, May 2017 | EnNotícias | PorIberCultura

La República Argentina tendrá la presidencia del programa IberCultura Viva durante los próximos tres años. La decisión fue acordada este jueves (25) por consenso de los representantes de los gobiernos de ocho países, en la 6ª Reunión del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva, realizada en Montevideo, Uruguay. Brasil estuvo frente al programa desde el inicio de su implementación, en 2014. Además de responder por la presidencia, la Secretaría de Ciudadanía y Diversidad Cultural del Ministerio de Cultura de Brasil (SCDC/MinC) fue la sede de la Unidad Técnica de IberCultura Viva en estos primeros tres años del programa. Con el fin del mandato, se decidió que la Unidad Técnica también dejará Brasilia en julio de 2017, pasando a tener como sede la ciudad de Buenos Aires.

La función de la vicepresidencia, ejercida por Argentina desde 2016, será dividida por dos países –Chile y Uruguay– hasta junio de 2020. El gobierno chileno responderá por la primera mitad del mandato, hasta fines de 2018. El gobierno uruguayo asumirá la segunda mitad. El Comité Ejecutivo, que acompaña a la Unidad Técnica en la ejecución de los trabajos e integrado hasta ahora por Argentina, Chile y Costa Rica, estará conformado a partir de julio por Brasil, El Salvador y Perú. Uruguay y Chile, en los períodos en que no estarán encargados de la vicepresidencia, se sumarán al trío de países del Comité Ejecutivo.  

La programación de la 6ª Reunión del Consejo Intergubernamental comenzó en la mañana de miércoles (24), en el Centro de Formación de la Cooperación Española en Montevideo, y terminó este viernes (26) con un encuentro de representantes de organizaciones uruguayas que trabajan con cultura comunitaria en el Centro Cultural Misterio. Alrededor de 100 personas, entre gestores públicos y participantes de colectivos y organizaciones, estuvieron reunidas a lo largo del día en las mesas de trabajo “Participación en los contextos de cultura comunitaria” y “Formación en los ámbitos de la cultura comunitaria”. El encuentro marcó el inicio de una construcción colectiva –del gobierno uruguayo con la sociedad civil–  de un programa Puntos de Cultura en el país.

Los participantes de la 6ª Reunión en el Centro de Formación de la Cooperación Española en Montevideo (Foto: Clara Belda/CFCE)

Dos días de evaluaciones

Los dos primeros días de la reunión del Consejo en Montevideo se presentaron informes de desempeño técnico y financiero del programa en el período de 2014 a 2017, análises de las convocatorias de Intercambio y Apoyo a Redes (lanzadas, respectivamente, en 2015 y 2016), propuestas de plan operativo para los próximos seis meses, las líneas de acción y los objetivos estratégicos para el trienio siguiente.

En el apertura del evento, Débora Albuquerque, secretaria de Ciudadanía y Diversidad Cultural del Ministerio de Cultura de Brasil y presidente del Consejo Intergubernamental, resaltó la importancia del encuentro y su diferencia en relación a los cinco anteriores. “Estamos terminando el primer mandato y este es el momento de hacer evaluaciones, análisis y reflexiones, de los avances del programa en este primer trienio. Sabemos que Brasil es protagonista en esta política (de Cultura Viva), pero aún tenemos que avanzar mucho, y este programa trae la posibilidad real de intercambio, de intercambio de experiencias y crecimiento, de poder fomentar y estimular las culturas de base comunitaria de la región”, afirmó.

La mesa de apertura: Sergio Mautone, Débora Albuquerque, Ricardo Ramón y Marcos Acle

Además de la secretaria de Ciudadanía y Diversidad Cultural del Ministerio de Cultura de Brasil, participaron en la mesa de apertura Sergio Mautone, director de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay; Marcos Acle, gerente de Cooperación de la Oficinal Sub-Regional de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), y Ricardo Ramón Jarne, director del Centro de Formación de la Cooperación Española. Estuvieron presentes representantes de gobiernos de ocho de los nueve países miembros del programa IberCultura Viva: Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, España, Perú y Uruguay.

Begoña Ojeda (Uruguay), Débora Albuquerque, Diego Benhabib (Argentina), Emiliano Firmani (Unidad Técnica), Fresia Camacho (Costa Rica), Moira Delano (Chile) y Amira Lizarazo (OEI)

Programa de formación

Una de las propuestas presentadas en el primer día del encuentro del Consejo fue la de un programa de formación IberCultura Viva: un proyecto de formación en políticas culturales de base comunitaria orientado a organizaciones, agentes y colectivos culturales (por medio de una convocatoria para proyectos nacionales, bilaterales o multilaterales), y otro dirigido a gestores públicos (un curso virtual internacional). La propuesta, elaborada por la Unidad Técnica del programa, tuvo como base un levantamiento de 107 cursos de formación en políticas y en gestión cultural identificados en 17 países del Espacio Cultural Iberoamericano.

También fueron discutidas colaboraciones con otros programas iberoamericanos de cooperación, como Ibercocinas, Iberrutas y la Televisión Educativa Iberoamericana, y con la organización del 3º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria, que se realizará entre los días 20 y 25 de noviembre de 2017 en Ecuador.

El equipo de la SEGIB: Jacqueline Maitza, Gabriela García y Marcos Acle

Además, los participantes de la reunión decidieron por consenso que la administración del fondo IberCultura Viva, actualmente a cargo de la Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, Ciencia y Cultura (OEI – Oficina Regional de Brasilia), pasará a ser responsabilidad de la Secretaría General Iberoamericana, por medio de la Oficina Subregional del Cono Sur de la SEGIB, sediada en Uruguay. El fondo está conformado por las cuotas pagadas anualmente por los países miembros do programa (los valores establecidos varían de país para país).

En el cierre de la reunión del Consejo, este  jueves (25), Diego Benhabib, coordinador del programa Puntos de Cultura de Argentina, agradeció a la confianza de los países miembros, “la generosidad de Brasil”, y habló de la responsabilidad de asumir la presidencia en este momento. “Es un compromiso que fuimos construyendo a lo largo de los años y esperamos estar a la altura de lo que Brasil ha significado para este proceso. Queremos poder dar nuestro aporte también y después de tres años encontrar otro país en condiciones de asumir esta tarea, trabajando colectivamente para fortalecer las políticas de base comunitaria en los países de la región y hacer crecer esta política en toda Iberoamérica”.

 

Para descargar:

El acta de la 6ª reunión del Consejo Intergubernamental

Tags | ,