Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Experiencias

Somos – Comunicação, Saúde e Sexualidade: la militancia por el arte de la comunidad LGBT

Por IberCultura

En05, May 2016 | En | PorIberCultura

Somos – Comunicação, Saúde e Sexualidade: la militancia por el arte de la comunidad LGBT

Texto: Cristiane Nascimento
Asesoria de Comunicación/ Ministerio de Cultura de Brasil

Valerse del arte y de la comunicación para la quiebra de paradigmas, comprendiendo tales áreas como potentes medios de transformación social y cultural. Esa es la base de Somos – Comunicação, Saúde e Sexualidade, organización no gubernamental (ONG) de Porto Alegre (Rio Grande do Sul) reconocida como Punto y Pontón de Cultura por el Ministerio de Cultura de Brasil (MinC).

La organización nació en 2001, tras la reunión de un grupo de militantes de la lucha contra Sida y del movimiento de lésbicas, gays, bisexuales, travestis, transexuales y transgéneros (LGBT), con la propuesta de desarrollar acciones sociales dirigidas a la comunicación y la salud. En un periodo anterior a las redes sociales, hoy intrínsecas al cotidiano, el grupo ya ensayaba algunas movilizaciones sobre el tema en internet.

somos-campanha-acredite-em-sonhos

Campaña “Acredite em sonhos, provoque mudanças” (Cree en sueños, provoque cambios, 2011)

Desde aquel entonces, Somos fue muchas cosas. El arte llegó tímido, representado inicialmente por acciones de carácter más educativo e informativo. Poco a poco, fue ganando espacio dentro de la institución, que pasó a crear, producir y difundir acciones artísticas y culturales con temáticas vinculadas a la diversidad de expresiones de la sexualidad humana, con foco en la cultura LGBT. Finalmente acabó transformándose en el principal instrumento de concientización de la ONG.

somos-sandro-ka

Sandro Ka es director financiero de Somos y el responsable por las iniciativas de comunicación y cultura

“Las estrategias que usan las vías de lo sensible son extremadamente importantes para la quiebra de paradigmas y esenciales para que acabemos con el prejuicio. Percibimos, por ejemplo, que un espectáculo sobre ‘travestilidad’ es mucho más potente y se hace oir mucho más que un discurso político propiamente dicho o un material informativo”, afirma Sandro Ka, director financiero de Somos, también responsable por las iniciativas de comunicación y cultura. “Las escenas allí presentadas continúan reverberando dentro de aquellos que las presenciaron, poniendo sus convicciones en cheque. El arte posibilita que veamos la vida con otros ojos y salgamos del lugar común. Es algo que funciona de dentro para fuera y acaba cambiando nuestra manera de pensar y entrar en acción”, destaca.

En 2005 la ONG fue reconocida como Punto de Cultura. El grupo posee un centro de documentación con centenas de libros y filmes que tratan de los derechos humanos y de la diversidad sexual. El proyecto seleccionado en la convocatoria tenía como objetivo justamente la ampliación de ese acervo, en volumen y accesos. En la ocasión, la organización salió en caravana por el estado de Rio Grande do Sul, realizando presentaciones y debates sobre el tema.

Tiempo después, en 2009, se reconoció la organización como Pontón de Cultura, cuando pasó a articular un conjunto de iniciativas culturales, desarrollando acciones de movilización, formación y mediación no solo en Porto Alegre, sino en ámbito nacional. El grupo pasó a brindar talleres de lenguajes diversos, entre ellos cine, danza y teatro, con un abordaje transversal, abarcando cuestiones de género y diversidad sexual.

Mapeo cultural LGBT

Otro brazo del Pontón fue el mapeo cultural LGBT, con visitas in loco a diversas ciudades brasileñas –entre capitales o municipios emblemáticos para la escena LGBT– para el registro de manifestaciones artísticas y culturales vinculadas y representativas de la población LGBT. “Teníamos el objetivo de hacer un levantamiento inicial sobre la producción artística y cultural de este público, posibilitando, así, una mirada a lo que se produce de calidad dentro de este segmento, fundamental, incluso, para la creación de una identidad”, afirma Sandro.

somos-lorna-washington

Lorna Washington, artista transformista visitada por el equipo de Mapeo Cultural LGBT

 

El director cuenta que, por medio del proyecto, pasó por 18 ciudades brasileñas, donde pudo presenciar y registrar un escenario significativo de arte transformista y paradas de orgullo LGBT. A pesar de la calidad, Sandro pudo ver algunas fragilidades. “Ya existe una producción de calidad, pero que al mismo tiempo es muy frágil. Principalmente porque la memoria de esa producción es muy frágil. Muchas cosas se pierden con el paso del tiempo”, dice.

El grupo posee una serie de registros de arte vinculado a la cultura LGBT de todo el país, con textos, fotos e videos, producidos durante estas visitas. Según Sandro, la idea es poner a disposición todo ese material para consulta online, incluso para garantizar la memoria de las acciones.

Pontón de cultura

Como Pontón de Cultura, Somos promovió y articuló una serie de actividades culturales que atravesaron no sólo las fronteras de la institución, sino gradualmente, del estado y del país. Bailarín y drag queen desde hace más de 18 años, Nilton Júnior llegó a impartir talleres de danza en Somos. En perspectiva, cree que la efervescencia cultural generada por la ONG hace algunos años fue fundamental para la identidad y la promoción de la cultura LGBT en Porto Alegre.

“Propicié caminos para que se sensibilizasen y descubriesen su propio potencial artístico. Bajo preceptos de danza contemporánea, trabajábamos mucho con la expresión corporal. Los talleres no tenían nada que ver con drag queen y, aún así, muchos acabaron retomando o siguiendo una trayectoria artística posteriormente. Lo que siempre dije es que si tenían algo que decirle al mundo, sería posible encontrar un modo de expresión artística para ello. Creo que mi papel, en ese sentido, fue el de plantar una semilla”, dice.

Eduardo-Guedes-foto-pedro-monsev

Eduardo Guedes empezó a concretar su interés por el arte de travestirse en la ONG Somos (Foto: Pedro Monsev)

Eduardo Guedes fue uno de esos alumnos. Hoy DJ, drag queen y promotor cultural, afirma que, aunque siempre tuviera un interés especial por el arte performática de travestirse, eso realmente comenzó a concretarse en Somos. En la organización, llegó a frecuentar talleres no solo de danza, sino también de teatro, cine y fotografía.

“Gracias a Somos soy lo que soy hoy. Fue allí donde yo y muchos colegas empezamos a tener conciencia de que no había nada de equivocado en ser gays. Y creo que la danza y el teatro, principalmente, tuvieron un papel esencial en ese proceso, pues exigían que pusiéramos la cara al sol y nos encaráramos a nosotros mismos. Permitieron una expresión que acabó por libertarme”, cuenta.

También como Pontón de Cultura, en 2010 Somos creó Close – Festival Nacional de Cine de la Diversidad Sexual, que incluye una muestra de cine competitiva con cortometrajes brasileños y la exhibición de películas que tratan de la temática LGBT. El corto “Eu não quero voltar sozinho” (Yo no quiero volver solo), precursor del largometraje “Hoje eu quero voltar sozinho” (Hoy yo quiero volver solo), fue uno de los destaques de la primera edición del festival.

somos-close

Close – Festival Nacional de Cine de la Diversidad Sexual

Actualmente, la muestra integra el circuito alternativo LGBT, consolidándose, incluso, como la referencia más importante de la producción audiovisual brasileña de temática de la diversidad sexual. A pesar del recorte temático, como cualquier otro festival de cine, la premiación sigue preceptos técnicos.

Emprendiendo el vuelo

Durante-seis-meses-Silvero-Pereira-realizou-um-trabalho-de-interação-com-travestis-e-transformistas-da-região-Sul.-Foto-Luciane-Pires-Ferreira-Divulgação-960x720

Silvero Pereira hizo un trabajo de interacción con travestis y transformistas de la región Sur de Brasil. (Foto: Luciane Pires Ferreira)

En medio de sus andanzas por el país como representante e investigador de la cultura dirigida a la diversidad sexual, Sandro Ka conoció a Silvero Pereira, actor, productor y director teatral vinculado a la cultura LGBT del estado de Ceará y también integrante del colectivo artístico As Travestidas. Los puntos de encuentro entre los dos productores culturales fueron claros desde el inicio, así como el deseo de una colaboración. Los casi 4 mil kilómetros que separan Fortaleza de Porto Alegre no facilitaban, sin embargo, un diálogo más contínuo.

En 2012 el Ministerio de Cultura de Brasil, por medio de la Fundación Nacional de Artes (Funarte) y de la Secretaría de Ciudadanía y Diversidad Cultural (SCDC), lanzó la convocatoria “Bolsa Interações Estéticas – Residências Artísticas em Pontos de Cultura” . El programa tenía como objetivo apoyar proyectos de diferentes segmentos artísticos por medio del intercambio cultural entre artistas de Brasil y la red de Puntos de Cultura.

Entre los 52 proyectos contemplados en la convocatoria estaba “BR-TRANS: Cartografia Artística e Social do Universo Trans no Brasil”, presentado por Silvero Pereira. Durante seis meses, el artista realizó un trabajo de interacción con travestis y transformistas de la región Sur de Brasil, además de una investigación sobre el prejuicio, la visibilidad trans y el arte como instrumentos de provocación y cambios sociales.

“Vivimos en una sociedad que se dice democrática y respetable, pelo tenemos uno de los mayores índices de asesinatos y agresiones de travestis y transgéneros del mundo”, afirma el artista cearense. “En este ámbito logramos, por medio del arte, acceder y tener un impacto en la sociedad de manera más inmediata. El arte tiene poder de catarsis e identificación, volviendo eventuales cambios mucho más acelerados”, concluye.

De su interacción e investigación realizadas con el apoyo de Somos, nació el espectáculo BR Trans, que reunió fragmentos reales de la vida de los travestis, transexuales y transformistas con los que convivió en ese período, trayendo a discusión historias de exclusión, violencia, afecto, deseos y transformaciones.

equipe-br-trans-foto-luciane-pires-ferreira

El equipo del espectáculo BR Trans (Foto: Luciane Pires Ferreira)

La obra ganó vida en 2013 y desde entonces ha generado una serie de frutos. BR Trans pasó por decenas de ciudades brasileñas, sumando varios premios en muestras y festivales. En julio de 2015, representó a Brasil en el International Hispanic Theatre Festival of Miami, en los Estados Unidos y, en mayo de 2016, deberá presentarse en Alemania.

intervencao-sandro-ka

Intervención artística sobre religión y sexualidad producida por Sandro Ka en 2008

Más allá del arte

Aunque Somos tenga una fuerte presencia en la escena cultural LGBT de Porto Alegre, Sandro Ka cree que lo importante es -más que esas movilizaciones en torno al arte- las huellas que han dejado en la sociedad. “Son pequeños logros que poco a poco van cambiando nuestro cotidiano. Son pasos minúsculos frente a las innúmeras dificultades que enfrentamos, pero no dejan de ser importantes”, afirma.

Para él, los cambios comportamentales y culturales –en un sentido más amplio, no necesariamente artístico– son los mayores logros de la ONG en la que participa desde 2005. Logros que siente en la piel. “Soy agente y objeto de esta lucha. Vivo las urgencias en las cuales me involucro y por las cuales trabajo. Soy agente y objeto inmediato de todas las mejoras de condiciones de vida y ciudadanía generadas por esa lucha. Es lo que hace sentirme ciudadano y tener el deseo de continuar luchando.”

Una mayor aceptación social y cultural de la diversidad sexual, la difusión de la utilización de nombres sociales y el reconocimiento de las bodas homoafectivas y de la adopción de niños por parejas homosexuales, son algunos de los pequeños grandes pasos que Ka acompañó en los últimos años.

En el caso de la unión homoafectiva, Somos tuvo un rol fundamental. En 2011, a partir de una acción judicial impetrada por la organización, el Superior Tribunal de Justiça (STJ) reconoció el derecho a la unión civil a una pareja de mujeres de Rio Grande do Sul, dando espacio a una jurisprudencia de la causa.

“Es muy bueno poder mirar hacia atrás y ver que muchos sueños que parecían utópicos acaban por consolidarse. Hoy tenemos acceso a algunos derechos, podemos andar más libres y tenemos más espacio para ejercer nuestra sexualidad. Sólo espero que esos logros continúen y que los derechos iguales dejen de ser algo utópico”, afirma.

(*Texto publicado el 5 de mayo de 2016)

Fuente: Plataforma Rede Cultura Viva