Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Experiencias

Proyecto Árbol: comunicación participativa para fortalecer la identidad y el sentido de pertenenciaProyecto Árbol: comunicación participativa para fortalecer la identidad y el sentido de pertenenciaProyecto Árbol: comunicación participativa para fortalecer la identidad y el sentido de pertenenciaProyecto Árbol: comunicación participativa para fortalecer la identidad y el sentido de pertenenciaProyecto Árbol: comunicación participativa para fortalecer la identidad y el sentido de pertenenciaProyecto Árbol: comunicación participativa para fortalecer la identidad y el sentido de pertenencia

Por IberCultura

En24, Nov 2015 | En | PorIberCultura

Proyecto Árbol: comunicación participativa para fortalecer la identidad y el sentido de pertenencia

Parecía una tarea sencilla: el entrevistador debería ir a un barrio, parar a un morador y pedirle que contestara una pregunta cualquiera frente a la cámara. Simples ¿no? Para nada. “Decían que no tenían nada importante que decir. Eso era fuertísimo y era una sensación constante: los que hablan por la televisión son otros”, cuenta Juan Russi en uno de los programas Hacé y mostrá, de TV Ciudad, el canal cable de la Intendencia de Montevideo (Uruguay).

Juan Russi habla en plural porque incluye en su conversación a dos colegas de TV Ciudad, Andrea Ostuni y Florencia Villaverde, con quienes acabó creando un proyecto de televisión comunitaria para cambiar aquella realidad: el Proyecto Árbol. La iniciativa, desarrollada desde 2003 en varias localidades de Uruguay, surgió para poner a la gente en un lugar protagonista y mostrar que todos tenían algo que decir, que tenían que ser las voces de su barrio.

Juan, Andrea y Florencia decidieron crear este proyecto después de participar en un taller de videos comunitarios propuesto por un grupo de salvadoreños, en 2002. Enviados por la TV Ciudad, donde trabajaban, no tenían idea de lo que iban a encontrar y acabaron muy impactados con la experiencia. Y pasaron entonces a encarar el audiovisual de otra manera, a mirarlo desde una perspectiva comunitaria.

 

Primeros videos

En la etapa piloto, iniciada con la colaboración del canal Ciudad, fueron invitadas cuatro organizaciones a producir sus propios audiovisuales (aún se trabajaba con VHS) y contar historias sobre su localidad en videos de 10 minutos. Más que el resultado, lo que importaba era el proceso, la movilización, la integración de la comunidad en torno a la producción del video. La recepción fue tan buena que en poco tiempo había un montón de gente movilizada en torno a la iniciativa.

El primer año se trabajó con organizaciones comunitarias, que produjeron programas sobre los barrios Colón, Malvín, Cerro y La Teja. En 2004 se amplió la convocatoria a toda persona que deseara participar. Cerca de 40 grupos manifestaron interés y 10 de ellos se sumaron a los que estaban trabajando desde el año anterior. Y así el proyecto fue creciendo y llegando a otros puntos del país, involucrando a un público muy heterogéneo, desde los niños de escuela hasta los mayores de 70 años.

En 2009, además de comenzar a trabajar en otras ciudades uruguayas, no sólo en Montevideo, se fundó la Organización Árbol, “un medio de diálogo y de encuentro entre realidades diversas, un espacio abierto para la construcción de subjetividades, la recuperación de la memoria y de la cotidianeidad, para la creación de estéticas y narrativas propias”.

Entre 2009 y 2013, unos 100 grupos de diversas comunidades de Montevideo y del interior del país realizaron audiovisuales comunitarios y participaron de procesos de formación en comunicación comunitaria y todas las etapas de la realización audiovisual, de forma abierta y gratuita.

El proceso

La metodología de trabajo de Árbol implica apoyar a los grupos para que realicen sus videos. Para ordenar el proceso se propone que cada taller se enfoque en uno de los pasos necesarios para realizar un audiovisual comunitario. Se visualiza el tema a tratar,  la historia, de ahí se pasa al guión, luego se ven los elementos del lenguaje audiovisual, narrativos y técnicos, después viene la etapa de edición y de difusión.

Una vez realizado el video, se exhibe en la televisión o de forma online. Sin embargo, el proceso no termina ahí. Es necesario volver a la comunidad donde se trabajó y gestionar una proyección pública allí mismo, para todos. En una plaza, por ejemplo, con todos juntos, sentados delante de la pantalla. Y es así, con el autoreconocimiento, como comienza de hecho el diálogo entre los vecinos. O sea, cuando todo termina es cuando en realidad empieza.

 

Sin recursos

Tras la experiencia de 2013 el equipo del Proyecto Árbol no volvió a realizar talleres en las comunidades, porque eso requiere recursos, y no pudieron contar en el año 2014 con los apoyos históricos del proyecto. Siguen, sin embargo, buscando nuevas formas de financiación para poder darle continuidad y gestionando la organización de forma voluntaria, sosteniendo las áreas de formación, gestión, producción, los espacios de comunicación y el Colectivo, que es el órgano directivo de la Organización Árbol.

Desde el área de formación el equipo continúa el diálogo con los diversos grupos, comunidades, personas que se acercan por distintas inquietudes. Aunque no realice los talleres, continúa apoyando la realización de videos comunitarios de otras maneras, ya sea prestando equipos, juntándose con grupos realizadores para poder intercambiar su proceso, despejando dudas técnicas, etc, además de llevar a cabo y participar de otros proyectos.

 

Hacé y mostrá

Este año, el día 2 de octubre, se estrenó la cuarta temporada del programa Hacé y mostrá – Televisión comunitaria, en la cual se emiten los contenidos creados en el marco del Proyecto Árbol, además de otros contenidos comunitarios generados en la región.

En la emisión de 2015 se incluyen los videos del Proyecto Árbol 2013, que contó con dos ramas, es decir, dos procesos de formación y apoyo a los grupos para que produjesen sus videos. Fueron dos ramas territoriales que reunían a diversas comunidades de dos barrios montevideanos: Goes (participaron murgas, bandas, colectivos de la zona como Radio Vilardevoz, etc) y Casavalle (participaron Clubes de Niños, grupos de adolescentes, policlínicas barriales, entre otros).

En total se emitirán 15 videos realizados en 2013 por grupos de los barrios Goes y Casavalle, así como cortos documentales producidos por Árbol sobre los procesos de algunos de estos colectivos. También se incluirán otros videos comunitarios hechos de forma independiente en Uruguay.

Los programas muestran bien qué representa para los vecinos ver a su comunidad en un video realizado por los jóvenes del barrio. “Un orgullo”, afirma una señora tras la proyección final en la plaza del barrio. “Una experiencia inolvidable, excepcional”, dice un joven “director” sobre la participación de la comunidad en la producción. Y así, compartiendo y pensando juntos cómo contar sus propias historias, los vecinos acaban llegando a lo que realmente importa: el fortalecimiento de su identidad y del sentido de pertenencia.

 

Sepa más:

http://www.arbol.org.uy

https://www.facebook.com/Proy.Arbol