Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Experiências

Colectivo Cultural Polanco: los sueños y esfuerzos de un grupo de amigos para transformar la realidad del barrioColectivo Cultural Polanco: los sueños y esfuerzos de un grupo de amigos para transformar la realidad del barrioColectivo Cultural Polanco: los sueños y esfuerzos de un grupo de amigos para transformar la realidad del barrioColectivo Cultural Polanco: los sueños y esfuerzos de un grupo de amigos para transformar la realidad del barrioColectivo Cultural Polanco: los sueños y esfuerzos de un grupo de amigos para transformar la realidad del barrio

Por IberCultura Viva

En04, Apr 2016 | En | PorIberCultura Viva

Colectivo Cultural Polanco: los sueños y esfuerzos de un grupo de amigos para transformar la realidad del barrio

La Colonia Lomas de Polanco existe desde 1960. Con aproximadamente 20 mil habitantes, en su mayoría obreros y comerciantes independientes, es un barrio de la ciudad de Guadalajara, México, que tiene problemas añejos y nuevos. Entre ellos, inundaciones fuertes en sus calles que en tiempo de lluvias asfixian su vialidad, falta de escrituración o situación legal de sus casas, robos y narcotráfico. Con vistas a reconstruir el tejido social y lograr el bienestar de los habitantes, un grupo de voluntarios allí desarrolla actividades culturales, artísticas, formativas e informativas desde 2007.

IMG_2395

Norberto, el fundador del colectivo, con los niños de la colonia

“Cuando se retiró un proyecto que tuvieron los jesuitas con los jóvenes, algunos de ellos formamos un primer colectivo en los años 90, ya independientes de la parroquia de la colonia. En el año 2007, después de unas elecciones fraudulentas en mi país y con ganas de hacer algo para transformar la realidad, invité a varios amigos para conformar el actual Colectivo Cultural Polanco”, cuenta Norberto Villaseñor Montes, el fundador del grupo, que ya había tenido experiencia de trabajo voluntario en las comunidades eclesiales de base (CEBS) de la región.

Integrado por un activista cultural, dos obreros, una socióloga, un psicólogo, una maestra de educación especial, dos amas de casa y una licenciada de artes visuales, el colectivo produce un festival artístico cada mes, con artistas de la colonia y de la ciudad. “Aquí se presenta todo tipo de arte y de género, siempre y cuando no promuevan antivalores”, afirma Norberto, destacando también que el Colectivo Cultural Polanco es plural y su conformación de integrantes es “en base a que se pondera el servicio a la comunidad desde nuestras habilidades y no habilidades”.

En el festival, además de los artistas, se invitan a especialistas en temas como la protección del medio ambiente, los derechos humanos y las alternativas de consumo, para que dialoguen con el público que asiste al evento, entre 100 y 200 personas. También se elabora un periódico mural y un boletín informativo con el tema asignado a cada festival, los cuales son expuestos y distribuidos el día del evento. “Estos son participativos y están abiertos a que la gente los construya junto con nosotros con diversos aportes como poemas, análisis,  dibujos y diseños”, comenta Norberto. Ocasionalmente, otras organizaciones o personas interesadas participan con mesas de libros y artesanías.

IMG_7947Las actividades son autogestionadas y ocurren en el Parque Roberto Montenegro, también conocido como “el parque de Lomas de Polanco”. El espacio, que abarca siete cuadras pequeñas por una de ancho, es el centro de convivencia y recreación no sólo de los habitantes de Polanco, sino de personas de otras colonias que no cuentan con un lugar así. “Muchos niños lo visitan a diario, los adolescentes y jóvenes lo toman como un lugar de convivencia y los adultos se pasan las horas platicando en él”, dice Norberto. “Sin embargo, es cada vez mayor la presencia de drogadictos y de grupos de jóvenes que deambulan sin hacer nada (ninis). (…) El parque es el espacio verde de todos, pero también es un espacio donde mucha gente tira basura. Percibimos que no lo valoran lo suficiente.”

Para él, el impacto del trabajo del Colectivo Polanco en el parque es evidenciado por la asistencia del público, sus comentarios positivos, la participación cada vez más activa de artistas del barrio y de otras partes de la ciudad, el visto bueno de la asociación de vecinos de la colonia, del párroco de la comunidad y de otros liderazgos que existen allí. “Y un público en general que nos quiere y nos apoya cada vez más, nos lo dicen en persona y esto nos llena de ánimos para continuar”, añade.

Una fortaleza del colectivo, según Norberto, viene del hecho de haber creado un pequeño, pero eficaz, método de organización basado en que las decisiones deben ser consensuadas, debatidas y respetadas por la mayoría de sus miembros. “Le damos prioridad al trabajo de análisis y a la realización de las actividades en colectivo o en comisiones y por último hacemos una evaluación que nos ayuda a definir que continuar, mejorar o desechar para profesionalizar nuestra labor”, explica.

DSCF0520Para acrecentar la oferta cultural y profesionalizar las acciones existentes, la idea es que cada uno se especialice aún más en un proceso o parte de las actividades: coordinación, área de comunicación o artística, promotores, vinculación, diseño y difusión. El grupo también sueña tener una casa cultural vecinal y poder ofrecer talleres permanentes “que formen a las personas en el arte, la integración y la acción ciudadana”. La preferencia sería por la población de 5 a 15 años, una etapa de la vida en que los talleres constituirían un agente determinante en su formación individual y social.

Uno de los grandes obstáculos para fortalecer el proyecto del colectivo ha sido la situación económica, ya que en este momento no reciben financiamiento de ningún tipo. Aún así, siéntense “preparados y motivados”, con vínculos fuertes con artistas y talleristas y con la conciencia de lo necesario e importante que son las acciones en su colonia. “Los años de voluntariado han sido muy satisfactorios”, afirma Norberto. “Iniciamos con muchas dificultades pero poco a poco la gente nos ha ido reconociendo y estamos en la idea de que ellos participen más activamente en nuestra labor comunitaria”.

DSCF0306El Colectivo Cultural Polanco es uno de los miembros fundadores de la plataforma Cultura Viva Comunitaria México, creada en 2015. “Fuimos sede en nuestra colonia del segundo encuentro regional, y consideramos que ésta representa la forma de entender la cultura como nosotros también la entendemos: desde la realidad concreta de nuestra comunidad y ponderando la participación de los habitantes en acciones que beneficien su entorno.”

Es así, concretando alianzas efectivas con la gente del barrio y las organizaciones culturales y comunitarias que trabajan en la ciudad, que los amigos de Polanco pretenden seguir fomentando la economía solidaria, los foros públicos, los valores de la solidaridad, del respeto y de la igualdad, y su larga lista de sueños.

Sepa más:

https://www.facebook.com/Colectivo-Cultural-Polanco-355469754634933/