Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Notícias

20

Dec
2016

EnNotícias

Los grupos de trabajo del Encuentro de Redes: las recomendaciones y los ejes inspiradores

En20, Dec 2016 | EnNotícias |

Fotos: Georgina García/Puntos de Cultura

El 1° Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizado del 30 de noviembre al 2 de diciembre en el Centro Cultural San Martín, en Buenos Aires (Argentina), contó con tres grupos de trabajo formados por investigadores, representantes de gobiernos y organizaciones sociales que desarrollan políticas culturales de base comunitaria en 17 países iberoamericanos.

Durante tres días, los participantes se distribuyeron en las siguientes mesas temáticas: “Participación social y cooperación cultural”, “Legislación para las políticas culturales de base comunitaria” y “Formación en políticas culturales de base comunitaria y construcción de mapas e indicadores”. Las actividades se realizaron de manera simultánea a las exposiciones, conversatorios y foros del 3º Encuentro Nacional de Puntos de Cultura, organizado por el Ministerio de Cultura de la República Argentina.

El primer día de trabajo del GT Participación social

Legislación

La coordinación del grupo “Legislación para las políticas culturales de base comunitaria” estuvo a cargo de Daniel Castro, coordinador-general de Promoción de Ciudadanía y Diversidad Cultural del Ministerio de Cultura de Brasil y representante de la presidencia de IberCultura Viva. Con 11 integrantes, provenientes de Perú, Costa Rica, Uruguay, Brasil, Argentina y México, esta mesa de trabajo abordó los avances en el campo legislativo y jurídico-administrativo, y buscó estimular la creación y el perfeccionamiento de normas que fortalezcan las políticas públicas del área.

El primer día, Paloma Carpio, coordinadora del Programa Puntos de Cultura en Perú entre 2012 y 2015, presentó la experiencia de la Ley de Promoción de los Puntos de Cultura, promulgada en su país en julio de 2016. El segundo día, Daniel Castro habló de la Ley 13.018/2014, que instituyó la política nacional de Cultura Viva en Brasil, y cambió la legislación para las organizaciones culturales, definiendo una rendición específica para los Puntos de Cultura. Las exposiciones contaron con intervenciones, contrapuntos y comparaciones con los otros países representados en el grupo.

“En Brasil, hasta 2014 toda la legislación de convenios entre el gobierno federal y provincial era la misma para los proyectos culturales en colaboración con organizaciones comunitarias sin fines lucrativos. O sea, la misma burocracia para quien iba a construir una carretera o hacer un taller de capoeira”, comentó Daniel Castro, destacando temas como la búsqueda de un equilibrio entre control y flexibilización,  la necesidad de enfocar en los resultados, las entregas a la población, buscando corregir el enfoque demasiado centrado en la rendición de cuentas financiera.

El tercer y último día se elaboró un documento final con 10 recomendaciones, teniendo en cuenta que las realidades de los países son distintas y que la participación ciudadana aún es un largo camino por recorrer para que la legislación se haga desde abajo hacia arriba.

Una de las recomendaciones fue que el proceso de construcción de la legislación debe promover la participación de la sociedad civil, contemplando a los pueblos, comunidades, grupos y agentes culturales, respetando sus especificidades socioculturales. El grupo consideró crucial “generar puentes de diálogo y establecer alianzas con los diferentes sectores involucrados en el proceso de creación, tramitación, aprobación e implementación de las leyes”.

Se sugirió la realización de audiencias públicas en el congreso y en espacios comunitarios para discutir la creación e implementación de las leyes. También se resaltó la importancia de la creación, desde los Estados, de espacios de diálogo basados en la co-responsabilidad, para establecer mecanismos de fiscalización y acompañamiento más eficaces, transparentes y pertinentes.

Begoña Ojeda leyó las recomendaciones del GT Legislación en el cierre del encuentro

Formación y mapas e indicadores

Un segundo grupo trató de dos temas durante los tres días de trabajo: “Formación en políticas culturales de base comunitaria” y “Construcción de mapas e indicadores”. Tuvo como mediador a Alexander Córdova, coordinador del programa Puntos de Cultura de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de El Salvador, quien orientó la definición de ejes inspiradores para un programa de formación y recomendaciones para la construcción de mapas e indicadores en el área.

El gran objetivo de este grupo fue traer insumos para ayudar el programa IberCultura Viva a desarrollar la línea de formación prevista en su planificación. “Esta línea de formación tiene como objetivo principal poder ayudar a consolidar la cultura viva como noción de política de base comunitaria. Los Puntos de Cultura son la primera política cultural regional que tenemos, están en cinco países, pero en términos teóricos, académicos, no hay tanta investigación sobre el tema”, justificó Emiliano Fuentes Firmani, secretario ejecutivo de la Unidad Técnica del programa IberCultura Viva.

El salvadoreño Alexander Córdova coordinó el GT Formación

La idea, según él, sería impulsar acciones para que los países miembros puedan asociarse con instituciones de formación para desarrollar líneas de formación para gestores comunitarios, y que después de un tiempo de trabajo se pueda presentar una propuesta de formación de referencia internacional en políticas culturales de base comunitaria.

Participaron del grupo 27 personas, provenientes de 11 países: Argentina, Brasil, Belice, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Perú y Uruguay. “Fue una mesa muy generosa, con mucha participación de los países”, afirmó el coordinador salvadoreño. Algunos de ellos, como el brasileño Leonardo Germani y la uruguaya Mayte Loyarte, hicieron presentaciones de proyectos en que están trabajando para la construcción de mapas e indicadores culturales.

Germani, por ejemplo, habló de los Mapas Culturales, una experiencia en software libre que empezó en Brasil y ahora también se desarrolla en Uruguay. “Se trata de una plataforma de mapeo, una plataforma digital de gestión cultural participativa, para hacer un espacio público de verdad, no del gobierno. Es público en el sentido que el gobierno hace parte, ayuda a mantener, pero es algo que se puede hacer desde la sociedad civil también”, explicó.

Leonardo Germani e Itziar Rubio participaron del GT Formación

Después de tres días de debates, el grupo definió algunos ejes inspiradores para un programa de formación  en política cultural de base comunitaria. Considerar un marco común que reconozca y valore las diversidades culturales (género, sexual, lingüística, territorial, socioeconómica, identitaria e histórica); integrar la dimensión emocional en el aprendizaje retomando las propuestas de una pedagogía alternativa desde lo vivencial, e integrar los saberes e intercambio de experiencias institucionales y populares, garantizando los derechos culturales, fueron algunos de los puntos levantados.

También se resaltó la importancia de considerar la construcción colectiva (gobierno-comunidad) en los procesos de formación;  documentar y sistematizar las experiencias sobre las diversas prácticas culturales comunitarias; considerar la experiencia y los aportes del movimiento latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria; facilitar el reconocimiento de los procesos de los aprendizajes de las organizaciones, y avanzar hacia un mapeo de las experiencias de formación comunitarias en Iberoamérica.

Entre las recomendaciones para la construcción de mapas e indicadores estaba la de promover plataformas digitales que propicien la gestión del conocimiento y la comunicación de los procesos orientados a las expresiones de las culturas comunitarias. Y que el desarrollo de mapas y plataformas de información cultural se realice con herramientas de código abierto y de creación colectiva, teniendo en cuenta las experiencias existentes. También se sugirió la cooperación entre países para ampliar informaciones regionales que enriquezcan los procesos, proyectos y políticas que se gestan en y desde las dinámicas culturales comunitarias.

Carolina Picado e Itziar Rubio hablaron de los ejes inspiradores del GT Formación

 

Participación y cooperación

Coordinado por Fresia Camacho, directora de Cultura del Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica, el grupo “Participación social y cooperación cultural” reunió a más de 30 personas de Argentina, Brasil, Bolivia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, España, Guatemala, México, Nicaragua, Perú y Uruguay.

“Se conformó un grupo maravilloso, con un trabajo muy comprometido y muy intenso”, comentó Fresia sobre la mesa que tenía como objetivo, además del intercambio de experiencias, avanzar en la construcción de una mesa intersectorial de la sociedad civil para el acompañamiento del programa IberCultura Viva.

Al cierre del evento, en el Galpón de Catalinas Sur, Daniel Granados, del Ayuntamiento de Barcelona (España), leyó los seis puntos que el grupo levantó para análisis del contexto: a) la coyuntura internacional (“incierta”, incluso por el nuevo ciclo político abierto en Estados Unidos); b) la coyuntura histórica (lo que la cultura comunitaria ha representado para la reconstrucción simbólica en América Latina); c) la transversalidad generacional; d) “cultura y madre naturaleza, ecosistemas sostenibles”; e) “postcolonialismo, feminización y cultura de los afectos”, y f) “marco común: conceptual, jurídico y democrático”.

El español Daniel Granados resaltó las coyunturas internacional e histórica

Enseguida, Rafael Paredes, de la organizacion Abarrotera Mexicana, habló de algunos enfoques conceptuales y aportes de la Cultura Viva Comunitaria para la transformación de las políticas culturales de base. Resaltó como grandes aportes el fortalecimiento de los movimientos, “abonando su autonomía y protagonismo”, la construcción de “argumentos propios desde narrativas y poéticas alternativas a la idea de cultura y desarrollo”, la promoción de “espacios de diálogo democráticos”.

El grupo recomendó que se asegure la naturaleza participativa de las políticas continentales, nacionales y locales. Que se fortalezca la participación social a través de la constitución de mesas de trabajo a nivel nacional en el que los gobiernos nacionales convoquen a la participación de organizaciones comunitarias, instituciones culturales y educativas y dependencias gubernamentales de diferentes niveles de gobierno. La forma de integrar las mesas se determinará en función del contexto de cada país.

Otras recomendaciones: propiciar la adhesión de gobiernos subnacionales al programa; plantear otras formas de adhesión de los países iberoamericanos (“que una cuota anual no sea un criterio excluyente o la única manera de aportar al fortalecimiento del programa”); valorar las buenas prácticas que tiene cada país en materia de política cultural comunitaria, y crear un foro virtual permanente que permita el aporte de las organizaciones a la implementación del programa.

Esta mesa también trabajó sobre la importancia de financiación porque, cómo resaltó Fresia Camacho en el acto de cierre, “no se trata sólo de financiar fondos para las organizaciones, sino para los espacios de encuentro, imprescindibles para la democratización y el ejercicio de la ciudadanía”.

Otro tema abordado fue la necesidad de certificar buenas prácticas de políticas de cultura comunitaria, tanto locales como nacionales, “de modo que IberCultura Viva se convierta en una palanca que permita el avance de las políticas culturales de base comunitaria, respetando los principios de autonomía, empoderamiento y protagonismo de las organizaciones y de las comunidades”.

Lea los documentos finales de cada grupo:

“Participación social y cooperación cultural”

“Legislación para las políticas culturales de base comunitaria”

“Formación en políticas culturales de base comunitaria y construcción de mapas e indicadores”

 

Participantes GT Legislación: Daniel Castro (Brasil), Fabiola Figueroa (Perú), Paloma Carpio (Perú), Matilde Gómez Bolaños (Costa Rica), Lucrecia Sancho (Costa Rica), Gabriela Mora (Costa Rica), Yesenia Muñoz (México), Begoña Ojeda (Uruguay), Andrea Hanna (Argentina), Franco Morán (Argentina) y Abi Ribot (Argentina)

Participantes GT Formación: Luis Antonio de Oliveira (Brasil), Leonardo Barbosa Germani (Brasil), Roberto Guerra (Chile), Carolina Picado Pomarth (Costa Rica), Itziar Rubio Barrera (Perú), Mayte Loyarte (Uruguay), Claudia María Graciela Orantes Córdova (Belice), Caridad Cardona Aguilar (Honduras), Sandra Liliana Oquendo David (Colombia), Mario Lima Brasil (Brasil), Germán Alexander Cordova Pineda (El Salvador), Patricia Rivera Ritter (Chile), Vera Vargas (Costa Rica), Antía Vilela Díaz (Brasil), Ronnzo Rojas Rupay (Perú), Franco Rizzi (Argentina), Mariana Aparicio (Argentina), Alexandre Santini (Brasil), Mariana Gutiérrez (Argentina), Mariana Cerdeira (Argentina), Iván Nogales (Bolivia), Mario A. Siniawski (Argentina), Pablo Montiel (Argentina), Emiliano Polcaro (Argentina), Albornoz Jose Luis (Argentina), Juan Pablo Parchuc (Argentina) y Samanta Doudtchitzky (Argentina).

Participantes GT Participación: Diego Pisini (Argentina), Maria José Castro Schüle (Argentina), Lucas Sebastián Adaro (Argentina), Hugo Vázquez (Argentina), Mariela Tulián (Argentina), Lucrecia González (Argentina),  María José Rojo (Argentina), Estefanía Lay Guerra (Perú), Wilmar Rickly (Nicaragua), María Emilia de la Iglesia (Argentina), Stella R. Giaquinto (Argentina), Daniel Granados (España), Magno Ortega (Perú), Fresia Camacho (Costa Rica), Bicho Hayes (Argentina), Corina Busquiazo (Argentina), Anays Córdova Otero (Cuba), Nelson Ullauri (Ecuador), Melina Delano (Argentina), Ma. Gabriela Abrahaam (Argentina), Rafael Paredes Salas (México), Jose Luis Vento Montalvo (Perú), Antenor Melgarejo (Argentina), Perla N. Campuzano (Argentina), Nicolás Israel (Argentina), Andrea Barrionuevo (Argentina), Lidia Serpas (El Salvador), Marlen Argueta (El Salvador), Walter Romero (El Salvador), Cacau Arcoverde (Brasil), Alice Monteiro de Lima (Brasil), Sebastián Gerlic (Brasil), Doryan Bedoya (Guatemala).

 

Lea más sobre el 3º Encuentro de Puntos de Cultura y el 1º Encuentro de Redes IberCultura Viva:

Cultura Viva: un diseño construído punto a punto en el Espacio Iberoamericano

Célio Turino: “Cuando hablamos de Cultura Viva hablamos del inefable”

Los Congresos de Cultura Viva Comunitaria: los hilos de la historia y la capacidad de enredarse

Una fiesta para renovar las esperanzas y compartir las conquistas del encuentro

Tres días entrelazando experiencias, derribando muros, construyendo puentes

Dos logros del encuentro: la constitución de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura y del Consejo Cultural Comunitario de Argentina

Tags | , ,