Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Notícias

27

May
2019

EnNotícias

3º Encuentro de Redes: una construcción colectiva para seguir fortaleciendo las políticas culturales comunitarias

En27, May 2019 | EnNotícias |

El 3º Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizado los días 16 y 17 de mayo en la ciudad de Buenos Aires (Argentina), terminó con la recepción de las primeras cuatro cartas de adhesiones a la Red IberCultura Viva de Ciudades y Gobiernos Locales -de Zapopan y San Luis Potosí (México), San Pedro de la Paz (Chile) y Corrientes (Argentina)- y varios acuerdos para el fortalecimiento de la articulación con el programa de los gobiernos locales que desarrollan políticas culturales de base comunitaria en la región iberoamericana.

Participaron de este encuentro representantes de 13 municipios: Córdoba, Corrientes, Marcos Juárez, Salta, Tigre (Argentina); Niterói (Brasil); Arica, Valparaíso y San Pedro de La Paz (Chile); San Luís Potosí y Zapopan (México); Lima (Perú), y Montevideo (Uruguay). Cinco de ellos ya estaban en el grupo de trabajo (GT) conformado en la reunión anterior, en el 2º Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizado en Quito (Ecuador), en noviembre de 2017, en el marco del 3º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria.

Las jornadas en Buenos Aires, desarrolladas en la Casa Victoria Ocampo con transmisión en vivo por Facebook, también contaron con la presencia de representantes de 11 países miembros del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva. Andrés Gribnicow, secretario de Cultura y Creatividad de la Secretaría de Cultura de la Nación, y Paola Gallia, directora nacional de Diversidad y Cultura Comunitaria, estuvieron en el encuentro para dar la bienvenida a las personas participantes.

Día 1

Diego Benhabib, coordinador de Puntos de Cultura de Argentina y representante de la presidencia de IberCultura Viva, abrió los trabajos agradeciendo la presencia de los/las representantes institucionales y recordando que el programa viene trabajando hace dos años en la construcción de una red de gobiernos locales, “para que a partir de esta construcción colectiva podamos seguir ampliando y fortaleciendo las políticas culturales de base comunitaria en la región iberoamericana”.

Recordó, además, que fortalecer las políticas culturales comunitarias es uno de los objetivos del programa IberCultura Viva, así como promover y fortalecer las organizaciones culturales comunitarias (no solo en el ámbito de desarrollo de sus proyectos, sino en sus mecanismos de gestión asociada con el Estado), y visibilizar la cultura comunitaria. “Queremos posicionar la cultura comunitaria en su real dimensión y en su verdadera incidencia en términos de cambio de las condiciones de vida de las comunidades”, afirmó.

Según Benhabib, apostar por la cultura comunitaria es apostar por la transformación. “En Argentina, un estudio que se hizo en 2017, en el marco de la Encuesta Nacional de Consumos Culturales, trajo un dato revelador, que demuestra la potencia de este sector: el 25% de nuestra población participa de alguna actividad de cultura comunitaria en sus territorios, sea como asistente o facilitador de procesos, como tallerista, como gestor cultural, como dirigente, etc. Ahí está la clave. E imagino que en los otros países, con otros datos, eso también es palpable.”

Las comisiones

Enseguida, Rosario Lucesole, consultora de proyectos de la Unidad Técnica de IberCultura Viva, presentó algunos avances del GT de gobiernos locales y explicó cómo funcionaron las tres comisiones de trabajo que se conformaron inicialmente para el desarrollo de acciones específicas: Comisión de Publicaciones; Comisión de Agenda y Encuentros, Comisión de Estructuración del GT.

La primera se propuso iniciar la sistematización y publicación de experiencias de políticas culturales y organizaciones de base comunitaria. El libro “Puntos de cultura viva comunitaria iberoamericana. Experiencias compartidas”, editado por la Alcaldía de Medellín (Colombia) y presentado en la apertura de este 4º Congreso Latinoamericano de CVC, es el primer resultado del trabajo de esta comisión.

La segunda comisión estuvo orientada a registrar y compartir la agenda de la cultura comunitaria de los municipios, y la tercera tuvo como objetivo diseñar los mecanismos de adhesión de los gobiernos locales y definir parámetros para la inclusión en la red, además de coordinar la implementación de una autoevaluación de políticas culturales comunitarias para gobiernos locales.

Esta Guía de Autoevaluación de Políticas de Cultura Comunitaria fue diseñada por el mexicano Rafael Paredes Salas (Traza.mx), maestrante en Desarrollo Económico y Cooperación Internacional en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). El documento es resultado del proyecto de investigación “Evaluación y fortalecimiento de las políticas culturales de base comunitaria en el Espacio Iberoamericano” y busca servir como herramienta para gobiernos locales con interés en hacer una revisión de sus acciones y construir una agenda participativa, colaborativa e intersectorial.

Cerca de la gente

Al comienzo de la tarde, Andrés Gribnicow, secretario de Cultura y Creatividad de la Secretaría de Cultura de la Nación, comentó la importancia de fortalecer los espacios de la sociedad civil organizada, “que son los que realmente están muy cerca de la gente” y atienden las problemáticas de las personas que viven en estos territorios desde el punto de vista de la cultura.

“Estamos en un momento de muchos cambios de paradigma, y estos espacios cumpren un rol fundamental en demandas como, por ejemplo, nuevas perspectivas de género, nuevos abordajes sobre la cultura colaborativa, los flujos migratorios, la hiperconectividad…Ellos llegan mucho antes que nosotros para atender a estas demandas”, señaló Gribnicow. “A nosotros nos interesa cada vez más fortalecer estos espacios. Que puedan acceder a financiamiento, a un trabajo colaborativo con el Estado, y puedan estar empoderados, para hacer solos este camino hacia la sustentabilidad de sus proyectos.”

Las experiencias

Tras una capacitación sobre el sistema de autoevaluación de políticas de cultura comunitaria (los/las participantes se distribuyeron en grupos de cinco personas para hacer los ejercicios propuestos), el secretario técnico de IberCultura Viva, Emiliano Fuentes Firmani, presentó algunas de las posibilidades que ofrece la plataforma Mapa IberCultura Viva, lanzada por el programa en agosto de 2018.

El primer día de actividades terminó con un panel sobre experiencias de gestión cultural comunitaria participativa. Los expositores fueron Gerardo Padilla, coordinador de Innovación y Desarrollo Institucional de la Dirección de Cultura de San Luis Potosí (México); Lucía Mantilla, sub gerente de Promoción Cultural y CIudadanía de la Municipalidad de Lima (Perú); Diego Pigini y Lucrecia Gonzalez, de la Dirección de Cultura Comunitaria de la  Municipalidad de Córdoba (Argentina), y Alba Antúnez, directora del programa Esquinas de la Cultura, desarrollado por la Intendencia de Montevideo (Uruguay).

Día 2

La segunda jornada del 3º Encuentro de Redes comenzó con un conversatorio sobre políticas culturales de base comunitaria que tuvo lugar en la Manzana de las Luces, en el centro de la ciudad de Buenos Aires. En este encuentro participaron alrededor de 80 personas, entre representantes gubernamentales (nacionales y locales) e integrantes de organizaciones participantes del 4º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria.

“Estos congresos nos permiten desde el Consejo Intergubernamental tener un ámbito de diálogo con la sociedad civil más allá de lo que establece cada uno de los representantes institucionales en su propio país”, comentó Diego Benhabib, justificando la realización de este segundo encuentro de gobiernos locales en el marco de un Congreso Latinoamericano de CVC (el primer se dio en Quito, en 2017) y también la intención del programa de buscar espacios de escucha/conversatorio con las organizaciones en el marco de las reuniones del Consejo Intergubernamental.

El conversatorio en la Manzana de las Luces

Una agenda común

De vuelta a la Casa Victoria Ocampo, las personas participantes del 3º Encuentro de Redes dieron inicio al conversatorio “Hacia una red de ciudades y gobiernos locales por la cultura comunitaria” y buscaron establecer una agenda y algunas acciones para el GT de gobiernos locales promover este año, en articulación con el programa IberCultura Viva.

Conforme determinado por el Consejo Intergubernamental, dos acciones son necesarias para validar la integración a la red: una solicitud firmada por la autoridad del gobierno local y un plano de trabajo con al menos dos actividades de articulación. Para poder lograr que esta red avance, el grupo de trabajo de gobiernos locales -que empezó con 11 integrantes (10 municipios y una provincia) y ahora cuenta con ocho municipios más- debe proponer proyectos para desarrollar en vinculación con el programa. Se propone, además, aprovechar estos espacios como instancias de reflexión, para generar algunos consensos y relatos comunes sobre lo que son las políticas culturales de base comunitaria y poder mejorar estas políticas en sus territorios.

“Hay distintas líneas de trabajo que podemos seguir profundizando en función de pensar lo sustantivo”, destacó Benhabib. “Podemos, por ejemplo, armar un próximo encuentro que se encargue de reflexionar sobre lo que es lo comunitario, qué es la política de base comunitaria, cuáles son las herramientas, y que no solo estén presentes los representantes de los gobiernos locales, sino que las propias voces de los protagonistas de las políticas, de quienes co-gestionan los espacios comunitarios.”

Las dos instancias

Cómo aclaró Emiliano Fuentes Firmani, los gobiernos locales no tienen que hacer aportes dinerarios al fondo IberCultura Viva para participar de la red. Los países miembros son los que contribuyen con una cuota anual – y este fondo está destinado al trabajo común, al desarrollo de iniciativas como convocatorias, concursos, becas, etc. En el caso de los gobiernos locales, la contribución se dará por medio de acciones de articulación.

“IberCultura Viva es un programa de gobiernos centrales que se propone como línea de acción la articulación con gobiernos locales, que son las instancias del poder público que articulan con el sujeto principal con el que se trabaja”, destacó el secretario técnico. “La forma con que encontramos fue articular un grupo de trabajo primero y una red después. (…) La red ya existe, se constituyó con algunos gobiernos locales y empezó a funcionar. Eso, sin embargo, no inhibe la existencia del GT. Son dos instancias de un mismo proceso.”

Aunque la red ya esté formalizada para empezar a estructurar sus actividades de articulación, el GT seguirá abierto, ocupándose de informar a quienes no conocen la iniciativa y de acompañar los procesos para las adhesiones, entre otras cosas. Las comisiones de trabajo son del ámbito del GT, y a partir de ahora van a recibir nuevas funciones con el fin de direccionar las acciones al fortalecimiento de la red que se está constituyendo.

 

Los acuerdos

Al fin de las dos jornadas, se propuso reorganizar las comisiones de trabajo en “Comisión de comunicación y publicaciones” y “Comisión de fortalecimiento y organización”. La primera tendrá como misión trabajar en el diseño de un documento común sobre qué son las políticas culturales comunitarias, incluyendo la sistematización de saberes y buenas prácticas dentro del Banco de Saberes IberCultura Viva, para promover el intercambio. También deberá elaborar un sello Ibercultura Viva que sirva para la visibilización de la red, y construir un documento con preguntas frecuentes con el fin de aportar a otros gobiernos locales información necesaria a la hora de definir su participación en la red.

La Comisión de fortalecimiento y organización, a su vez, estará encargada de: 1) establecer la agenda de trabajo y articulación de acciones con los gobiernos locales ya adheridos a la red; 2) sistematizar las acciones que ya están planificadas y unificar agendas de los programas existentes; 3) generar una estrategia que permita difundir herramientas que mejoren las prácticas de políticas culturales comunitarias en los diversos territorios; 4) establecer un mecanismo de trabajo que permita la realización de encuentros virtuales y presenciales para el grupo de trabajo; y 5) planificar la realización de un encuentro para la discusión de temas sustantivos o transversales relacionados a la implementación de las políticas culturales de base comunitaria.

 

 

Revisa los videos de la transmisión en vivo: https://www.facebook.com/pg/iberculturaviva/videos/

Tags | ,