Image Image Image Image Image
Scroll to Top

Para o Topo.EPara o Topo

Arquivos libro - IberCultura Viva

28

May
2021

Em Noticias

Por IberCultura

“Registro de iniciativas culturales comunitarias” reúne historias de la Región Metropolitana de Chile: una idea para replicar

Em 28, May 2021 | Em Noticias | Por IberCultura

Hace un año, las personas integrantes de la Mesa de Organizaciones Culturales Comunitarias de la Región Metropolitana (Mesa OCCRM), en Chile, decidieron convocar a las OCC de la región para hacer algo que nunca habían hecho: contar sus historias, documentar lo que hacían en sus territorios, mostrar que existían. El proyecto, realizado con el apoyo del Programa Red Cultura de la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, resultó en el libro “Registro de iniciativas culturales comunitarias – Región Metropolitana”, presentado en un encuentro por videoconferencia el pasado miércoles 26 de mayo.

La publicación reúne en 176 páginas un total de 76 organizaciones e iniciativas culturales comunitarias de la Región Metropolitana de Santiago, pertenecientes a 27 de las 52 comunas que conforman la región. Las temáticas de trabajo son las más variadas, van desde circo, reciclaje y pintado de murales hasta el trabajo con niños, jóvenes y mujeres, la promoción de derechos, la animación cultural barrial, la investigación y gestión cultural, entre otras. En la parte final del libro, se incorpora un mapa con la localización territorial de cada una de ellas, disponible en su versión interactiva en el sitio web www.mesaoccrm.cl.

La presentación se dio en el marco del 6º Encuentro de Organizaciones Culturales Comunitarias de la Región Metropolitana y contó con la presencia del coordinador de la edición, Roberto Guerra Veas, fundador de la Escuela de Gestores y Animadores Culturales (Egac); del diseñador gráfico Alfredo Chuquimia; de Camila Garrido, Vania Fernández y Marianela Riquelme, profesionales del programa Red Cultura; de Esther Hernández Torres (México), presidenta del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva, y de integrantes de organizaciones que participan en la Mesa de OCC de la Región Metropolitana. 

Cuatro de las organizaciones presentes en el libro se presentaron en este encuentro virtual: Elizabeth Guzmán habló de la Escuela de Títeres de Lo Espejo; Ruben Berrios, de la Agrupación Perú Danza; Diana Catani, de la Corporación Cultural Teatro Bus Chile; Rosa Luz Vargas, de Ébano y Marfil. La moderación estuvo a cargo de Melanie Bustos Alveal, referente de la organización La Joya Mosaico. 

 

Un anhelo cumplido

En la apertura del encuentro, Camila Garrido, representante del programa Red Cultura, felicitó a los representantes de la Mesa OCCRM y habló de la emoción al ver el texto, después de cuatro años de trabajo conjunto en pos al fortalecimiento de OCC para la región. “Este era un anhelo, que se produjese, que se generase este registro. Es muy satisfactorio ser testigo de este suceso”, celebró. “Hace un año, cuando surge este proyecto desde la mesa, el objetivo técnico era la autoobservación, pero esto era un pretexto para poder acompañar, colaborar, encontrarse con OCC que estaban en el territorio.“

Según Camila, la estrategia era visibilizar su quehacer cultural, pero había algo más: se necesitaba ponerle rostro, nombres y piel a las organizaciones que estaban organizando ollas comunes, coordinando cajas de mercadería, realizando actividades de bingo, rifa, para poder ayudar a algún vecino que podía tener problemas de salud. “La cultura comunitaria termina siendo un bálsamo en estos momentos difíciles, dolorosos. Es una forma para conectarnos con la memoria y la resistencia”, señaló. Para ella, este registro es un hito no solo regional, sino nacional, “una práctica digna de imitar en las diversas regiones y comunas del país”, pues sistematizar lo que se hace es una forma de permanecer en el tiempo, una forma de trascender.

Vania Fernández, la otra representante de Red Cultura en la región, también manifestó la emoción de ver materializado este proyecto, que “evidencia que el trabajo cultural comunitario está más allá de solamente postular a fondos concursables”. “Estas organizaciones trabajan en pro de la construcción de una sociedad que viene a garantizar los derechos culturales. Ellas trabajan de manera autónoma, se preocupan de empoderar a sus pares, se asocian unos con otros, buscan maneras de subsistir. (…) Cuando ellos empiezan a dejar de mirarse ellos mismos y empiezan a mirar al otro, cuando encuentran en las expresiones artísticas la manera de estimular la vida de ellos y de todo su entorno, es ahí que empiezan a crecer las comunidades. Este registro nos viene a mostrar 76 historias, 76 sueños, 76 luchas de activismo territorial.”

Una experiencia inspiradora

Esther Hernández Torres, directora general de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura de México y presidenta del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva, representó el programa en el encuentro y comentó la emoción transmitida por los y las integrantes de la Mesa de OCC al ver materializado este trabajo.  “Las historias que vienen de las organizaciones realmente entusiasman e inspiran”, afirmó. Además de felicitarlos por la edición y el complejo trabajo de sistematización (“que logran abordar muy bien”), destacó la importancia de la experiencia, y del trabajo que logran las organizaciones de base cuando se articulan en las políticas culturales. 

“Hemos vivido tiempos muy difíciles, y quienes manejamos las políticas de base comunitaria estábamos preocupados por la necesidad de presencialidad, de territorio. Y cuando pensábamos que no podíamos hacer nada más, las organizaciones nos sorprenden con las redes solidarias, siendo agentes de cambio en sus lugares de origen. Agentes que están procurando el bienestar colectivo a través del arte, de la cultura, de sus propios lenguajes, para seguir con vida. El hecho de que el trabajo comunitario, en lugar de caerse como muchos temíamos, haya creado con mayor fuerza todas estas posibilidades, es algo que esperanza mucho y que es necesario compartir”, resaltó la presidenta de IberCultura Viva.

Para Esther Hernández, la publicación es una fuente de inspiración para organizaciones en otras latitudes, en otros lugares de Iberoamérica, y demuestra la vitalidad de la cultura comunitaria. “Me encantó eso que comentó Camila de que la cultura comunitaria es un bálsamo en los momentos dolorosos. Sí, es un bálsamo en los momentos difíciles, pero también en los momentos de confianza, de encuentro, de alegría. Y en los momentos de rabia, de memoria, de recordar por qué estamos aquí, por qué estamos actuando, y por qué es necesario cada vez más trabajar de manera unida, solidaria, en redes”, señaló. 

Siete meses de trabajo editorial

Roberto Guerra Veas, responsable de la coordinación editorial, destacó que las organizaciones culturales comunitarias son uno de los actores más dinámicos del sector cultural chileno, estando presentes de una punta a otra del país, “desde Putre hasta Puerto Williams”. “También en nuestra región, en el conjunto de comunas, están diciendo presente. Lo han hecho desde siempre, desde antes que existiera el ministerio, y están diciendo presente ahora. En estos tiempos tan complejos, se han puesto la tarea por delante de acompañar a sus grupos y comunidades, están organizando, activando, generando espacios de participación. Donde el Estado no llega y el mercado no se interesa, ahí han estado las organizaciones culturales comunitarias”, comentó. 

Según el fundador de Egac, el proyecto del libro surge de dos de las demandas principales que plantean de manera habitual las organizaciones de base: que se visibilice su trabajo y que sea reconocido. “Este registro es un regalo que nos hacemos a nosotros mismos y que compartimos con todos. El libro permite mostrar que existimos, que hay aquí procesos de activación, de reconocimiento, que hay iniciativas que están haciendo algo que nadie más está realizando, que hay un festival de títeres que une la población, que están levantando ollas comunes, que están pintando murales de manera colaborativa y asociativa… Hay ahí un valor fundamental”, afirmó, señalando la necesidad del Estado atender al reclamo sostenido de las organizaciones de contar con mayor reconocimiento, de contar con una política pública específica y dejar de ser “el pariente pobre” en las políticas culturales. 

La publicación llevó siete meses “intensos” de trabajo y sirvió también para recordar la necesidad que tienen las organizaciones de prestarle la debida atención a los procesos de registro y documentación de sus prácticas. “Eso no es secundario. Es relevante ordenar información, documentar lo que se está haciendo, tener sus archivos, tener fotografías que hablen bien de su trabajo”, destacó Guerra. “Con información ordenada, se puede avanzar en procesos de sistematización, compartir una experiencia. En este caso, compartir el trabajo de 76 organizaciones es como sacar una foto. En el otoño de 2021, esta es una foto del sector cultural comunitario que va a quedar para la historia.”

El proceso de selección

En la presentación del libro se explica que el proyecto comenzó con una convocatoria dirigida a organizaciones, colectivos y proyectos culturales comunitarios de base y sin fines de lucro, denominadas “iniciativas”, que independiente de su naturaleza jurídica, realizaran su labor en cualquiera de las 52 comunas de la Región Metropolitana de Santiago. Era necesario contar con un mínimo de tres años de funcionamiento. Cumplido el plazo de inscripciones, se recibieron un total de 90 postulaciones, provenientes de 28 comunas de la capital chilena.

La evaluación de las iniciativas estuvo a cargo de un comité integrado por la Mesa OCCRM y el Programa Red Cultura, considerando los criterios de asociatividad, trayectoria y experiencia, cobertura y participación en los Encuentros regionales de OCC. Las 69 que cumplieron satisfactoriamente con todo el proceso se juntaron a las 7 organizaciones que a la fecha formaban parte de la Mesa OCCRM, completando el total de 76 iniciativas presentes en el texto.

Donde descargar la publicación: www.egac.cl

Revisa el video de la presentación del libro: https://www.facebook.com/egaccultura/videos/147737554039890

Tags | , , ,

24

May
2021

Em Noticias

Por IberCultura

Mesa de OCC de la Región Metropolitana de Chile presenta libro sobre iniciativas de 27 comunas

Em 24, May 2021 | Em Noticias | Por IberCultura

El próximo miércoles 26 de mayo, en el marco del 6º Encuentro de Organizaciones Culturales Comunitarias de la Región Metropolitana de Chile, se presentará el libro “Registro de iniciativas culturales comunitarias Región Metropolitana”.

La iniciativa se enmarca en el proyecto impulsado por la Mesa de Organizaciones Culturales Comunitarias de la Región Metropolitana (MesaOCCRM), con el apoyo del Programa Red Cultura de la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio Región Metropolitana. El objetivo es contribuir a visibilizar la labor que realizan las organizaciones culturales de base de la región, a la vez que los aprendizajes y resultados de su trabajo con la comunidad.

El texto, bajo la coordinación editorial de la Escuela de Gestores y Animadores Culturales (Egac), reúne en 180 páginas un total de 76 iniciativas culturales comunitarias de la Región Metropolitana de Santiago, impulsadas por diversas organizaciones y colectivos pertenecientes a 27 comunas de la región, abordando temáticas como formación artística, pintado de murales, trabajo con niños, jóvenes y mujeres, circo, reciclaje, la promoción de derechos, la animación cultural barrial, la investigación y gestión cultural, entre otras.

En la parte final del libro, se incorpora un mapa con la localización territorial de cada una de ellas, disponible en su versión interactiva en el sitio web www.mesaoccrm.cl.

La actividad se realizará por videoconferencia, con transmisión a partir de las 19:00 horas (horario de Chile) por Facebook Live, a través de la página de @egaccultura.

(*) El libro está disponible para descarga en la página web www.egac.cl 

Fuente: Egac

Tags | , , ,

26

Mar
2021

Em Noticias

Por IberCultura

Historias escondidas: Célio Turino presenta su libro sobre experiencias comunitarias en América Latina

Em 26, Mar 2021 | Em Noticias | Por IberCultura

(Fotos: Mário Miranda Filho)

Una historia de abrazos reales, muy reales. Y de historias imaginadas, «bellamente imaginadas por muchas personas que hacen que las cosas sucedan». Es así, con historias de encuentros, que el escritor e historiador Célio Turino narra sus andanzas por comunidades de 11 países en el libro Por todos os caminhos: Pontos de Cultura na América Latina (Edições Sesc, 2020), recientemente lanzado en Brasil en nuevo formato. Con 380 páginas, la publicación (en portugués) trae una serie de relatos de viaje, de coraje y alegría, de sueños imposibles que se hacen posibles. O, como dice el autor, «historias que vienen de lejos y atraviesan el tiempo, historias que son muy cercanas, que nos han sido negadas y escondidas, o que nos escondemos a nosotros mismos».

Ex secretario de Ciudadanía Cultural del Ministerio de Cultura de Brasil y uno de los creadores del programa Cultura Viva, que se implementó en el país en 2004, Célio Turino ha dedicado su vida a pensar y ejecutar políticas públicas a gran escala, atraído por las ideas de la cultura del encuentro. Es autor de Na trilha de Macunaíma: ócio e trabalho na cidade (Edições Sesc e Editora Senac, 2005) y de Ponto de Cultura: o Brasil de baixo para cima (Anita Garibaldi, 2009), que fue traducido al español por la editorial argentina RGC ediciones, Puntos de Cultura: Cultura viva en movimiento (2013). Desde 2018, está cursando un doctorado en diversidad y otras legitimidades en la Universidad de São Paulo (USP). Su tesis doctoral trata de temas como sabiduría ancestral, tradición e invención, descolonialidad y emancipación. 

Para recopilar las experiencias que presenta en Por todos os caminhos, Célio Turino pasó cuatro meses de 2017 viajando, visitando decenas de comunidades, reencontrando amigos, conociendo gente y escuchando historias. Pasó por México, Perú, Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, El Salvador, Honduras, Guatemala, Belice, Chile y Uruguay. Luego dedicó otros  dos meses para escribir el libro, que inicialmente se presentó en una edición más visual, como un libro de arte, con el nombre de Cultura a unir os povos: a arte do encontro (Instituto Olga Kos, 2017). “Después de presentar la propuesta al SESC, hice una revisión minuciosa y detallada, no solo desde un punto de vista teórico y ensayístico, sino también desde un punto de vista literario”, dice el autor en entrevista al Programa IberCultura Viva.

Esta edición revisada y ampliada comienza con una invitación a lectoras y lectores a imaginar un mundo donde se valore la potencia y la creatividad de las comunidades y, a partir de ellas, se implemente un programa mundial de aprendizaje-servicio para los jóvenes, los Agentes Juveniles de Comunidad, una propuesta que el escritor presentó al Papa Francisco en la Academia de Ciencias del Vaticano en 2016. Enseguida, Turino desarrolla la teoría y los conceptos de la cultura viva comunitaria, del buen vivir y de la cultura del encuentro. El resto de la publicación está dedicado a la narrativa de historias escondidas en América Latina, desde México a Chile, con un pasaje especial por Argentina. “En Argentina se encuentran las paralelas. Argentina son muchas, y en la lectura la gente entenderá la necesidad de haber pasado más tiempo en este gran y múltiple país ”, comenta el escritor. 

Son muchos los movimientos que aparecen en Por todos os caminhos: entre ellos, la ciudad de Medellín reinventándose con iniciativas de corporaciones culturales como Nuestra Gente, Barrio Comparsa y Canchimalos, Guatemala cambiando a través del arte y del labor de organizaciones como Caja Lúdica, Bolivia se «descolonizando» con Compa y Wayna Tambo, Brasil “desescondiéndose” con los Puntos de Cultura… Son muchas las historias, las personas, los círculos, los puntos, las peñas. “Son teias, caravanas, congresos. Son encuentros. Son memorias. Historias de fealdad e historias de belleza, historias de un pueblo que se está convirtiendo en protagonista. Son historias de Quijotes”, define el autor en la parte final del libro, antes de dedicarlo a aquellos/las que andan por ahí y no pierden el coraje.

  

ENTREVISTA // CÉLIO TURINO

En los últimos 10 años, después del período en el Ministerio de Cultura de Brasil (2004-2010), has sido invitado a viajar a distintos países para hablar sobre cultura viva comunitaria y la experiencia brasileña de los Puntos de Cultura. En estas andanzas, ¿aprovechaste para recolectar material, ya pensando en la posibilidad de un libro? ¿O los viajes a estos 11 países se hicieron especialmente para la realización de este libro? 

Sí, hubo decenas de viajes durante la última década. Más de 50 para ser preciso, pasando por prácticamente todos los países de Latinoamérica, visitando favelas y pueblos indígenas. En estos viajes pude percibir regularidades y puntos en común que necesitan ser entendidos en conjunto por la potencia conceptual y la praxis que representan. Soy historiador y disfruto más escuchando que hablando. Sin embargo, me pidieron hablar y, luego, en 2017, volví a viajar a los lugares que consideré más expresivos para presentar esta regularidad, sin ningún compromiso oficial, viajando solo para observar, escuchar, anotar. El resultado está en el libro y espero haber honrado cada una de las historias reales.

  

En 2016, cuando fuiste al Vaticano, comentaste que el Papa Francisco te animó a escribir un libro sobre experiencias similares a los Puntos de Cultura que se encuentran en América Latina. Y que vio mucho del concepto de cultura viva en lo que llamó “cultura del encuentro”… También presentaste un proyecto para Scholas Occurrentes, que incluía un libro y una película (con Silvio Tendler), ¿no? El libro ya está ahí. ¿Todavía existe la posibilidad de realizar la película? 

Sí. En 2015 tuve mi primer encuentro con el Papa Francisco y entregué una copia en castellano de mi libro “Puntos de Cultura – Cultura Viva en Movimiento”, de la editorial argentina RGC ediciones. Cuando nos volvimos a encontrar, en 2016, comentó el libro, que se centró en la experiencia brasileña, y me animó a escribir otro informando y analizando experiencias comunitarias en otros países de América Latina. Confieso que, por momentos, me vi escribiendo el libro como si fuera una carta al Papa Francisco, como un narrador, como lo describe Walter Benjamin, tal vez la gente se dé cuenta de esto en la lectura, al menos dejé algunas pistas. 

Exactamente, la intención era el libro y la película, que iba a ser dirigida por el cineasta Silvio Tendler, pero lamentablemente todavía no conseguimos recursos para la película, pero, con el montaje listo, mi deseo es convertirlo en una serie, quién sabe por Netflix, por el alcance. Son muchas historias y hay una profunda filosofía ancestral y comunitaria que necesita ser mejor compartida y comprendida por el mundo que viene de América Latina y sus rincones más olvidados y despreciados. Ahora quiero dedicarme a eso y, quién sabe, conseguir apoyo para hacer esta serie. Son historias muy bonitas, originales y potentes que sorprenderán al público. Estoy seguro.

 

Dividiste el libro en dos partes, la primera más teórica y la otra donde cuenta historias. Historias de la gente común, historias de guerrilleros, de sacerdotes villeros, pequeñas grandes historias que, como dices, nos hacen percibir en el mundo. Desde el principio, la idea fue esta, ¿contar las historias de colectivos/ organizaciones comunitarias a través de sus personajes?  

Sí, la primera parte es teórica, explico los conceptos fundamentales, desarrollo la teoría y trato de demostrar cómo se lleva a cabo a partir de ecuaciones matemáticas. En la segunda parte, cambio mi forma de escribir, ubicándome como un narrador que va cosiendo puntos de identidad ancestral y contemporánea de los diferentes países a los que fui, pero siempre basado en el método de la microhistoria y la descripción densa, hablando de la “gente común” y su capacidad para cambiar sus realidades. Común quizás no sea la palabra más apropiada, aunque este es el concepto historiográfico, porque son personas e historias extraordinarias, como presenta (Eric) Hobsbawm en un libro en el que también me inspiré. La elección de historias va en la dirección de presentar conexiones e identidades, aunque en realidades tan diferentes.

 

En general, se te pide que hable (en conferencias, ponencias, entrevistas, etc.). Para el libro, parece que se invirtió el papel, y viajaste dispuesto a escuchar… ¿Fue como lo imaginabas? ¿Te sorprendió algo o alguien en particular?

Como dije, para este libro cambié mi rol, era un oyente y en la escucha me esforcé en transmitir las historias como narrador, ofreciendo elementos para que las personas pudieran adentrarse en estas historias, conociendo a las personas y sus formas de pensar y actuar. Hoy en día se habla mucho de identidades, pero la identidad sin alteridad no genera solidaridad y emancipación colectiva. Con el libro intenté demostrar que es posible hacer que la alteridad y la identidad vayan de la mano. 

  

Hablas mucho de la alteridad, la capacidad de uno percibirse en el otro (por más diferente que le parezca este ‘otro’) y el papel del arte en este proceso. Eso parece ganar aún más peso en estos tiempos difíciles, ¿no? 

¡Sin duda! El esfuerzo con el libro fue demostrar exactamente eso, contando historias aparentemente dispares de realidades sociales, económicas y culturales muy diferentes, pero que se encuentran. Si, al final de la lectura, la gente ha logrado darse cuenta de esto, el libro habrá cumplido su misión. 

  

Las fotografías del libro son de su hermano, Mario Miranda Filho. ¿Habían realizado otros proyectos juntos? 

Quien organizó los viajes fue mi esposa, Silvana (Bragatto), que es ingeniera especializada en logística y economía circular y que, a lo largo de la década, me acompañó en la mayoría de los viajes. Las fotos son de mi hermano menor y este fue nuestro primer proyecto conjunto. Ya pienso en otro … Me gustaría contar historias de flujos migratorios en América Latina, acompañar al tren, La Bestia, que, de hecho, son varios trenes y caminos, en México, la frontera norte de Brasil, los desplazados en Colombia… Quiero contar las historias de estas personas con la dignidad que merecen y con un registro fotográfico hecho por mi hermano. 

Ya me he ocupado de esto en algunos capítulos, como la historia de tres hermanas salvadoreñas, niñas de 9, 7 y 6 años, capturadas en el sur de Estados Unidos mientras jugaban en la calle y que fueron deportadas a Guatemala, colocadas en la Casa del Migrante y allí viven sin sus padres. Nótese la situación: niñas nacidas en USA, hijas de inmigrantes indocumentados, separadas de sus padres, llevadas a un país extranjero que ni siquiera es de origen familiar, viviendo prácticamente en prisión. 

En los últimos años, la noticia de la deportación de niños por parte del gobierno de Estados Unidos se ha hecho pública y ha conmocionado al mundo. Para mí, la conmoción llegó cuando me encontré con esta historia en Guatemala, y desde ahí cuento la historia de una pareja que tiene un punto de cultura en la Ciudad de Guatemala y cómo trabajan con estos niños. Son, quizás, el único hilo de humanidad, gentileza y afecto con quien estos niños pueden conectarse. Relato también la metodología para niñas violadas, pero prefiero no dar spoilers

 

¿Has recibido alguna propuesta de traducción al español?

Todavía no. Junto a la idea de la serie documental (y por qué no, en ficción), es mi prioridad, tengo muchas ganas de que el libro se lea en español. Por cierto, ya he incorporado muchas palabras del mejor portuñol (risas). Como decía, son historias escondidas de los rincones más lejanos y que necesitan ser desveladas con toda su fuerza. Se trata de un libro decolonial y se pretende ¨despatriarcal¨, aunque escrito por un hombre, en el ejercicio de la alteridad, así como la desmercantilización de las relaciones sociales. Me esforcé mucho en contar bien estas historias y espero que la audiencia las disfrute. Pero me gustaría que la traducción al castellano, e incluso a otros idiomas, tuviera el mismo tratamiento editorial, forma y fotografías que la edición brasileña para transmitir esta idea en su conjunto.

 

Lea la Introducción del libro “Por todos os caminhos” (páginas 11 a 13)

Conoce las entidades culturales de base comunitaria que ayudaron a narrar estas historias:

MÉXICO
  • Huehuecoyotl – Ecovila da Paz: Tepoztlán, estado de Morelos
  • Centro de las Artes Indígenas del pueblo totonaca: Tajín, estado de Veracruz
EL SALVADOR
  • Tiempos Nuevos Teatro (TNT): Los Ranchos, departamento de Chalatenango
  • Museo de la Palabra y la Imagen (Mupi): San Salvador
HONDURAS
  • Copán – ciudad arqueológica del pueblo maya
GUATEMALA
  • Caja Lúdica: Ciudad de Guatemala
  • Escola Frida Kahlo para ninõs y niñas pintores: Ciudad de Guatemala
  • La Asociación de Estudios y Proyectos de Esfuerzo Popular – Eprodep: Quetzal
  • EducArte: Antigua
BELICE
  • Caracol – Desarrollo de la comunidad juvenil: Arenal

COLOMBIA – MEDELLÍN
  • Corporación Cultural Nuestra Gente
  • Corporación Cultural Barrio Comparsa
  • Corporación Cultural Canchimalos
  • Fundación Ratón de Biblioteca
  • Biblioteca El Limonar
PERÚ – LIMA Y CUSCO
  • La Tarumba
  • Vichama Teatro
  • 5 minutos 5
  • Biblioteca Comunitaria Don Quijote y su manchita
  • Centro Cultural Waytay
  • Colegio Pukllasunchis
  • Waynakuna Tikarisunchis Paqarimpaq
BOLIVIA – EL ALTO
  • Fundación Compa
  • Fundación Wayna Tambo
ARGENTINA
  • Fundación Crear Vale la Pena: San Isidro, gran Buenos Aires
  • Grupo de Teatro Catalinas Sur: La Boca, Buenos Aires
  • Fundación Pontifícia Scholas Occurrentes: Buenos Aires
  • Orquesta-Escuela de Chascomús: Chascomús, provincia de Buenos Aires
  • Centro Cultural Chacras de Coria: cidade de Mendoza, provincia de Mendoza
  • Grupo de Jóvenes de San Antonio de los Cobres: La Puna
BRASIL
  • Instituto Olga Kos de Inclusão Cultural: São Paulo
  • Instituto Pombas Urbanas: Cidade Tiradentes, São Paulo
  • Thydêwá – Índios On-Line: Olivença, Bahia
  • Grãos de Luz e Griô: Lençóis, Chapada Diamantina, Bahia

Por todos os caminhos: Pontos de Cultura na América Latina

Autor: Célio Turino

Edições Sesc São Paulo, 2020

380 páginas

ISBN: 978-65-86111-06-4

Precio: R $ 90,00

www.sescsp.org.br/livraria


Revisa el video de la editorial SESC-SP en el que Célio Turino habla sobre el libro

Tags |