Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

PERÚ

El Ministerio de Cultura del Perú se crea en el año 2010, con el desafío de fomentar y articular el trabajo de las políticas concernientes al cuidado, puesta en valor y apropiación del patrimonio cultural (material e inmaterial) y el fomento de la creación contemporánea, artes vivas e industrias culturales, así como garantizar un marco de derechos favorables para la diversidad cultural y la construcción de una ciudadanía intercultural.

Para ello, se reconoció que la articulación con las experiencias ciudadanas que promovían procesos de desarrollo desde el arte y la cultura debía ser la base sobre la cual se construyesen políticas culturales en el país. Es así que, desde el año 2012, inspirados en la experiencia brasilera y recogiendo el trabajo de diversas redes culturales latinoamericanas, se comienza a impulsar desde la Dirección de Artes las bases de lo que sería el programa Puntos de Cultura en el Perú. Este proceso consistió en diseñar, junto con un grupo de organizaciones culturales comunitarias, los objetivos estratégicos del programa y las prioridades de trabajo para los siguientes años: el reconocimiento y protagonismo de los Puntos de Cultura; la co gestión de proyectos a partir de ayudas de financiamiento; el fortalecimiento de capacidades y gestión del conocimiento y la comunicación y visibilidad. Todo ello respetando la autonomía de las organizaciones miembro del programa y fomentando su articulación en red.

A septiembre del 2015, el programa Puntos de Cultura ha identificado y reconocido a 218 experiencias en 22 regiones de las 25 que conforman el país. El panorama que configura la acción del programa es muy diverso, marcado por la riqueza cultural de las comunidades campesinas y nativas, por los procesos culturales generados a partir de las migraciones e intercambios entre diversas regiones, así como por los procesos más urbanos de creación cultural. Si bien en la mayoría de las experiencias el territorio es un factor intrínseco a los procesos de desarrollo comunitarios, también están aquellas experiencias que resignifican lo que entendemos por comunidad, demostrando que son los valores que compartimos los que pueden definir el auto reconocimiento de una comunidad, como en el caso de las comunidades LGTBI, las comunidades de migrantes o las comunidades virtuales que se apropian de las nuevas tecnologías para generar vínculos y trabajo a favor de la cultura.

En base a ello, desde el Perú se reconoce que impulsar una política de fomento de la cultura viva comunitaria implica un trabajo concertado e integrado de los ejes rectores del Ministerio de Cultura. La gran diversidad del país se convierte entonces en el motor para impulsar y fortalecer procesos de diálogo que nos permitan generar propuestas sobre cómo abordar y trabajar las diferentes maneras de ver el mundo y vivir en comunidad.

Sitio web Puntos de Cultura: www.puntosdecultura.pe

Sitio web Ministerio de Cultura: www.cultura.gob.pe

Lea también:

Unidos somos semilla – Memoria Institucional de Puntos de Cultura 2011-2015 

Resonar Latinoamericano desde un corazón peruano – Una mirada reflexiva a los procesos de las políticas públicas de promoción de la Cultura Viva Comunitaria en Perú, por Paloma Carpio