Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Notícias

12

Nov
2019

EnNotícias

Un día de candombe con el embajador iberoamericano de la cultura Carlinhos Brown en Uruguay

En12, Nov 2019 | EnNotícias |

Fotos y videos: Pancho Pastori & Joaquín González

 

Al entrar en el Centro Cultural La Calenda, donde funciona el taller del percusionista y luthier Fernando “Lobo” Nuñez, en el Barrio Sur de Montevideo (Uruguay), Carlinhos Brown miró los tambores en el pasillo y siguió adelante para saludarlos. Del otro lado del edificio, las personas hacían señas al músico brasileño, como si se hubiera equivocado de dirección. “Estamos acá!”, le gritaban. Carlinhos dio algunos pasos más, saludó a los instrumentos, saludó al cielo, sonrió y finalmente se dirigió al estudio donde estaban el “Lobo” Nuñez y sus invitados. No se había equivocado. Siempre que hay tambores en un lugar él los saluda primero. Es un acto de reverencia. “Un tambor es alguien que salta, están todos nuestros abuelos ahí”, explicó. “Nuestros tambores tienen una riqueza ancestral, ellos evocan lo mejor de nuestra alma.”

La visita al taller de Lobo Nuñez, el domingo 3 de noviembre, fue la primera actividad de Carlinhos Brown en Montevideo como embajador iberoamericano de la cultura, título que él recibió de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) en abril de 2018. Esta programación en Uruguay, realizada en conjunto con IberCultura Viva, formó parte de la 3ª Semana de la Cooperación Iberoamericana (28 de octubre-4 de noviembre), promovida en varias ciudades con el objetivo de dar visibilidad a los 27 programas, iniciativas y proyectos de cultura, educación, ciencia y cohesión social que en 22 países de Iberoamérica mejoran la vida de los ciudadanos. 

Fueron dos días de alegría, en medio a encuentros, reencuentros y actividades variadas con representantes de organizaciones culturales comunitarias de Uruguay y Argentina. “Fue histórico, inolvidable”, celebró el músico brasileño, que pasó por momentos emocionantes desde los primeros minutos de esta agenda. A comenzar por el reencuentro con el “Lobo” Nuñez, referente del candombe a quien no veía desde la década de 1980, y a quien sólo reconoció cuando llegó a La Calenda, después de los saludos iniciales a los tambores en el pasillo. “Fernando vivió en Pelourinho (Salvador de Bahía, Brasil) en 1982, fue uno de mis maestros. Es un gran músico, un gran luthier, ha dejado un legado en Bahía”, afirmó conmovido. 

 

Una práctica comunitaria

Ubicado en la antigua usina de gas del Barrio Sur, el Centro Cultural La Calenda es la sede de la Asociación Civil La Calenda, que promueve actividades culturales y sociales en torno al candombe y otros ritmos de origen afro-uruguayo. En este espacio se encuentran el taller de fabricación de tambores El Power, del “Lobo” Nuñez, una sala de ensayos para los músicos que lo soliciten, y el Museo del Candombe, donde está un acervo de objetos y registros familiares y de la cultura afro en Uruguay. Para ellos, el candombe no sólo es la expresión de una resistencia, sino también una festividad musical uruguaya, un símbolo y una manifestación de la memoria de la comunidad, una práctica social colectiva arraigada en la vida diaria. 

“El candombe aquí en sus orígenes, en principios del siglo pasado, no estaba permitido. Solo nos permitían tocar el 6 de enero, el Día de Reyes. Hoy se toca todos los días y lo compartimos con toda la sociedad y todas las colectividades en este país y fuera del país”, contó el “Lobo” en la sala de ensayos de La Calenda. “Fue una propuesta cultural que no necesitó ni de leyes ni de decretos para admitir a todo mundo. Cuando salimos a tocar nadie le pregunta a nadie cuál es su partido político, su orientación sexual, a qué religión pertenece, si tiene dinero o si no tiene… Todo mundo baila, toca y disfruta.”

 

Carlinhos Brown y los nietos del “Lobo” en la sala de ensayos de La Calenda

 

Teniendo los tambores como un idioma en común, Brown y Nuñez recordaron los tiempos “pré-axé music” en Bahía (Neguinho do Samba, conocido como el creador del samba-reggae, también era parte de este grupo de percusionistas que se reunía en el barrio del Pelourinho en la década de 1980), y hablaron de sus escuelas de música, de los proyectos sociales que desarrollan respectivamente en la comunidad del Candeal, en Salvador, y en el Barrio Sur de Montevideo.

“Con el tambor hemos logrado muchas cosas”, comentó el percusionista uruguayo. “Hemos hecho un trabajo invisible a través del tambor, sobre todo cuando se trata de proponer entretenimiento, para que los jóvenes ocupen la cabeza con algo sano. Sólo con el reunir, convocar para tocar, ya estamos aportando. Hay mucha gente que mientras toca no está en otras actividades. Con cultura yo creo que se puede ganar de la violencia”, destacó el “Lobo”. “Yo digo a mis alumnos, sobre todo a los que están en situación de riesgo: ‘Vengan a tocar’. Porque cada hora en que están en la percusión es una hora a menos que ellos dedican a otras cosas, y salen de allí ganando vida”, añadió el brasileño.

La charla se desarrolló en la sala de ensayos mientras los dos improvisaban en los tambores, acompañados del hijo y de los nietos del  “Lobo”, y de invitados como el percusionista Santiago Comin, de la organización argentina La Bombocova, que fue una de las beneficiarias de la convocatoria IberEntrelazando Experiencias, lanzada por IberCultura Viva. También estaban presentes integrantes de dos Puntos de Cultura uruguayos seleccionados en la misma convocatoria (Nación Zumbalelé y Colectivo Tierra Niegra), además de representantes de IberCultura Viva, de la SEGIB y de la Dirección Nacional de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay. El compositor, cantante, percusionista y actor Rubén “El Negro” Rada llegó al final de la visita para saludar al músico brasileño y compartir unos momentos junto a él. Fue recibido con fiesta. 

 

Tres gigantes de la percusión: Carlinhos Brown, el “Lobo” Nuñez y Ruben Rada

La fiesta en la calle

Después de la visita a La Calenda, Carlinhos Brown, el “Lobo” Nuñez, Ruben Rada y demás invitados fueron asistir al toque de cuerdas de tambores del Barrio Sur y Palermo. Al llegar al ensayo de la comparsa Valores de Ansina, el músico brasileño fue recibido con una roda de capoeira, una fogata encendida en medio de la calle, cientos de saludos, besos y abrazos de toda parte. Con los tambores ordenados, y las bailarinas por delante de ellos, Brown dio inicio al ensayo con la habitual reverencia al instrumento (un saludo al tambor seguido de un saludo al cielo) y siguió con ellos por las calles de Palermo, acompañando el ritmo con un agogo. Con una bandera uruguaya colgada sobre sus hombros, tocó, bailó y disfrutó de este momento con mucha alegría, un tanto sorprendido con el carnaval que encontró en Uruguay. 

 

 

 

Lea también:

Carlinhos Brown y la “orquesta humana de buenas fuerzas”: un día de conversatorio sobre cultura comunitaria en Montevideo

El embajador iberoamericano de la cultura Carlinhos Brown visita la cooperación iberoamericana en Uruguay (SEGIB)

Carlinhos Brown y la unión con Uruguay a través del tambor (EFE)

(Video de la Agencia EFE sobre la visita de Carlinhos Brown  a Montevideo)

 

 

 

Tags | , , , ,