Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Costa Rica

La Dirección de Cultura (DC) es la entidad del Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica que tiene como misión desarrollar procesos de asesoría, estímulo y acompañamiento en gestión sociocultural comunitaria, por medio de acciones articuladas y participativas, para apoyar el fortalecimiento de personas gestoras y organizaciones socioculturales en el ejercicio de sus derechos culturales. Para ello, cuenta con dos áreas programáticas: Fomento Los Cultural y Promoción Cultural.

El Departamento de Fomento Cultural tiene entre sus actividades el fondo Becas Taller para el financiamiento de proyectos destinados a herencias culturales, y el fondo Puntos de Cultura, dirigido a organizaciones socioculturales que desarrollen iniciativas vinculadas con el arte y la transformación social, la comunicación comunitaria, el fortalecimiento de la capacidad de autogestión de las organizaciones y el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades (cultura para el buen vivir).   Además, gestiona las Declaratorias de Interés Cultural y Público y algunos premios nacionales, tales como el Premio en Gestión Cultural.

El Departamento de Promoción Cultural, a su vez, cuenta con gestores y gestoras culturales que trabajan en nueve regiones del país –San José, Alajuela, Guanacaste, Puntarenas, Heredia, Limón, Cartago, Zona Norte y Zona Sur–, atienden cuatro centros culturales y cinco Centros Cívicos para la Paz. Los Centros Cívicos son espacios que reúnen instituciones y gobiernos locales con el objetivo de brindar una oferta recreativa integral a poblaciones con poco acceso a alternativas lúdicas y formativas, en especial a las personas jóvenes.

Los gestores y gestoras de la DC destacadas en estos centros se encargan de facilitar procesos de análisis, planificación y redacción de proyectos participativos, con representantes de las comunidades aledañas al Centro. Asimismo, realizan acciones de capacitación a través de metodologías participativas, en el marco de los programas y actividades que se desarrollan como parte de los servicios interinstitucionales que se ofrecen en estos espacios. Actualmente existen Centros Cívicos en Garabito (Puntarenas), Santa Cruz (Guanacaste), Aguas Zarcas (Zona Norte), Cartago, y Guararí (Heredia). 

El trabajo en las regiones se diseña a partir de la priorización de necesidades y de acuerdo a la capacidad organizativa e interés de los grupos locales y se dirige a la coordinación, producción, acompañamiento, asesoría e investigación, así como a la asesoría en construcción de políticas públicas en municipalidades y acciones de incidencia, enfocadas en mejorar la capacidad de autogestión de las comunidades para dirigir su propio desarrollo cultural.

 

Derechos culturales

Partiendo de una visión de interculturalidad y pluriculturalidad, la Dirección de Cultura orienta su accionar desde una construcción teórica y metodológica sustentada, entre otros, en los siguientes acuerdos: la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales, la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Política Nacional de Derechos Culturales.

Aprobada en diciembre de 2013, la Política Nacional de Derechos Culturales (2014-2023) ha sido un marco importante en la trayectoria de la DC, al dejar claro que la cultura es un derecho (irrevocable, inalienable, intransmisible e irrenunciable), que las personas son protagonistas de la cultura y que participan activamente en la generación de condiciones para el acceso, la producción y el disfrute cultural en su comunidad.

La DC comprende la comunidad como un espacio definido por un grupo de personas que tienen en común algunos significados y sentidos, que crean sentido de pertenencia y referencia. Así, las comunidades pueden estar referenciadas por territorios geográficos o por otros ámbitos de identificación, como género, etnia, edad u otros, siempre que se generen vínculos sistemáticos.

Conforme destaca el documento La Ruta de la DC – Gestión sociocultural y participación comunitaria, las relaciones que se establecen entre la Dirección de Cultura y las comunidades están basadas en el entendimiento, respeto e impulso de la autonomía de sus organizaciones e iniciativas socioculturales.

Gestión sociocultural

En Costa Rica se ha trabajado con las comunidades desde hace muchos años, pero el enfoque en la gestión cultural ganó prestigio especialmente en la administración 2010-2014. Para la DC, la gestión sociocultural es vista como el conjunto de procesos participativos mediante los cuales las personas, grupos, organizaciones e instituciones dialogan, definen, articulan y desarrollan iniciativas culturales comunitarias a partir de la identificación de sus necesidades y oportunidades.

El rol de la DC como referente y mediador de las diversas instancias es algo que se ha enfatizado en la última década, desde que se pasó a ver el Ministerio de Cultura y Juventud no como un productor directo, sino como un gestor que acompaña los procesos comunitarios.

Como explica la memoria institucional Tejer hilos de participación y diversidad, acompañar no es asumir la dirección de los procesos organizativos ni intervenir como “experto”. Significa ir paso a paso con el equipo comunitario, aportando herramientas metodológicas que permitan una toma de decisiones participativa, para ayudar a las poblaciones a fortalecer su identidad a través de diálogos abiertos y respetuosos de todas las expresiones culturales existentes en la comunidad.

Plan de Desarrollo

La administración iniciada en 2014 puso énfasis en la desconcentración del trabajo de la institución, dándole seguimiento a la Política Nacional de Derechos Culturales y fortaleciendo el quehacer de la DC con renovados recursos técnicos y financieros. Una de las acciones del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 fue la incorporación del Programa de Gestión Cultural Comunitaria, buscando generar procesos participativos y articulados de gestión cultural local y regional.

En 2014, además de desarrollar en conjunto con las universidades públicas el Programa de Formación en Gestión Sociocultural, en respuesta a la demanda de los gestores locales, la DC modificó el reglamento del Programa de Becas Taller (Decreto Ejecutivo No. 38601-C) con una reorientación hacia el estímulo de procesos de salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial.

Puntos de Cultura

En 2015, Costa Rica se integró al programa IberCultura Viva y lanzó su programa Puntos de Cultura (mediante el Decreto Ejecutivo nº 39110-C), el cual estimula, apoya y fortalece el quehacer de organizaciones socioculturales de la sociedad civil, mediante un fondo concursable que fomenta la creación de alianzas y sinergias.

De 2015 a 2018 se lanzaron cuatro convocatorias de Puntos de Cultura en Costa Rica. Se consideran como Puntos de Cultura las organizaciones socioculturales sin fines de lucro pertenecientes a la sociedad civil o cooperativas autogestionarias con fines culturales, cuyo quehacer contribuya a la construcción de una sociedad solidaria, inclusiva y participativa, que reconozca y valore su diversidad cultural, memoria y potencial creativo.

 

Página web de la Dirección de Cultura: www.dircultura.go.cr

 

Lea también:

La Ruta de la DC – Gestión sociocultural y participación comunitaria

Tejer hilos de participación y diversidad

Puntos de Cultura – Preguntas frecuentes

Política Nacional de Derechos Culturales 2014-2023

Un quipu de mil nudos, por Fresia Camacho

Fresia Camacho: “Nuestras expresiones culturales se parecen a un bosque biodiverso, el humus efervescente”