Image Image Image Image Image
Scroll to Top

Para o Topo.EPara o Topo

Noticias

20

Jul
2022

Em Noticias

Cine comunitario y diversidad indígena: los proyectos regionales seleccionados en la Convocatoria de Apoyo a Redes 2022 

Em 20, Jul 2022 | Em Noticias |

.

Además de las propuestas seleccionadas por país, la Convocatoria IberCultura Viva de Apoyo a Redes y Proyectos de Trabajo Colaborativo 2022 eligió a dos proyectos que llamamos “regionales”, por involucrar organizaciones y colectivos de diversos países. Uno de ellos, “Historias que nos abrazan. Tejiendo cine comunitario”, de la Red de Cine Comunitario de América Latina y del Caribe, fue presentado por una organización argentina, pero involucra a seis países (Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México y Perú).  El otro, “Diversidad Indígena Viva II”, de la red De Abya Yala con Amor, es la continuación de un proyecto presentado por un Punto de Cultura brasileño y desarrollado en el año de 2021 por 15 indígenas de 12 etnias. La primera edición, que resultó en un e-book presentado a comienzos de este año, contó con indígenas de tres países (Brasil, Argentina y Ecuador). La segunda edición amplía la propuesta con el ingreso de otros 15 indígenas, originarios de Colombia, Chile, Paraguay, Perú y México.

(Foto: Grupo Chaski)

.


 *Nombre de la red o articulación: Red de Cine Comunitario de América Latina y del Caribe

 *Nombre del proyecto: Historias que nos abrazan. Tejiendo cine comunitario

.

“Historias que nos abrazan. Tejiendo cine comunitario” es un proyecto de la Red de Cine Comunitario de América Latina y del Caribe que propone fortalecer el entramado de experiencias de cine comunitario de la región a través de tres instancias: un espacio virtual de encuentro, intercambio y capacitación; una publicación digital, y actividades de proyección en los territorios. La propuesta fue presentada a la Convocatoria IberCultura Viva de Apoyo a Redes y Proyectos de Trabajo Colaborativo por una organización argentina, pero involucra a colectivos y organizaciones de seis países: Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México y Perú. 

Por un lado, el proyecto prevé el desarrollo de un espacio virtual de encuentro, intercambio y capacitación dirigido a organizaciones sociales y colectivos que realizan actividades de cine comunitario, cultura viva comunitaria y educación popular. La idea es promover un curso de ocho encuentros para intercambiar experiencias, metodologías e impulsar nuevos proyectos compartidos. Estos talleres se coordinan de manera colaborativa, con los saberes de cada colectivo, teniendo como ejes la memoria, los feminismos y el territorio. 

Por otro lado, como parte de la construcción de la memoria de la red, se realizará una publicación digital que sistematice la historia de las organizaciones miembros de la red y de los espacios de formación e intercambio de este proyecto. Por último, se realizarán actividades presenciales de proyección en los territorios de las organizaciones de la red que presentan el proyecto para potenciar los procesos comunitarios de las organizaciones participantes. En estos encuentros se proyectarán las producciones realizadas durante la capacitación.

.

La Red de Cine Comunitario

Las colectivas y organizaciones que conforman la Red de Cine Comunitario de América Latina y del Caribe tienen trayectorias diversas y habitan distintos territorios, pero coinciden, se conectan y se organizan en torno al cine comunitario como práctica política, ética y estética que transforma la vida de las comunidades. Desde el surgimiento de la red, en el año 2014, las organizaciones integrantes han compartido más de 30 espacios de capacitación e intercambio en encuentros, festivales y proyectos.

Según ellas, el cine comunitario se conceptualiza como: 1) una práctica en la cual la misma comunidad se apropia de herramientas audiovisuales para auto-representarse y visibilizar sus realidades; 2) un modo de producción horizontal y colectiva que genera y valora saberes e identidades locales; 3) un proceso audiovisual integral de gestión, producción, exhibición, circulación y consumo que incluye activamente a la comunidad en cada una de sus etapas. 

.

Organizaciones participantes

Cine en Movimiento es una organización de cine comunitario de Buenos Aires, Argentina, que está cumpliendo 20 años en 2022. A lo largo de este tiempo, ha desarrollado talleres de cine y educación popular en más de 350 organizaciones sociales. Junto a estas organizaciones se han producido más de 400 cortometrajes y piezas audiovisuales. 

.

Cinema e Sal es un proyecto de cine comunitario y educación popular que se desarrolla en las islas de Bahía, Brasil. Desde enero de 2015, cuenta con un trabajo de accesibilidad destinado principalmente a niños, niñas y jóvenes de las islas, teniendo el audiovisual como una herramienta para contar la propia historia, y fortalecer la identidad y territorio.

Espora Media es una colectiva/organización transdisciplinar que basa sus prácticas en la animación sociocultural, vinculando artes y ciencias a través de narrativas audiovisuales y cinematográficas transmedia. Creada en 2016 en Xalapa (Veracruz, México), trabaja en la creación cinematográfica, la educación audiovisual y la exhibición de cine comunitario a través de eventos y festivales. Desde hace cinco años realiza el proyecto de cine y formación audiovisual comunitaria “Cine de la Cuenca. Unidos por el agua”. 

De Lima, Perú, viene Chaski Comunicación Audiovisual, grupo que en 2004 impulsó la creación de un colectivo de pequeñas salas de cine comunitario, en 32 barrios ubicados en 10 regiones del Perú (Puno, Cusco, Ayacucho, Apurímac, Ica, Lima, Ancash, La Libertad, Piura y Loreto). Las películas nacionales, latinoamericanas e independientes que se programan en la Red Nacional de Microcines contribuyen a fortalecer valores para el desarrollo integral de las personas y creación de espacios culturales de comunicación, reflexión y educación.

De Bogotá, Colombia, integra la red el Festival Internacional de Cine y Vídeo Alternativo y Comunitario Ojo al Sancocho, una iniciativa comunitaria nacida en el año 2008, como una alternativa de educación y comunicación comunitaria, con la intención de democratizar la cultura audiovisual en Colombia.

La Fundación El Churo, a su vez, es una organización que promueve y acompaña procesos de comunicación comunitaria, cine y audiovisual comunitario, investigación e incidencia en legislación y políticas públicas sobre comunicación en Ecuador. Creada en Quito en 2016, la fundación coordina el Laboratorio de Cine y Audiovisual Comunitario Ojo Semilla, una propuesta de formación y educación popular que comparte herramientas técnicas y teóricas para el desarrollo y producción de audiovisual comunitario a colectivos de mujeres, feministas, jóvenes, pueblos indígenas y afrodescendientes.

Foto: Ojo al Sancocho)

.


Nombre del proyecto: Diversidad Indigena Viva II

Nombre de la red: De Abya Yala con Amor

.

En 2021, 15 indígenas de 12 etnias de Argentina, Brasil y Ecuador conformaron una  comunidad colaborativa de aprendizaje para compartir experiencias, opiniones, visiones, conocimientos y sentimientos a través de herramientas digitales (Zoom, Whatsapp y redes sociales). En estos encuentros virtuales, que llamaron de “fogones digitales”, 7 hombres y 8 mujeres dejaron correr la palabra como tradicionalmente sucede en las comunidades indígenas cuando se reúnen alrededor del fuego. 

El e-book “De Abya Yala con Amor”, presentado en febrero de 2022, en su primera versión con algunos textos en portugués y otros en español, es uno de los resultados de los intercambios digitales desarrollados en el marco del proyecto “Diversidad indígena viva” a lo largo de dos meses de 2021. En este libro colectivo, cada autor/a indígena trae un mensaje para la humanidad que renace en este momento de crisis superpuestas (ambiental, económica, sanitaria). Fragmentos de testimonios (“chispas”) de las personas autoras también se encuentran en más de 50 vídeos cortos, disponibles en el canal www.youtube.com/mensagensdaterra.

Este año, en el proyecto presentado a la Convocatoria de Apoyo a Redes y Proyectos de Trabajo Colaborativo 2022, la red de Abya Yala con Amor se amplía con el ingreso de otros 15 indígenas, originarios de Colombia, Chile, Paraguay, Perú y México. Los propósitos son los mismos del proyecto anterior: actuar como una comunidad colaborativa de aprendizaje, y producir contenidos desde y con las cosmovisiones originarias, para inspirar la humanidad que hoy renace. La intención es dar continuidad a la producción de fogones digitales y sus chispas, además de un nuevo e-book, De Abya Yala con Amor 2.

“Diversidad indígena viva” tiene como objetivo general valorar los saberes indígenas vivos en Abya Yala y el diálogo en la diversidad. Los objetivos específicos son: 1) Acercar y articular indígenas y redes indígenas; 2) Promover el intercambio de experiencias y saberes entre diferentes culturas; 3) Fortalecer las capacidades de los y las indígenas y sus redes; 4) Valorar los saberes indígenas y su participación en el mundo actual; 5) Incentivar diálogos interculturales y transdisciplinares fomentando la cohesión social y el buen vivir para todos, teniendo la diversidad cultural como patrimonio vivo común.

Entre los resultados esperados se encuentra la conformación de una comunidad colaborativa multiétnica plurinacional con más de 20 indígenas fortalecidos en gestión compartida, salvaguardia del patrimonio inmaterial, apropiación de las nuevas tecnologías y en el diálogo intercultural. También se espera tener un nuevo libro y nuevos videos circulando, valorando el entrecruce de diversos saberes y provocando transformaciones socioculturales rumbo al buen vivir de todos.

Uno de los fogones digitales realizados en 2021 en el proyecto «Diversidad indígena viva»

.

Organizaciones participantes

La organización que presenta el proyecto a la Convocatoria de Apoyo a Redes 2022 es Thydêwá, creada en 2002 en Bahía, Brasil. Entre las más de 70 iniciativas promovidas por Thydêwá, destacan el Punto de Cultura Índios On-Line, el Pontón de Cultura Esperança da Terra, la Red de Puntos de Cultura Mensagens da Terra, la red y colección de libros Índios na Visão dos Índios, la Rede Índio Educa, la Rede Risada, la Rede Pelas Mulheres Indígenas, Kwatiara, AEI – Arte Eletrônica Indígena y AIRE – Arte com Indígenas em Residências Eletrônicas.

Thydêwá ha trabajado con indígenas de 30 etnias diferentes, especialmente para la valorización de patrimonios inmateriales, sus derechos y el uso de la información y la comunicación. Además de trabajos conjuntos con pueblos indígenas de Argentina y Colombia, mantienen colaboraciones con Reino Unido, Alemania y Francia, promoviendo el diálogo intercultural y el buen vivir.

El trabajo conjunto con comunidades indígenas de Argentina viene desde 2015, año en el que la organización fue seleccionada en la Convocatoria IberCultura Viva de Intercambio y dio inicio a los primeros proyectos con la colaboración de Mariela Jorgelina Tulián, casqui curaca de la Comunidad Indígena Territorial Comechingón Sanavirón “Tulián”, que también participa en este “Diversidad Indígena Viva”.

La Comunidad Indígena Territorial Comechingón Sanavirón “Tulián”, de San Marcos Sierras (Argentina), fue fundada en 2010 y está presente en escuelas, tramitando becas de estudios secundarios, dando charlas y talleres de cosmovisión, compartiendo ceremonias con los miembros de estas instituciones, y de manera más efectiva en la escuela secundaria IPEM nº 45 “Dr. Ernesto Molinari Romero”, a través de la tarea de una tutora intercultural que realiza actividades constantemente. 

Desde hace varios años participan en encuentros con otras comunidades indígenas, integrando la Coordinadora de Comunicación Audiovisual Indígena de Argentina (CCAIA), donde una de sus autoridades comunitarias oficia como vicepresidenta. Y desde hace algún tiempo integran el Consejo Continental de Ancianas, Ancianos y Guías Espirituales de América.

Mariela Tulián fue quien presentó a Thydewá la colaboradora ecuatoriana en este proyecto: la Fundación Guanchuro. Creada en 2010, en Pichincha (Ecuador), esta fundación promueve la interculturalidad, los procesos de economía solidaria, el turismo comunitario, la educación intercultural bilingüe, la promoción de la lengua y la cultura. Forma parte de la Red de la DVV Internacional, organización de cooperación con sede en Bonn (Alemania), especializada en educación de jóvenes y adultos con presencia en más de 50 países del mundo. Angel Ramirez Eras, del pueblo Palta, es el representante de la Fundación Guanchuro en la red.

.

Maria Pankararu (Pernambuco, Brasil) representa el canal Mensagens da Terra, colectivo digital creado en 2020 y que cuenta con más de 400 videos publicados en internet, todos teniendo como protagonistas a personas indígenas. Más de 20 etnias brasileñas y 10 de otros países participaron de alguna manera de este canal, donde actualmente actúan indígenas Ymboré, Kariri-Xocó, Pankararu, Tupinambá, Pataxó, Pataxó Hãhãhãe, Waura, Desana, Kaingang, Guarani y Xucuruoutros, entre otros.

Nhenety Kariri-Xocó (Alagoas, Brasil) representa la Comunidade Indigena Kariri-Xocó. Además de coordinar el Punto de Cultura Horizonte Circular en su comunidad, participó en el proyecto “Índios on-line”, en el Pontón de Cultura Esperança da Terra y en la Red de Puntos de Cultura Indígena del Nordeste de Brasil. También participó como autor en más de 15 libros y actualmente coordina el fortalecimiento de la lengua de su pueblo en un proyecto con colaboradores nacionales e internacionales.

Solita Pereyra o Sapallitan Sanan Atojpa, otro representante de Argentina, ejerció por 27 años la docencia en escuelas en comunidades Tonokoté, de zonas inhóspitas y habla kichwa. Dedicó más de 40 años a resurgir las raíces de su pueblo Tonokoté, y es  tinkina (autoridad y representante) del Consejo de La Nación Tonokoté Llutki, conformado por 38 comunidades (33 en territorio ancestral de las hoy provincias de Santiago del Estero, 1 en Tucumán, 1 en Santa Fé y 3 en Buenos Aires).

Liliana Claudia Herrera Salinas, también argentina, es activista de los derechos indígenas, poeta, escritora y cantora en idioma originario. Omta (autoridad) de la Comunidad Indígena Huarpe Guaytamari (Uspallata, Mendoza), es vice-presidenta de la Organización de Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina (ONPIA) y miembro del Movimiento Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria.

.

De Chile está Wilma Reyes, de la Asociación Indígena Calaucan (San Antonio, Quinta Región, Valparaíso). Fundada en 1999, la asociación tiene entre sus actividades un proyecto de salud ancestral e intercultural, que se realiza desde el año 2008 en el Centro Ceremonial de Desarrollo Indígena, en Llolleo, donde se imparten talleres de cosmovisión mapuche, hierbas medicinales, telar mapuche, comida saludable, técnicas de arte con pertinencia indígena y capacitación a funcionarios de la salud. También cuenta con actividades de educación intercultural bilingüe; cuidado del medio ambiente y ecología; proyectos artísticos y arte-terapia, además de pasantías interculturales.

Otro participante de esta comunidad colaborativa es Lecko Zamora, escritor, poeta, músico, periodista, educador, referente y artesano del pueblo Wichí. Autor de diversos libros sobre la cultura de los wichí y de artículos periodísticos y científicos relacionados con derechos, salud y educación de los pueblos indígenas, Zamora vivió por muchos años en Venezuela y en Bolivia, y actualmente reside en Puerto Tirol, provincia de Chaco, Argentina.

De Huancayo, en la región de Junín (Perú), viene la Red de Comunicadores Indígenas del Perú (REDCIP), fundada en 2007 por un grupo de comunicadores que defienden y promueven el derecho a la comunicación de los pueblos indígenas y comunidades de la costa, ande y amazonia del Perú. La red es el resultado de un proceso de confluencia y articulación entre comunicadores indígenas de diversas regiones, con el fin de elaborar una agenda indígena común en el tema de comunicaciones y hacer visible las demandas de este sector tanto para el Estado, el sector privado, la sociedad civil y la cooperación internacional.

Francisco Quiroga, a su vez, representa el Consejo Continental de Ancianos y Ancianas Indígenas, Guías Espirituales de América. Es guahibo, pueblo de San Agustín que habita en la zona de Huila, Colombia, y danzante del Sol de la tribu Lakota en Pipe Stone, South Dakota, desde el año 2000. 

Tags | ,