Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

encuentro de redes

04

Sep
2020

EnCONVOCATORIAS
Notícias

PorIberCultura

Inscripciones abiertas para el conversatorio “Participación social y cooperación cultural”

En04, Sep 2020 | EnCONVOCATORIAS, Notícias | PorIberCultura

Además de los conversatorios temáticos programados para el 4º Encuentro de Redes IberCultura Viva, un grupo de trabajo especial será seleccionado por medio de convocatoria para el conversatorio “Participación social y cooperación cultural”, coordinado por el equipo del programa Cultura Comunitaria de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México. Las inscripciones para participar de este grupo estarán abiertas entre los días 4 y 14 de septiembre en el Mapa IberCultura Viva.

La intención es que las personas participantes de las tres sesiones del conversatorio “Participación social y cooperación cultural”, programadas para los días 25 de septiembre, 2 y 9 de octubre, puedan reflexionar sobre el trabajo del programa IberCultura Viva, en un proceso colaborativo para la construcción del Plan Estratégico Trienal (PET) 2021-2023. 

 

Charlas

Las charlas tendrán las siguientes temáticas: “Políticas culturales de base comunitaria hacia la post-pandemia” (25 de septiembre); “Mecanismos, propuestas metodológicas y rutas de participación” (2 de octubre), y “Brecha digital y cultura comunitaria” (9 de octubre). 

Las sesiones se realizarán en modalidad virtual, vía Zoom, y tendrán transmisión en vivo por YouTube y Facebook, a partir de las 12:00 en el horario de México (14:00 en Argentina). Los encuentros también podrán ser acompañados a través de la página web http://encuentroderedes.org/.

 

Inscripciones

Serán seleccionadas para el GT de Participación Social hasta 132 personas integrantes de organizaciones culturales comunitarias (OCC) de los 11 países miembros de IberCultura Viva: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, México, Perú y Uruguay. Cada una de las sesiones podrá incorporar hasta 44 representantes, siendo 12 personas por país miembro (se tendrá en cuenta el orden de llegada de las inscripciones). 

Cada persona puede inscribirse a una mesa del conversatorio, y sólo podrá inscribirse una persona por OCC. La selección final deberá reflejar diversidad territorial y regional priorizando la participación de OCC de diferentes regiones de cada país, con un mínimo de 50% de mujeres (mínimo 22 mujeres, 2 por país); 30% de personas afrodescendientes e indígenas, y un 10% de personas de la comunidad LGBTQ (4 por conversatorio).

Las personas postulantes deben ser miembros de organizaciones culturales de base comunitaria o de pueblos originarios, con o sin personería jurídica. Se espera tener un 30% de OCC que participen en representación de una red nacional o subnacional (13 por conversatorio, 1 por país); un 30% de OCC con más de 5 años de funcionamiento (13 por conversatorio, 1 por país), y un 30 % de OCC que hayan tenido alguna articulación con el programa (13 por conversatorio, 1 por país). 

 

Mapeo

En el marco del conversatorio se realizarán de manera simultánea tres WikiSprint-Mapeo de experiencias y saberes comunitarios. Al momento de iniciarse las charlas, se abre un chat mediante # en redes y un formulario para que se ingresen los siguientes datos, únicamente durante la realización del conversatorio: nombre de la organización; breve descripción de actividades; país y localidad; aporte o comentario al tema #. Podrán participar del Mapeo de Iniciativas WikiSprint todas las personas interesadas de los 11 países miembros del programa, sin cupo limitado.

 

Sobre la plataforma

Para inscribirse en el conversatorio “Participación social y cooperación cultural” es necesario registrarse primero como agente cultural en el Mapa IberCultura Viva. Esta plataforma libre, gratuita y colaborativa permite el registro de dos tipos de agentes: individual y colectivo. Por agentes individuales comprendemos las personas físicas, y por agentes colectivos, las organizaciones culturales comunitarias, entidades, pueblos originarios, colectivos, agrupaciones e instituciones. En el caso de esta convocatoria es obligatorio registrar el perfil de agente individual (la persona física que será responsable de la inscripción). 

Una vez concluído el perfil de agente se debe cliquear en “Convocatorias” (en la parte superior de la pantalla) y buscar el archivo que aparece con el título “Convocatoria para integración del Grupo de Trabajo de Participación Social y Cooperación Cultural” para iniciar la inscripción. Aquí está un instructivo sobre el registro en la plataforma

 

Revisa las bases: https://bit.ly/31VSDkl

Inscripciones: https://mapa.iberculturaviva.org/oportunidade/154/

Consultas: programa@iberculturaviva.org

 

Lea también:

Los conversatorios del 4º Encuentro de Redes: un espacio para la construcción participativa

 

Tags | ,

24

Aug
2020

EnCONVOCATORIAS
Notícias

PorIberCultura

4º Encuentro de Redes: inscripciones abiertas para el seminario sobre Patrimonio Cultural Inmaterial

En24, Aug 2020 | EnCONVOCATORIAS, Notícias | PorIberCultura

Del 16 de septiembre al 14 de octubre, en el marco del 4º Encuentro de Redes IberCultura Viva – Edición Especial, se realizará el seminario virtual “Introducción al Patrimonio Cultural Inmaterial”, organizado por el Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina (CRESPIAL) en colaboración con el programa. 

Las personas interesadas en asistir al seminario podrán inscribirse a partir de este lunes 24 de agosto en la plataforma Mapa IberCultura Viva. Podrán participar personas de los países miembros de CRESPIAL e IberCultura Viva, en un total de 17 países (*). El número de participantes por país será de siete personas, haciendo un total de 119. Las inscripciones estarán abiertas hasta el 4 de septiembre. 

Los/las participantes podrán ser tanto funcionarios/as de los países indicados, como miembros de la sociedad civil interesados en el Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI). Además de repartirse equitativamente entre los países participantes, los cupos deberán dividirse entre personas vinculadas a organizaciones culturales comunitarias y personas vinculadas a gobiernos locales. Para participar, es necesario tener conocimiento básico en Patrimonio Cultural Inmaterial (nociones generales) y manejar bien el español. 

 

 

 

Los módulos

El seminario se desarrollará de manera virtual y gratuita durante cinco semanas a través de la plataforma Moodle, que se encuentra en https://formar.cultura.gob.ar/. Las sesiones serán semanales, los miércoles, a partir de las 11:00 en el horario del Perú (13:00 de Argentina, 18:00 de España). Este encuentro sincrónico una vez por semana tendrá dos horas de duración y un trabajo en foro de debate y reflexión, con tutorías. Se mantendrá un foro abierto continuamente durante la duración de la formación incentivando el debate y la reflexión a partir de los encuentros con los docentes.

El primer módulo, a cargo de Miguel Hernández Macedo (Perú), contará con una introducción, algunos conceptos claves sobre Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI), y una presentación de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de UNESCO. Los módulos siguientes abordarán las temáticas “Políticas públicas para la gestión y salvaguardia del PCI” (a cargo de Luisa Sánchez, Colombia); “La participación comunitaria en el marco de la salvaguardia del PCI” (Adriana Molano Arenas, directora general del CRESPIAL), y “Medidas y herramientas de salvaguardia del PCI” (Lucas dos Santos Roque, Brasil). La quinta sesión, el 14 de octubre, será para las conclusiones y evaluación de las sesiones anteriores. 

Este seminario hace parte del Programa de Fortalecimiento de Capacidades del CRESPIAL, el cual busca fortalecer las capacidades humanas e institucionales de gestores públicos, comunidades portadoras, ONG, entre otros actores vinculados a la gestión y salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, a través de la cooperación regional y promoviendo la participación comunitaria como condición para la salvaguardia y la gobernanza cultural.

 

Sobre el Crespial

El CRESPIAL tiene como misión apoyar las actividades de salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de los países de América Latina, conforme con el espíritu de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO (Convención de 2003). En este marco el Centro viene implementando iniciativas orientadas a fomentar el fortalecimiento de capacidades nacionales. Entre ellas, actividades de asesoría, capacitación, formación y desarrollo de materiales, con el objetivo de fortalecer las capacidades tanto de los representantes de los países miembros del Centro, como de las instituciones aliadas y de las mismas comunidades encargadas de velar por el Patrimonio Cultural Inmaterial. 

 

Sobre la plataforma

Para inscribirse en este seminario virtual es necesario registrarse primero como agente cultural en el Mapa IberCultura Viva. Esta plataforma libre, gratuita y colaborativa permite el registro de dos tipos de agentes: individual y colectivo. Por agentes individuales comprendemos las personas físicas, y por agentes colectivos, las organizaciones culturales comunitarias, entidades, pueblos originarios, colectivos, agrupaciones e instituciones. En el caso de esta convocatoria es obligatorio registrar el perfil de agente individual (la persona física que será responsable de la inscripción). 

Una vez concluído el perfil de agente se debe cliquear en “Convocatorias” (en la parte superior de la pantalla) y buscar el archivo que aparece con el título del seminario para iniciar la inscripción. Aquí está un instructivo sobre el registro en la plataforma: https://bit.ly/34x4Y00

 

(*) Países participantes: Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Cuba, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, México, República Dominicana, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

 

Quiénes son los facilitadores 

 

Adriana Molano Arenas  – Directora general del CRESPIAL

Antropóloga con especialización en Políticas Culturales y Gestión de Artes, con experiencia de trabajo en la elaboración e implementación de políticas públicas participativas en temas culturales. Ha dirigido proyectos de fortalecimiento del tejido social desde la perspectiva patrimonial en el marco del desarrollo sostenible con comunidades afro, indígenas y campesinas. Coordinó el grupo de patrimonio cultural inmaterial de la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura de Colombia del 2008 al 2015. Por otro lado, ha desarrollado consultorías para la UNESCO y es especialista en la Estrategia Global de Fortalecimiento de las Capacidades Nacionales para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial en América Latina y el Caribe.

 

Miguel Ángel Hernández Macedo (Perú)

Antropólogo con estudios de postgrado en Gerencia Social. Especialista en patrimonio cultural inmaterial con 12 años de experiencia en el Ministerio de Cultura de Perú como coordinador principal en la elaboración de expedientes técnicos para la inscripción de elementos del patrimonio cultural inmaterial en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad- UNESCO. Cuenta con diversas publicaciones sobre expresiones culturales  peruanas incluyendo los libros “Cocina e Identidad: la Culinaria Peruana como Patrimonio Cultural Inmaterial.” y “El Q’eswachaka de Canas. Ingeniería y tradición en las comunidades de Quehue”. Ha sido facilitador de numerosos talleres y cursos sobre Patrimonio cultural inmaterial  en Perú y en América Latina y ha sido representante peruano ante organismos internacionales relacionados al patrimonio vivo.

 

Luisa Sánchez (Colombia)

Antropóloga. Magíster en Antropología Social, master en Sociología y doctora en Sociología del Instituto de Altos Estudios de América Latina IHEAL-Paris 3. Actualmente es profesora, investigadora y directora del Departamento de Antropología de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Se ha concentrado en la investigación de las dinámicas históricas, políticas y poblacionales de las regiones de la Amazonía y la Orinoquía colombianas, con énfasis en procesos migratorios hacia contextos urbanos. Fue asesora del Grupo de Patrimonio Cultural Inmaterial en el Ministerio de Cultura de Colombia. Allí trabajó las líneas de Memoria y Patrimonio, Investigación, e Inventarios. Durante los últimos años se ha especializado en el análisis comparado y evaluación de políticas culturales, participando como consultora internacional en varios trabajos del CRESPIAL, en cuyo sitio web se puede consultar su última publicación, “Miradas al PCI de América Latina, avances y perspectivas”. 

 

Lucas dos Santos Roque (Brasil)

Antropólogo, Magíster en Ciencias Sociales con especialización en Patrimonio Inmaterial y Comunidades Desplazadas de manera compulsoria. Tiene 20 años de experiencia como técnico y coordinador en la elaboración de investigaciones y trabajos en el área ambiental y cultural. Coordinó y ejecutó diversos diagnósticos participativos, planes participativos de desarrollo comunitario, como también inventarios de Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI). Como facilitador de la Estrategia Global de Fortalecimiento de capacidades de la UNESCO, ha facilitado varios talleres para la implantación de las políticas de salvaguardia del PCI y otros temas relacionados. En CRESPIAL, ha liderado la elaboración del Plan de Diálogo y Fortalecimiento de Capacidades de la institución, como también la coordinación de la elaboración de los materiales pedagógicos previstos en ese programa.

 

 

 

Revisa el reglamento de la convocatoria: https://bit.ly/3ld1Ex2

Inscripciones: https://mapa.iberculturaviva.org/oportunidade/146/

Consultas: programa@iberculturaviva.org  

 

Lea también:

Cómo inscribirse en el Seminario virtual “Introducción al Patrimonio Cultural Inmaterial” 

 

Tags | , , , , ,

18

May
2019

EnNotícias

PorIberCultura

Representantes de gobiernos y organizaciones participan de conversatorio en Buenos Aires

En18, May 2019 | EnNotícias | PorIberCultura

Alrededor de 80 personas estuvieron presentes en el Conversatorio sobre Políticas Culturales de Base Comunitaria y Cultura Viva Comunitaria, realizado el viernes 17 de mayo por la mañana en la Manzana de las Luces, en el centro de la ciudad de Buenos Aires (Argentina). El encuentro reunió representantes del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva, representantes de gobiernos locales que participaban del 3º Encuentro de Redes, y representantes de organizaciones y colectivos que participaban en el 4º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria.

La jornada empezó con las palabras de bienvenida de la presidencia de IberCultura Viva, representada por Diego Benhabib, coordinador de Puntos de Cultura de Argentina, que felicitó a los organizadores y congresales del 4º Congreso Latinoamericano de CVC y resaltó la forma cómo el programa viene trabajando en el fortalecimiento de la articulación en red y en el fomento de la participación social, organizando espacios de escucha/conversatorios con las organizaciones de la sociedad civil en las ciudades donde se realizan las reuniones del Consejo Intergubernamental.

Tras los saludos de los 11 representantes de gobiernos, quienes relataron acerca de los procesos que se vienen dando en materia de políticas culturales comunitarias en sus países, y de la representante de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), dos participantes del 4º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria, Paloma Carpio (Perú) y Darío Quiroga (Chile), presentaron el trabajo desarrollado a lo largo de la semana en las cuatro sesiones del círculo de la palabra “Legislación y políticas públicas en cultura viva comunitaria”.

Darío Quiroga y Paloma Carpio presentaron el trabajo del círculo de la palabra

Darío Quiroga resaltó las dos características centrales de la metodología de trabajo (ser participativo y trabajar en función de iniciativas concretas) y elogió el funcionamiento del congreso anterior, en Quito (Ecuador), en noviembre de 2017, cuando el equipo reunido en el círculo “Legislación y políticas comunitarias” desarrolló una “batería conceptual” sintetizada en 14 puntos. Ratificado por los participantes del círculo del 4º Congreso Latinoamericano de CVC, este documento sigue siendo referencia, un marco conceptual desde el cual entender el trabajo de incidencia en políticas públicas y en legislación en favor de la cultura viva comunitaria.

“Como movimiento, nosotros tenemos vocación de poder; (queremos) no solo ser comparsas de políticas públicas, sino incidir como protagonistas en estas políticas, participar del poder para transformarlo, para transformar las lógicas desde las cuales efectivamente desde el Estado, desde las distintas instancias públicas, se trabaja con la comunidad. Eso está en el corazón del movimiento continental desde su inicio”, destacó Quiroga, recordando que el primer llamado del movimiento de CVC, desde el congreso de La Paz (2013), fue el piso mínimo de 0,1% de los presupuestos nacionales para la cultura comunitaria.

Paloma Carpio, a su vez, comentó que el hecho de que exista el programa IberCultura Viva, y también espacios como estos conversatorios, “es una conquista de la capacidad de diálogo que se tiene desde las organizaciones y desde el Estado”, y también de la disposición a tender puentes, a transitar entre estos ámbitos, una vez que algunos de los que están de un lado de la mesa ya estuvieron en el otro lado, y viceversa. “Consideramos un logro que haya continuidad en los espacios de trabajo”, afirmó.

 

Los 14 puntos

Teniendo en cuenta que las políticas de cultura viva comunitaria “no son programas exclusivamente, sino una orientación civilizatoria”, Paloma leyó los 14 puntos del documento elaborado por el grupo de trabajo conformado en Quito. Recordó que son políticas que buscan lograr incidir en presupuestos; que se caracterizan por la participación ciudadana; que respetan la autonomía de las organizaciones; que respetan las diversas espiritualidades y creencias; que respetan el buen vivir, los derechos de la pachamama, el patrimonio material, inmaterial y comunitario de los pueblos originarios.

Recordó, además, que estas políticas son descentralizadas e inciden en el fortalecimiento territorial e identitario; valoran y promueven la diversidad, la interculturalidad y garantizan los derechos de las poblaciones históricamente excluidas; promueven el libre intercambio y la circulación artístico cultural, garantizando además el libre tránsito de bienes, saberes  y servicios culturales; promueven una cultura de paz con justicia y equidad social; promueven el intercambio y la generación de circuitos productivos de economías solidarias. Son políticas con arraigo y repercusión en las comunidades, y que no están únicamente enfocadas en las disciplinas artístico culturales, sino en su impacto en la mejora de la calidad de vida de la gente.

“Estos fueron los aportes a nivel conceptual en los contenidos de las políticas. Tomando eso como algo ya validado en el círculo aquí en Argentina, nos propusimos pensar más bien en los cómos. Porque una cosa es lo que uno declara en términos de intención de lo que debe contener la política, y otra son los procesos que llevan a esta conquista”, comentó Paloma.

 

Las iniciativas

En estas jornadas para imaginar “los cómos”, buscando entender los procesos de cada territorio en el logro de la política y generar aprendizajes de las experiencias, el grupo que participó de este círculo en el 4º Congreso llegó a 10 iniciativas específicas. Darío Quiroga citó tres de ellas, comenzando por la creación de un informe anual sobre la situación de incidencia de la cultura viva comunitaria en los gobiernos.

“La idea es que sea un informe sencillo, que pueda servir a cualquiera de los compañeros que son parte de las organizaciones”, señaló. “Este informe nos permitirá año a año mirar los avances y los retrocesos en términos de legislación, de programas, de políticas públicas y de presupuestos a nivel de gobiernos, y cuando sea pertinente a niveles estaduales, provinciales o de gobiernos locales.”

La segunda iniciativa es la creación de la Editorial Digital Iván Nogales Bazán, que será la instancia de difusión de las ideas de la cultura viva comunitaria. La intención es que allí se cree algunos textos, se reedite otros, y se sistematice distintos conocimientos y saberes, con formato amistoso, para que cada texto sea fácilmente replicable y revisado en teléfonos celulares y tablets. La tercera es que esta editorial y toda la producción de estos círculos sean comunicadas en español y portugués.

Al referirse al actor y director boliviano, fundador del Teatro Trono-Fundación Compa que falleció en marzo y da nombre a la editorial, Quiroga dijo que él ha estado permanentemente en este congreso-caravana. “No quiero ponerlo en bronce, pero Iván Nogales es uno de nuestros padres fundacionales y también uno de nuestros hijos, porque seguiremos construyendo iniciativas para enseñarle a los Iváns del futuro como se puede trabajar, avanzar y articular el tejido popular comunitario”, afirmó.

La carta

Después de algunos comentarios de los congresales sobre temas variados (una brasileña propuso que el evento llamara “congreso mestizo americano” en lugar de latinoamericano, otra habló en “congreso afroamerindio”), la argentina María Emília de la Iglesia (Cooperativa La Comunitaria) leyó una carta-manifiesto dirigida al programa IberCultura Viva y a los representantes de gobiernos locales y nacionales, firmada por integrantes de organizaciones de 16 países presentes en el 4º Congreso Latinoamericano de CVC.

El texto señalaba que la cultura viva comunitaria “es un movimiento de base popular autónomo, que surge de las expresiones propias de los pueblos y comunidades organizadas hacia una vida digna y el buen vivir”, y que a partir de la incidencia realizada se impulsó el nacimiento de este programa de gobiernos, “siempre considerando que la cultura viva comunitaria existe ancestralmente y resiste en nuestros territorios”.

En esta carta, las organizaciones participantes del congreso solicitaban que el programa IberCultura Viva, así como los programas que han surgido en los diversos países, asuman la voluntad de fortalecer los procesos orgánicos de participación en las diversas acciones que planifiquen en relación a la cultura viva comunitaria. Además de líneas de apoyo a encuentros con mecanismos incluyentes y participativos, se propusieron mesas de trabajo semestrales, con participación de referentes del movimiento de cultura viva comunitaria, para planificar, integrar y evaluar las políticas públicas implementadas.

Diego Benhabib destacó las distintas líneas que el programa viene desarrollando para el apoyo a la organización de las redes de cultura comunitaria, como las convocatorias de movilidad que se desarrollan desde el 2º Congreso Latinoamericano de CVC, de El Salvador (2015), o las convocatorias de apoyo a redes, que permitieron la asistencia de 33 representantes de organizaciones de los distintos países que integran el programa. Asimismo, puso a disposición las distintas herramientas del programa para ayudar en los procesos de sistematización que se proponen realizar, reiterando la predisposición del Consejo Intergubernamental para reunirse con las organizaciones de los países donde éste sesiona.  

El Conversatorio sobre Políticas Culturales de Base Comunitaria y Cultura Viva Comunitaria fue una de las actividades promovidas por IberCultura Viva en Buenos Aires durante el 4º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria. El programa también organizó esta semana una capacitación sobre la plataforma Mapa IberCultura Viva para funcionarios de gobiernos de los países miembros, y el 3º Encuentro de Redes, con la participación de representantes de gobiernos locales. La programación cerró el sábado 18 de mayo con la realización de la 11ª Reunión del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva.

 

 

Lea también:

Concluye en Argentina la 11ª Reunión del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva

Comienza el 3º Encuentro de Redes IberCultura Viva

 

 

 

 

Tags | , ,

10

May
2019

EnNotícias

PorIberCultura

Experiencias iberoamericanas de cultura comunitaria son compartidas en libro que será presentado en Mendoza

En10, May 2019 | EnNotícias | PorIberCultura

Este viernes 10 de mayo, en la ciudad de Mendoza (Argentina), se presentará el libro “Puntos de cultura viva comunitaria iberoamericana. Experiencias compartidas”. La publicación es una colaboración de la Alcaldía de Medellín (Colombia) con el programa IberCultura Viva y reúne textos escritos por representantes de gobiernos locales y de organizaciones de cultura comunitaria que han tenido incidencia en el desarrollo de políticas públicas a nivel local. La presentación será en el Espacio Le Parc, de las 17:30 a las 19:30, dentro de la programación del 4º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria.

La edición, que da inicio a una “Colección IberCultura Viva”, es una recopilación de las experiencias compartidas por los participantes del 2º Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizado en Quito (Ecuador) en noviembre de 2017, en el marco del 3º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria.

El 2º Encuentro de Redes reunió representantes de una provincia (Entre Ríos, Argentina) y 11 municipios: Córdoba y Devoto (Argentina); Niterói (Brasil); Medellín (Colombia); Ibarra (Ecuador); Zapopan y Cherán (México); La Molina y Lima (Perú); Canelones y Montevideo (Uruguay). También participaron referentes de organizaciones culturales comunitarias de México, Perú, Guatemala y Costa Rica y los representantes del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva.

En esta reunión se conformó un grupo de trabajo (GT) para la articulación de la Red IberCultura Viva de Ciudades y Gobiernos Locales, que tiene como objetivo fortalecer y fomentar el desarrollo de políticas culturales de base comunitaria a nivel local. Esta red será formalizada (y ampliada) la próxima semana en Buenos Aires, en el 3º Encuentro de Redes IberCultura Viva.

La difusión de las experiencias a través de registros de buenas prácticas y sistematizaciones es uno de los ejes de trabajo de este grupo conformado en Quito. Esta recopilación de experiencias pretende ser un espacio de encuentro para incentivar a más ciudades y gobiernos locales a seguir se encontrando y se (re)conociendo en el camino de la cultura viva comunitaria.

Las experiencias compartidas

Los trabajos reunidos en el libro dan cuenta de experiencias diversas, desarrolladas en conjunto por Estado y sociedad civil en Iberoamérica. De Uruguay, por ejemplo, se habla de “Esquinas de la Cultura”, programa de la Intendencia de Montevideo que parte del reconocimiento de las expresiones artísticas y culturales que preexisten en el territorio. También se cuenta una iniciativa del gobierno de Canelones, “Para que las ideas broten”, creada para desarrollar estrategias que favorezcan la democracia cultural, generando ámbitos y espacios de participación popular donde la propia ciudadanía organizada sea partícipe en la toma de decisiones.

Otros dos textos están dedicados a experiencias del Perú. Una de ellas, “Aprende Más – Allinta Yachay” es un programa de alfabetización con enfoque intercultural que se desarrolla en comunidad bajo la dirección de la municipalidad de La Molina. La otra aborda los Pactos de Gobernabilidad construidos por el Grupo Cultural Pukllay en el distrito de Ate, Lima.

El gobierno de Medellín, a su vez, narra su experiencia con la cultura comunitaria a partir de las voces de sus protagonistas, entrevistando referentes que han marcado la historia de la localidad, “mucho más allá de la historia de sus propias organizaciones, comunidades y territorios”.

De Argentina, la Dirección de Cultura Comunitaria de Córdoba recorre el valor de amplificar las voces de los territorios que están más allá del centro urbano y narra los hallazgos que ha dado una política que lleva varios años buscando abordar ciertas propuestas y problemáticas barriales, y que ha encontrado en el territorio muchas respuestas y potencialidades para construir una vitalidad, una memoria colectiva.

De México, el capítulo del municipio de Cherán, en Michoacán, narra la historia de un pueblo, organizado principalmente por mujeres, que cambia su rumbo y frena los abusos y maltratos que sufrían como comunidad, iniciando así una nueva etapa que se organiza con una lógica comunitaria de administraciones comunales, donde la toma de decisiones se da mediante el consenso de la asamblea.

La recopilación cuenta además con el caso de Programa Socio-Educativo Recuperando Conciencias, de la Asociación Yarä Kanic, que logró, en articulación con el Estado, consolidar una política local integral en torno al acueducto de las comunidades de Poás y del Barrio Corazón de Jesús en el Municipio de Aserrí en San José, Costa Rica.

Para guardar

La próxima semana, el libro “Puntos de cultura viva comunitaria iberoamericana. Experiencias compartidas” estará disponible para descarga en el apartado “Documentos” de la página web www.iberculturaviva.org.

El segundo volumen de esta “colección Iber” será dedicado a los trabajos seleccionados en la Convocatoria de Textos IberCultura Viva 2016. Esta llamada pública tuvo como objetivo recoger experiencias de organizaciones de la sociedad civil que hayan sido colaboradoras de las políticas gubernamentales de culturas de base comunitaria y que pudiesen conformar una publicación de referencia en la región iberoamericana.

 

Tags | , ,

24

Nov
2017

EnNotícias

PorIberCultura

Participantes del 2º Encuentro de Redes conforman grupo de trabajo para articular una red de gobiernos locales

En24, Nov 2017 | EnNotícias | PorIberCultura

El 2º Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizado en la sede del Ministerio de Cultura y Patrimonio, en Quito (Ecuador), los días 22 y 23 de noviembre, terminó con la conformación de un grupo de trabajo (GT) de gobiernos locales para la articulación de una red que pueda aportar al desarrollo de las experiencias y procesos culturales de base comunitaria y de pueblos originarios de forma participativa, colaborativa y con trabajo intersectorial.

Como resaltó Diego Benhabib, representante de la presidencia de IberCultura Viva, se trata de un “primer acuerdo” de constitución de esta red. El documento que los participantes del encuentro firmaron este jueves 23 de noviembre cita algunas líneas de acción para 2018, teniendo en cuenta el Plan Estratégico Trienal (PET 2018-2020) aprobado en la 8ª Reunión del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva, realizada también esta semana en Quito, en el marco del 3º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria.

Además de expresar su adhesión a los valores sostenidos por el programa (“Fomentar el respeto”, “crear comunidad”, “resguardar la diversidad cultural”, “impulsar la participación” y “defender la igualdad”), los representantes de gobiernos locales presentes (una provincia y 11 municipios) manifestaron su compromiso para integrar el grupo de trabajo y contribuir al desarrollo de acciones para la construcción de una agenda común que permita  avanzar en el diagnóstico y en la definición de los marcos para la constitución y funcionamiento de una red de gobiernos locales que articule con el programa.  

Los participantes

Participaron del 2º Encuentro de Redes IberCultura Viva representantes de los gobiernos de la provincia de Entre Ríos y de las municipalidades de Córdoba y Devoto, Argentina; de la Prefeitura de Niterói, Brasil; de la Alcaldía de Medellín, Colombia; del Ayuntamiento de Zapopan y municipio de Cherán, México; del municipio de Ibarra, Ecuador; de las intendencias de Canelones y Montevideo, Uruguay, y de las municipalidades La Molina y Metropolitana de Lima, Perú.

La reunión contó también con la presencia de representantes de ocho países miembros del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva (Argentina, Brasil, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Perú y Uruguay) y de referentes de cuatro organizaciones culturales comunitarias de México (Consejo de Jóvenes Cherán Keri), Perú (Grupo Pukllay), Guatemala (Caja Lúdica) y Costa Rica (Asociación Administradora del Acueducto Rural de Poás y Barrio Corazón de Jesús de Aserrí) que han tenido incidencia en el desarrollo de políticas públicas a nivel local.

Las presentaciones

Estos cuatro casos de la sociedad civil organizada fueron presentados en la tarde del primer día de trabajo. La mañana estuvo dedicada a las presentaciones de cinco experiencias gubernamentales de desarrollo de políticas culturales de base comunitaria en Niteroi (Brasil), Montevideo y Canelones (Uruguay), Medellín (Colombia) y Córdoba (Argentina).

Herman Montoya, de la Secretaría de Cultura Ciudadana de la Alcaldía de Medellín, contó lo qué ha pasado en los últimos seis años desde que se institucionalizó en  Medellín la política de Cultura Viva Comunitaria. Habló de los retos de la política, como el desarrollo de una herramienta que permita mapear y caracterizar las organizaciones comunitarias de la ciudad, y la articulación de propuestas de trabajo que vinculen a otras secretarías del municipio en programas y proyectos de organizaciones comunitarias. También comentó algunos logros, como el mantenimiento de los estímulos y premios a las expresiones de la cultura viva comunitaria, la publicación de las memorias de los eventos de CVC, y el apoyo a las organizaciones para asistencia a los Congresos Latinoamericanos realizados en Bolivia y Ecuador.

Las experiencias uruguayas quedaron a cargo de Alba Antunez, directora de Descentralización Cultural del Programa Esquinas de la Cultura, de la Intendencia de Montevideo, y de Manuel Meléndez, director de Cultura Comunitaria de la Intendencia de Canelones. Los dos compartieron la mesa para contar cómo desde las municipalidades se viene desarrollando una política territorial de base cultural comunitaria que tiene como premisa la cogestión de espacios y experiencias en los barrios con los vecinos.

Renata Machado (Brasil), Alba Antunez, Manuel Meléndez y Begoña Ojeda (Uruguay)

Derechos culturales

Marchiaro comentó el caso de la Secretaría de Cultura de Córdoba

De Argentina, Francisco Marchiaro, secretario de Cultura de la Municipalidad de Córdoba, compartió su presentación con Lucrecia González y Diego Pigini, de la Dirección de Cultura Comunitaria. Marchiaro contó un poco de la fisonomía de la ciudad (una ciudad universitaria, con 1,4 millón de habitantes), de la creación de la Secretaría de Cultura en 2011, de cómo logró multiplicar por seis el presupuesto destinado a los temas culturales comunitarios (pasando de 0,19% a 1,2%) y de los tres ejes de trabajo a que se ha dedicado: la cultura como derecho humano; la cultura como motor de desarrollo social; culturas y territorios.

Pigini y González comentaron como acciones como “Carnavales Comunitarios”, “Tu Barrio en Escena”, “Cultura de Barrio”, “Promotores Culturales Comunitarios” y “Aprendo con Cultura” han generando instancias de disfrute, expresión, participación y ejercicio pleno de los derechos culturales en las comunidades. También resaltaron que este año se presentó en Córdoba el Consejo Municipal de Cultura Comunitaria, un espacio permanente de articulación entre la sociedad civil y la Municipalidad para la definición y defensa de políticas culturales de base comunitaria.

Consejo Municipal

Renato Almada habló de la experiencia de Niterói

A continuación, el brasileño Renato Almada, presidente del Consejo Municipal de Políticas Culturales de Niterói, recordó la creación del programa Cultura Viva en Brasil en 2004 y su transformación en política de Estado diez años después, con la sanción de la Ley Cultura Viva en 2014. “Es necesario implementar una política de Estado, no de gobierno, para tener una política efectiva funcionando en un país, estado o municipio”, afirmó Almada, destacando que la municipalidad de Niterói ha logrado una serie de avances, como la Ley del Sistema Municipal de Cultura, que creó el Consejo, el Plano y el Fondo Municipal de Cultura.

“Hicimos en Niterói la mayor conferencia municipal de cultura de Brasil, con más de 800 participantes, y ahí elegimos el Consejo Municipal de Políticas Culturales, con 15 cámaras temáticas (danza, música, teatro, etc). Este Consejo administra el Fondo Municipal de Cultura. No administra el presupuesto, sino aprueba los proyectos que van a captar recursos. Es un consejo deliberativo, que decide junto con el poder público las políticas culturales a ser implementadas. Y nuestro Plan Municipal de Cultura prevé el establecimiento de la Red Cultura Viva”, explicó. La Red Cultura Viva Niterói, criada a través de convenio entre la Prefeitura de Niterói y el Gobierno Federal, está conformada por 17 Puntos de Cultura y dos “Pontones” de Cultura (*).

(*) Un Pontón de Cultura es una entidad cultural o institución pública de enseñanza que articula un conjunto de otros puntos o iniciativas culturales, desarrollando acciones de movilización, formación, mediación y articulación de una determinada red de Puntos de Cultura y demás iniciativas culturales, tanto en el ámbito territorial como por recorte temático e identitario.

 

Revisa el acta de conformación del grupo de trabajo de gobiernos locales.

 

Tags | , , ,

19

Nov
2017

EnNotícias

PorIberCultura

2º Encuentro de Redes IberCultura Viva: articulando una red de gobiernos locales

En19, Nov 2017 | EnNotícias | PorIberCultura

El 2º Encuentro de Redes IberCultura Viva, que se realizará en Quito (Ecuador) los días 22 y 23 de noviembre, estará dedicado exclusivamente a la articulación de una red de gobiernos locales (municipales y/o provinciales) que desarrollen o quieran desarrollar políticas culturales de base comunitaria. La mesa “Red de Ciudades IberCultura Viva” se dará en el marco del 3º Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria con la presencia de funcionarios de una decena de ciudades de América Latina.

Está prevista la participación de funcionarios de municipios, alcaldías, departamentos y/o provincias de países como Argentina (municipios de Córdoba y Devoto y provincia de Entre Ríos,), Brasil (Niterói), Colombia (Medellín), México (Cherán, Zapopan/Jalisco) y Uruguay (Montevideo y Canelones), entre otros. A lo largo de las dos jornadas, los invitados debatirán cómo construir un mecanismo de cooperación entre el programa y las instancias subnacionales y buscarán establecer una agenda de trabajo conjunta para 2018.

El primer día del encuentro contará con presentaciones del programa, de los representantes de las ciudades y gobiernos provinciales presentes y también de organizaciones de la sociedad civil, sobre procesos de incidencia en políticas culturales de base comunitaria. El conversatorio “Desafíos comunes y ejes de acción posibles para la red”, programado para las 16:00, tiene como objetivos definir los pilares de la red, los criterios para la incorporación de actores y los ejes de trabajo para los próximos tres años.

La segunda jornada será dedicada a una dinámica de trabajo para la elaboración de un plan de articulación de la red en 2018, lo que incluye una revisión de las líneas de acción del programa y su adecuación al plan local. Además de acordar los compromisos que deben asumir las ciudades y los aportes que realizará el programa en apoyo a la red, los participantes deben establecer modelos de seguimiento y medición del cumplimiento de las metas planteadas por los gobiernos.

Representantes del grupo “Participación social”, una de las tres mesas del 1º Encuentro de Redes, en Buenos Aires

La edición anterior

El 1° Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizado del 30 de noviembre al 2 de diciembre del 2016 en el Centro Cultural San Martín, en Buenos Aires (Argentina), contó con tres grupos de trabajo formados por investigadores, representantes de gobiernos y organizaciones sociales que desarrollan políticas culturales de base comunitaria en 17 países iberoamericanos.

Durante tres días, los participantes se distribuyeron en las siguientes mesas temáticas: “Participación social y cooperación cultural”, “Legislación para las políticas culturales de base comunitaria” y “Formación en políticas culturales de base comunitaria y construcción de mapas e indicadores”. Las actividades se realizaron de manera simultánea a las exposiciones, conversatorios y foros del 3º Encuentro Nacional de Puntos de Cultura, organizado por el Ministerio de Cultura de la República Argentina.

Tags | ,

20

Dec
2016

EnNotícias

PorIberCultura

Los grupos de trabajo del Encuentro de Redes: las recomendaciones y los ejes inspiradores

En20, Dec 2016 | EnNotícias | PorIberCultura

Fotos: Georgina García/Puntos de Cultura

El 1° Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizado del 30 de noviembre al 2 de diciembre en el Centro Cultural San Martín, en Buenos Aires (Argentina), contó con tres grupos de trabajo formados por investigadores, representantes de gobiernos y organizaciones sociales que desarrollan políticas culturales de base comunitaria en 17 países iberoamericanos.

Durante tres días, los participantes se distribuyeron en las siguientes mesas temáticas: “Participación social y cooperación cultural”, “Legislación para las políticas culturales de base comunitaria” y “Formación en políticas culturales de base comunitaria y construcción de mapas e indicadores”. Las actividades se realizaron de manera simultánea a las exposiciones, conversatorios y foros del 3º Encuentro Nacional de Puntos de Cultura, organizado por el Ministerio de Cultura de la República Argentina.

El primer día de trabajo del GT Participación social

Legislación

La coordinación del grupo “Legislación para las políticas culturales de base comunitaria” estuvo a cargo de Daniel Castro, coordinador-general de Promoción de Ciudadanía y Diversidad Cultural del Ministerio de Cultura de Brasil y representante de la presidencia de IberCultura Viva. Con 11 integrantes, provenientes de Perú, Costa Rica, Uruguay, Brasil, Argentina y México, esta mesa de trabajo abordó los avances en el campo legislativo y jurídico-administrativo, y buscó estimular la creación y el perfeccionamiento de normas que fortalezcan las políticas públicas del área.

El primer día, Paloma Carpio, coordinadora del Programa Puntos de Cultura en Perú entre 2012 y 2015, presentó la experiencia de la Ley de Promoción de los Puntos de Cultura, promulgada en su país en julio de 2016. El segundo día, Daniel Castro habló de la Ley 13.018/2014, que instituyó la política nacional de Cultura Viva en Brasil, y cambió la legislación para las organizaciones culturales, definiendo una rendición específica para los Puntos de Cultura. Las exposiciones contaron con intervenciones, contrapuntos y comparaciones con los otros países representados en el grupo.

“En Brasil, hasta 2014 toda la legislación de convenios entre el gobierno federal y provincial era la misma para los proyectos culturales en colaboración con organizaciones comunitarias sin fines lucrativos. O sea, la misma burocracia para quien iba a construir una carretera o hacer un taller de capoeira”, comentó Daniel Castro, destacando temas como la búsqueda de un equilibrio entre control y flexibilización,  la necesidad de enfocar en los resultados, las entregas a la población, buscando corregir el enfoque demasiado centrado en la rendición de cuentas financiera.

El tercer y último día se elaboró un documento final con 10 recomendaciones, teniendo en cuenta que las realidades de los países son distintas y que la participación ciudadana aún es un largo camino por recorrer para que la legislación se haga desde abajo hacia arriba.

Una de las recomendaciones fue que el proceso de construcción de la legislación debe promover la participación de la sociedad civil, contemplando a los pueblos, comunidades, grupos y agentes culturales, respetando sus especificidades socioculturales. El grupo consideró crucial “generar puentes de diálogo y establecer alianzas con los diferentes sectores involucrados en el proceso de creación, tramitación, aprobación e implementación de las leyes”.

Se sugirió la realización de audiencias públicas en el congreso y en espacios comunitarios para discutir la creación e implementación de las leyes. También se resaltó la importancia de la creación, desde los Estados, de espacios de diálogo basados en la co-responsabilidad, para establecer mecanismos de fiscalización y acompañamiento más eficaces, transparentes y pertinentes.

Begoña Ojeda leyó las recomendaciones del GT Legislación en el cierre del encuentro

Formación y mapas e indicadores

Un segundo grupo trató de dos temas durante los tres días de trabajo: “Formación en políticas culturales de base comunitaria” y “Construcción de mapas e indicadores”. Tuvo como mediador a Alexander Córdova, coordinador del programa Puntos de Cultura de la Secretaría de Cultura de la Presidencia de El Salvador, quien orientó la definición de ejes inspiradores para un programa de formación y recomendaciones para la construcción de mapas e indicadores en el área.

El gran objetivo de este grupo fue traer insumos para ayudar el programa IberCultura Viva a desarrollar la línea de formación prevista en su planificación. “Esta línea de formación tiene como objetivo principal poder ayudar a consolidar la cultura viva como noción de política de base comunitaria. Los Puntos de Cultura son la primera política cultural regional que tenemos, están en cinco países, pero en términos teóricos, académicos, no hay tanta investigación sobre el tema”, justificó Emiliano Fuentes Firmani, secretario ejecutivo de la Unidad Técnica del programa IberCultura Viva.

El salvadoreño Alexander Córdova coordinó el GT Formación

La idea, según él, sería impulsar acciones para que los países miembros puedan asociarse con instituciones de formación para desarrollar líneas de formación para gestores comunitarios, y que después de un tiempo de trabajo se pueda presentar una propuesta de formación de referencia internacional en políticas culturales de base comunitaria.

Participaron del grupo 27 personas, provenientes de 11 países: Argentina, Brasil, Belice, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Perú y Uruguay. “Fue una mesa muy generosa, con mucha participación de los países”, afirmó el coordinador salvadoreño. Algunos de ellos, como el brasileño Leonardo Germani y la uruguaya Mayte Loyarte, hicieron presentaciones de proyectos en que están trabajando para la construcción de mapas e indicadores culturales.

Germani, por ejemplo, habló de los Mapas Culturales, una experiencia en software libre que empezó en Brasil y ahora también se desarrolla en Uruguay. “Se trata de una plataforma de mapeo, una plataforma digital de gestión cultural participativa, para hacer un espacio público de verdad, no del gobierno. Es público en el sentido que el gobierno hace parte, ayuda a mantener, pero es algo que se puede hacer desde la sociedad civil también”, explicó.

Leonardo Germani e Itziar Rubio participaron del GT Formación

Después de tres días de debates, el grupo definió algunos ejes inspiradores para un programa de formación  en política cultural de base comunitaria. Considerar un marco común que reconozca y valore las diversidades culturales (género, sexual, lingüística, territorial, socioeconómica, identitaria e histórica); integrar la dimensión emocional en el aprendizaje retomando las propuestas de una pedagogía alternativa desde lo vivencial, e integrar los saberes e intercambio de experiencias institucionales y populares, garantizando los derechos culturales, fueron algunos de los puntos levantados.

También se resaltó la importancia de considerar la construcción colectiva (gobierno-comunidad) en los procesos de formación;  documentar y sistematizar las experiencias sobre las diversas prácticas culturales comunitarias; considerar la experiencia y los aportes del movimiento latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria; facilitar el reconocimiento de los procesos de los aprendizajes de las organizaciones, y avanzar hacia un mapeo de las experiencias de formación comunitarias en Iberoamérica.

Entre las recomendaciones para la construcción de mapas e indicadores estaba la de promover plataformas digitales que propicien la gestión del conocimiento y la comunicación de los procesos orientados a las expresiones de las culturas comunitarias. Y que el desarrollo de mapas y plataformas de información cultural se realice con herramientas de código abierto y de creación colectiva, teniendo en cuenta las experiencias existentes. También se sugirió la cooperación entre países para ampliar informaciones regionales que enriquezcan los procesos, proyectos y políticas que se gestan en y desde las dinámicas culturales comunitarias.

Carolina Picado e Itziar Rubio hablaron de los ejes inspiradores del GT Formación

 

Participación y cooperación

Coordinado por Fresia Camacho, directora de Cultura del Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica, el grupo “Participación social y cooperación cultural” reunió a más de 30 personas de Argentina, Brasil, Bolivia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, España, Guatemala, México, Nicaragua, Perú y Uruguay.

“Se conformó un grupo maravilloso, con un trabajo muy comprometido y muy intenso”, comentó Fresia sobre la mesa que tenía como objetivo, además del intercambio de experiencias, avanzar en la construcción de una mesa intersectorial de la sociedad civil para el acompañamiento del programa IberCultura Viva.

Al cierre del evento, en el Galpón de Catalinas Sur, Daniel Granados, del Ayuntamiento de Barcelona (España), leyó los seis puntos que el grupo levantó para análisis del contexto: a) la coyuntura internacional (“incierta”, incluso por el nuevo ciclo político abierto en Estados Unidos); b) la coyuntura histórica (lo que la cultura comunitaria ha representado para la reconstrucción simbólica en América Latina); c) la transversalidad generacional; d) “cultura y madre naturaleza, ecosistemas sostenibles”; e) “postcolonialismo, feminización y cultura de los afectos”, y f) “marco común: conceptual, jurídico y democrático”.

El español Daniel Granados resaltó las coyunturas internacional e histórica

Enseguida, Rafael Paredes, de la organizacion Abarrotera Mexicana, habló de algunos enfoques conceptuales y aportes de la Cultura Viva Comunitaria para la transformación de las políticas culturales de base. Resaltó como grandes aportes el fortalecimiento de los movimientos, “abonando su autonomía y protagonismo”, la construcción de “argumentos propios desde narrativas y poéticas alternativas a la idea de cultura y desarrollo”, la promoción de “espacios de diálogo democráticos”.

El grupo recomendó que se asegure la naturaleza participativa de las políticas continentales, nacionales y locales. Que se fortalezca la participación social a través de la constitución de mesas de trabajo a nivel nacional en el que los gobiernos nacionales convoquen a la participación de organizaciones comunitarias, instituciones culturales y educativas y dependencias gubernamentales de diferentes niveles de gobierno. La forma de integrar las mesas se determinará en función del contexto de cada país.

Otras recomendaciones: propiciar la adhesión de gobiernos subnacionales al programa; plantear otras formas de adhesión de los países iberoamericanos (“que una cuota anual no sea un criterio excluyente o la única manera de aportar al fortalecimiento del programa”); valorar las buenas prácticas que tiene cada país en materia de política cultural comunitaria, y crear un foro virtual permanente que permita el aporte de las organizaciones a la implementación del programa.

Esta mesa también trabajó sobre la importancia de financiación porque, cómo resaltó Fresia Camacho en el acto de cierre, “no se trata sólo de financiar fondos para las organizaciones, sino para los espacios de encuentro, imprescindibles para la democratización y el ejercicio de la ciudadanía”.

Otro tema abordado fue la necesidad de certificar buenas prácticas de políticas de cultura comunitaria, tanto locales como nacionales, “de modo que IberCultura Viva se convierta en una palanca que permita el avance de las políticas culturales de base comunitaria, respetando los principios de autonomía, empoderamiento y protagonismo de las organizaciones y de las comunidades”.

Lea los documentos finales de cada grupo:

“Participación social y cooperación cultural”

“Legislación para las políticas culturales de base comunitaria”

“Formación en políticas culturales de base comunitaria y construcción de mapas e indicadores”

 

Participantes GT Legislación: Daniel Castro (Brasil), Fabiola Figueroa (Perú), Paloma Carpio (Perú), Matilde Gómez Bolaños (Costa Rica), Lucrecia Sancho (Costa Rica), Gabriela Mora (Costa Rica), Yesenia Muñoz (México), Begoña Ojeda (Uruguay), Andrea Hanna (Argentina), Franco Morán (Argentina) y Abi Ribot (Argentina)

Participantes GT Formación: Luis Antonio de Oliveira (Brasil), Leonardo Barbosa Germani (Brasil), Roberto Guerra (Chile), Carolina Picado Pomarth (Costa Rica), Itziar Rubio Barrera (Perú), Mayte Loyarte (Uruguay), Claudia María Graciela Orantes Córdova (Belice), Caridad Cardona Aguilar (Honduras), Sandra Liliana Oquendo David (Colombia), Mario Lima Brasil (Brasil), Germán Alexander Cordova Pineda (El Salvador), Patricia Rivera Ritter (Chile), Vera Vargas (Costa Rica), Antía Vilela Díaz (Brasil), Ronnzo Rojas Rupay (Perú), Franco Rizzi (Argentina), Mariana Aparicio (Argentina), Alexandre Santini (Brasil), Mariana Gutiérrez (Argentina), Mariana Cerdeira (Argentina), Iván Nogales (Bolivia), Mario A. Siniawski (Argentina), Pablo Montiel (Argentina), Emiliano Polcaro (Argentina), Albornoz Jose Luis (Argentina), Juan Pablo Parchuc (Argentina) y Samanta Doudtchitzky (Argentina).

Participantes GT Participación: Diego Pisini (Argentina), Maria José Castro Schüle (Argentina), Lucas Sebastián Adaro (Argentina), Hugo Vázquez (Argentina), Mariela Tulián (Argentina), Lucrecia González (Argentina),  María José Rojo (Argentina), Estefanía Lay Guerra (Perú), Wilmar Rickly (Nicaragua), María Emilia de la Iglesia (Argentina), Stella R. Giaquinto (Argentina), Daniel Granados (España), Magno Ortega (Perú), Fresia Camacho (Costa Rica), Bicho Hayes (Argentina), Corina Busquiazo (Argentina), Anays Córdova Otero (Cuba), Nelson Ullauri (Ecuador), Melina Delano (Argentina), Ma. Gabriela Abrahaam (Argentina), Rafael Paredes Salas (México), Jose Luis Vento Montalvo (Perú), Antenor Melgarejo (Argentina), Perla N. Campuzano (Argentina), Nicolás Israel (Argentina), Andrea Barrionuevo (Argentina), Lidia Serpas (El Salvador), Marlen Argueta (El Salvador), Walter Romero (El Salvador), Cacau Arcoverde (Brasil), Alice Monteiro de Lima (Brasil), Sebastián Gerlic (Brasil), Doryan Bedoya (Guatemala).

 

Lea más sobre el 3º Encuentro de Puntos de Cultura y el 1º Encuentro de Redes IberCultura Viva:

Cultura Viva: un diseño construído punto a punto en el Espacio Iberoamericano

Célio Turino: “Cuando hablamos de Cultura Viva hablamos del inefable”

Los Congresos de Cultura Viva Comunitaria: los hilos de la historia y la capacidad de enredarse

Una fiesta para renovar las esperanzas y compartir las conquistas del encuentro

Tres días entrelazando experiencias, derribando muros, construyendo puentes

Dos logros del encuentro: la constitución de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura y del Consejo Cultural Comunitario de Argentina

Tags | , ,

14

Dec
2016

EnNotícias

PorIberCultura

Célio Turino: “Cuando hablamos de Cultura Viva hablamos del inefable”

En14, Dec 2016 | EnNotícias | PorIberCultura

Fotos: Georgina García/Puntos de Cultura

“Inefable” es aquello que no se puede explicar con palabras. Lo que no se puede nombrar o describir en razón de su naturaleza, fuerza, belleza. Al historiador Célio Turino le tocó usar este adjetivo para definir lo que unía a todos los que estaban en el 3º Encuentro Nacional de Puntos de Cultura y el 1º Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizados en programación conjunta del 30 de noviembre al 2 de diciembre en el Centro Cultural San Martín, en Buenos Aires (Argentina).

“Cuando hablamos de Cultura Viva hablamos del inefable”, afirmó Turino en la conferencia magistral del evento. “Así como la compañera de Belice nos dice que puede sentir el dolor y la alegría que hay en un Punto de Cultura de Brasil o Argentina, aunque no los conozca, yo también puedo sentir la fiesta en Belice sin nunca haber ido allá. Y es así en todo lugar, con nosotros todos. Es así porque el inefable nos une.”

Uno de los creadores y principales impulsores del programa Cultura Viva –lanzado en Brasil en 2004 y transformado en política de Estado en 2014–, Turino empezó su conferencia en el encuentro hablando de la historia de América. Un lugar adonde toda la gente vino, de una forma u otra, atravesando el Estrecho de Bering o por la Polinesia, o cruzando el Océano Atlántico.

“Este continente que cruza el planeta de norte a sur tiene esta característica, las humanidades afluyen hacia acá”, comentó. “Después, con el proceso de colonización, nos fundimos con la gente que vino, los inmigrantes, los africanos. Y así nos hicimos, y así nos fuimos y vamos mezclando. Este es un continente mestizo, con una riqueza fabulosa.”

Al comparar la cultura a una selva –cuanto más diversa, más bella–, llamó la atención para la importancia de la complementariedad, de las fusiones, de los encuentros. “La cultura es el resultado de la fusión entre tiempo y espacio”, dijo. “Cuando compartimos nuestras tradiciones, nuestras historias, nuestra memoria, vamos produciendo la cultura. Y cuando esta cultura es compartida en un territorio, ella se solidifica. Y así nos identificamos. Es el inefable, es eso que nos define.”

Espacio y territorio

De ahí la idea de los Puntos de Cultura, de sedimentar las acciones en el territorio y percibir el espacio del territorio como un conjunto de tradiciones y experiencias. “No es una única cosa. No podemos prendernos a la idea fundamentalista de que hay una única verdad, sino muchas contribuciones”. O sea, un conocimiento tradicional puede compartir el espacio con un conocimiento de vanguardia, una experiencia estética, tecnológica, y en esta fusión también está su riqueza, su belleza.

Turino citó como ejemplos las centenas de encuentros hechos en el comienzo del programa Cultura Viva en Brasil, en que jóvenes hacían talleres de software libre, de edición de video, en favelas, aldeas indígenas y áreas rurales, y tanto enseñaban cómo aprendían. También recordó un viaje que hizo a Perú y se espantó con la diversidad de maíz. “Sólo conocía el amarillo, y allá vi maíz negro, rojo… Mostraba las fotos a los brasileños y me preguntaban: ‘Es transgénico?’ No, es inteligencia colectiva, traducida en los Andes por miles de años y ofrecida gratuitamente a la gente. No tiene dueño.”

La urgencia histórica

¿Y qué dirían los pueblos ancestrales, los que ayudaron a construir esta selva diversa que es la gente de Latinoamérica, si supiesen del concepto de desarrollo de las sociedades occidentales? “Cuando hablamos de Cultura Viva estamos hablando de vida, de convivencia. Claro que crecemos y desarrollamos y que hay un ciclo en que todo se fenece y se construye otra cosa. Sin embargo, el concepto de desarrollo de las sociedades occidentales es que se puede acumular, acumular, extraer, extraer… Pero el planeta es finito. No hay lógica en vivir en un sistema que tiene como base la acumulación infinita. El concepto de buen vivir está al revés de eso”.

Como historiador, Célio Turino se acostumbró a trabajar con la idea de “paciencia histórica”, porque los procesos son largos. “Ahora tenemos que trabajar con otro concepto, el de urgencia histórica, porque no hay más largo plazo para la humanidad. En 20, 30 años, estaremos viviendo un colapso”, afirmó. “Somos ladrones de nuestros hijos y nietos y de los nietos de nuestros nietos. Tenemos que  reconocernos así si queremos cambiar y robar menos de los otros”.

La cultura del encuentro

Para hablar de la importancia de los encuentros, y de cómo los encuentros pueden promover cambios, Turino les pidió a los organizadores del evento una escalera. Necesitaba una durante su conferencia para mostrar cómo la imagen creada para el 3º Encuentro Nacional colgada en el escenario (varios círculos juntos, conformando el número 3) tenía que ver con la idea de los Puntos de Cultura.

“Existen puntos cerrados, abiertos, pequeños, grandes, con más o menos color, conformando esta imagen. Cada uno, de una manera diferente, produce este proceso de intersecciones, permitiendo que un círculo se conecte con otro. O sea, este círculo podría tener una forma diferente al otro. Sin embargo, cuando se conectan ellos cambian y conforman cosas, como esta imagen. Creo que ahí está la belleza de los Puntos de Cultura y de la Cultura Viva”, comparó, de arriba de la escalera.

 

 

Para el historiador, más que una intersección entre Estado y sociedad civil, Cultura Viva tiene que ver con “colocar el reino de la vida en equilibrio con el imperio de los sistemas (las leyes del mercado, del Estado, de las iglesias)”. Autonomía, protagonismo y empoderamiento, según él, serían palabras clave para empezar los cambios.

“Tenemos que construir un proceso de diálogo”, resaltó. “Si las personas no tienen la oportunidad de hablar por su propia voz no hay diálogo. Ellas tienen que sentirse empoderadas para hablar con el Estado. Por otro lado, el Estado tiene que aprender a hablar con la gente – incluso porque, como decía mi abuelo, el Estado tiene que servir al pueblo, no servirse del pueblo. Es necesario que uno se disponga a escuchar el otro, porque si me cierro en mi verdad no consigo establecer la cultura del encuentro”.

Lea más sobre el 3º Encuentro de Puntos de Cultura y el 1º Encuentro de Redes IberCultura Viva:

Cultura Viva: un diseño construído punto a punto en el Espacio Iberoamericano

Los Congresos de Cultura Viva Comunitaria: los hilos de la historia y la capacidad de enredarse

Una fiesta para renovar las esperanzas y compartir las conquistas del encuentro

Dos logros del encuentro: la constitución de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura y del Consejo Cultural Comunitario de Argentina

Los grupos de trabajo del Encuentro de Redes: las recomendaciones y los ejes inspiradores

Tags |