Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Experiencias

Catalinas Sur: cuando el teatro de la plaza gana el mundoCatalinas Sur: cuando el teatro de la plaza gana el mundoCatalinas Sur: cuando el teatro de la plaza gana el mundoCatalinas Sur: cuando el teatro de la plaza gana el mundoCatalinas Sur: cuando el teatro de la plaza gana el mundo

Por IberCultura

En25, Sep 2015 | En | PorIberCultura

Catalinas Sur: cuando el teatro de la plaza gana el mundo

Cuando el uruguayo Adhemar Bianchi le dijo a los padres de alumnos de la Escuela Carlos Della Penna, en el barrio de Catalinas Sur, en Buenos Aires, que quería hacer teatro en las plazas, la primera reacción fue de espanto. “¡¿En la plaza?!”, preguntaron todos, de alguna manera incrédulos. Venidos de una dictadura sangrienta, desacostumbrados a ocupar las calles de la ciudad, aquelllos encontraron su idea una temeridad. Eran todos vecinos en el pequeño barrio ubicado en la entrada de La Boca, y aunque vivieran muy ocupados con sus trabajos, aceptaron la idea del director uruguayo en aquella hermosa tarde de marzo de 1983. Y nunca más salieron de la plaza.

catalinas-calle-jr-fotografia

Los vecinos ocupan las calles de La Boca, en Buenos Aires. Foto: JR Fotografia

Hace 32 años que aquel grupo de padres descubrió en el teatro de la plaza la posibilidad de comunicarse con otros vecinos, de manifestarse, de trabajar la memoria y la identidad del territorio al que pertenecían. Allí, en la Plaza Malvinas, con sus “fiestas teatrales” (era así que llamaban los encuentros, con “choriceada” incluida), los vecinos pudieron ver, felices, que los “pequeños pedacitos de arte” de cada uno se entrelazaban y se convertían en un poderoso resultado de comunicación y entusiasmo.

Actualmente son más de 300 los “vecinos” que hacen de la Asociación Mutual Catalinas Sur una de las experiencias más increíbles de cultura de base comunitaria en Iberoamérica. En vez de fiestas, organizan talleres de teatro comunitario para adultos, teatro para adolescentes, teatro infantil, circo, títeres, orquesta de tango, formación en instrumentos musicales, movimiento, coreografía y baile, cine y fotografía comunitaria.

Hoy día, aunque tengan un teatro y salgan de viaje por el mundo, siguen siendo “vecinos trabajando para convertir en realidad las utopías” en las que creen. Aunque muchos no vivan más en el barrio, son un grupo de La Boca del Riachuelo. Trabajan en el barrio y se reconocen seguidores de las tradicionales manifestaciones artísticas del lugar. El arte de los titiriteros, la opereta, la zarzuela — traída por tanos (italianos) y gallegos —, el sainete (esa mezcla de criollos inmigrantes en el patio del conventillo), el circo, la murga, el candombe, todas las manifestaciones se mezclan y ambientan las producciones del grupo.

carpa-quemada-foto-julia-anguita

“Carpa Quemada: El circo del centenario”: la historia de Argentina contada por payasos. Foto: Julia Anguita

Mil proyectos

Son varios los proyectos en que “los vecinos” actúan. Entre ellos está La Red Nacional de Teatro Comunitario que desde 2003 multiplica la experiencia de La Boca en otras comunidades. En búsqueda de generar acciones conjuntas e intercambiar saberes, recursos y experiencias, el Grupo Catalinas Sur también participa de iniciativas como la Alianza Metropolitana de Arte y Transformación Social, la Red Latinoamericana de Arte y Transformación Social y la red “Artetransformador”.

Además, tienen un espacio radial desde el 89.3 FM para charlar sobre arte, política, imaginación, sueños colectivos, utopías… Y ofrecen talleres a la comunidad en el Galpón de Catalinas, la “plaza techada” del grupo, donde hay disciplinas de circo, teatro, títeres, candombe, música, percusión. Y organizan encuentros nacionales de teatro comunitario. Y el Festival Internacional de Títeres al Sur…

orquestra-atipica-foto-negrobarroso

La Orquesta Atípica Catalinas Sur. Foto: Negro Barroso

 

Las diferentes actividades artísticas son concebidas como formas de comunicación, participación y transformación social. Sus espectáculos usan un lenguaje directo y comprensible para todos y abordan con profundidad los temas sociales y comunitarios. 

“A través del teatro intentamos recordar el valor de nuestras historias individuales y colectivas y recuperar la memoria que creyó y que cree en un mundo mejor. Nuestro desafío es seguir creyendo que las utopías son posibles y trabajando día a día para lograrlo, apoyándonos en las ricas tradiciones y en la historia vital de lo popular”, ellos dicen en su sitio web (www.catalinasur.com.ar). “Entendemos el teatro que hacemos como un teatro de la comunidad, para la comunidad, ya que somos vecinos que trabajamos para nuestros vecinos de todos los barrios”.

 

El barrio Catalinas Sur

comienzos_06

Primeros años: los vecinos llevan el teatro a la plaza

En 2013, cuando se cumplieron los 30 años del grupo y los 50 del barrio Catalinas Sur, se lanzó la película “Venimos de muy lejos”, del director Ricardo Piterbarg. Nacida de la obra de teatro que lleva el mismo nombre y que el grupo viene realizando desde 1990 en La Boca, la película parte de la fusión del cine y el teatro, de la ficción y el documental, para abordar procesos importantes de la historia local, como la construcción del barrio y la confluencia de las vidas en la plaza pública.

La Boca es el barrio donde muchos inmigrantes italianos y gallegos se instalaron  a finales del siglo XIX, principios del siglo XX. Ganó este nombre porque está en la desembocadura del Riachuelo en el Río de la Plata, a 4 kilómetros de distancia del centro de Buenos Aires. 

Catalinas Sur fue el nombre dado al pequeño barrio ubicado en la entrada de La Boca. El complejo habitacional, creado en la década de 1960 por la Comisión Municipal de la Vivienda, es considerado un “oasis” dentro del caos porteño,  un rincón urbano sin asfalto, sólo con veredas (los autos no pasan ahí), donde viven cerca de 10 mil personas. La Plaza Malvinas, donde unos 30 padres participaron de la primera reunión de teatro, es una de las cinco plazas del barrio.

La Escuela Carlos Della Penna, también conocida por Primaria N° 8, fue donada por un inmigrante (que le da el nombre) y quedó a medio construir por las cíclicas inflaciones. Los vecinos se constituyeron entonces en una mutual y  trabajaron juntos hasta que la escuela estuviera terminada. Con la dictadura militar, iniciada en el año 1976, la mutual fue expulsada de la primaria. Por eso el temor inicial de aquellos padres en hacer teatro en la plaza. Por suerte había alguien como Adhemar Bianchi para convencerlos. El uruguayo todavía dirige el grupo, que después de 32 años sigue siendo un grupo de vecinos que hacen teatro para otros vecinos y sigue emocionando al público a cada función.

(**Texto publicado el 25 de septiembre de 2015)

Sepa más:

https://www.facebook.com/grupodeteatrocatalinasur

www.catalinasur.com.ar

Asista el trailer de la película “Venimos de muy lejos”

Asista los vídeos:

Historia de una utopía – Parte 1

Historia de una utopía – Parte 2