Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Notícias

21

Mar
2019

EnNotícias

Rodando Fantasías: potenciando la creatividad audiovisual en niñas, niños y jóvenes de Cuba

En21, Mar 2019 | EnNotícias |

En la ciudad de Santa Clara (Villa Clara, Cuba) existe un proyecto comunitario que desde septiembre de 2014 enseña a niños, niñas y adolescentes a realizar sus propias películas utilizando las nuevas tecnologías. “Rodando fantasías” es el nombre de esta iniciativa que cuenta con clases de guión cinematográfico, fotografía, lenguaje de cámara, producción audiovisual, edición, voz y dicción y actuación, dirigidas no solamente a los chicos de 5 a 16 años, sino también a sus padres y/o tutores.

El Festival Rodando Fantasías, que este año tendrá su quinta edición del 21 al 24 de mayo, es el momento culminante de este proceso educativo. Es el espacio donde se muestra lo aprendido en los talleres “Cámara Chica” y se socializa con otros centros comunitarios  de Cuba y realizadores profesionales que trabajan la temática infantil.

Rodando Fantasías es también el único festival infantil en Latinoamérica y el Caribe que incluye la creación audiovisual con dispositivos móviles y donde los padres comparten saberes con los niños haciendo el making of del trabajo realizado por sus hijos e hijas.

Ya comenzamos a Rodar Fantasías. Proyectos Cámara Chica de Cuba repitan conmigo bien alto. LUCES,CÁMARAS A RODAR FANTASÍAS. COMPARTAN Y DENME SUS CRITERIOS.

Publicado por César Ramón Irigoyen Milián em Segunda-feira, 8 de abril de 2019

 

El proyecto tiene como coordinadores al actor, director y guionista César Ramón Irigoyen Milián y a la pianista y cantante Gisell Perera González, que se han sumado al empeño del Consejo Nacional de Casas de Cultura, de la Asociación Hermanos Saíz, del British Council (*) y del First Light (**) para comenzar a crear un receptor activo desde las edades tempranas que pueda darle un uso artístico-creativo a las nuevas tecnologías, a la vez de sensibilizar a padres y/o tutores en la educación audiovisual de pequeños y adolescentes.

La iniciativa santaclareña se articula en el marco de la red Cámara Chica. Alrededor de 400 niños y jóvenes están involucrados en los proyectos Cámara Chica de Cuba (eso en las matrículas oficiales, a los talleres asisten muchos más), realizados en centros comunitarios de diferentes provincias del país bajo el auspicio del British Council, en asociación con la organización británica de jóvenes cineastas First Light  (ahora llamada Into Film) y con la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA). 

El proyecto cuenta, además, con un programa en la televisión en el canal territorial Telecubanacán, con el nombre Rodando Fantasías, escrito y dirigido por César Ramón Irigoyen. “Es un espacio para difundir la obra de los demás proyectos Cámara Chica del país, pero desde nuestra ciudad de Santa Clara. Ya salió una serie de 16 programas y se valora la posibilidad de que salga por el canal nacional Cuba Visión y pueda verlo toda la isla”, comenta el coordinador.

 

La edición 2019

Este año el Festival Rodando Fantasías contará con talleres prácticos y muestras fílmicas. Por primera vez se realizarán filmaciones con celulares en exteriores y la comunidad podrá participar del proceso de grabación, y al igual que en los años anteriores, se otorgarán premios en las categorías de animación, ficción, documental y género informativo.

La estatuilla Chicuelo, que simula a la de lo Óscar y que va a representar los principales premios del evento a partir de esta edición, es basada en el personaje del niño del antológico filme de Charles Chaplin (The  kid). Confeccionada por un grupo de artesanos, la estatuilla está realizada de poli espuma y retazos de tela, todo reciclable. “Es un parábola a lo que hace el proyecto, con solo celulares y materiales alternativos, se ruedan películas, además de que el Chicuelo es un clásico de la filmografía donde Charles Chaplin es acompañado por un niño en sus peripecias. También es lo que ha logrado el proyecto, que los niños estén acompañados por los padres y familia en general, en los procesos de la realización audiovisual con dispositivos móviles”, comenta Irigoyen.

El Premio Chicuelo que se entrega a un niño o niña menor de 12 años del Proyecto Rodando Fantasías, por su destacada participación en la creación audiovisual durante el período de un año, en esta ocasión será otorgado a un niño de 7 años, Yordan Yoel Castellanos Díaz. Y el premio Rodando Fantasías, que siempre se entrega a un proyecto Cámara Chica que se haya destacado durante el año en el proceso de creación, este año recae en el Proyecto Arenas de Cárdenas Matanzas.

Además, la programación del festival estará dedicada a los 35 años de Telecubanacán, a los cinco años del festival la Espiral y al 15º aniversario de la creación de la Brigada de Instructores de Arte José Martí.  

Según el coordinador, a la quinta edición del Festival Rodando Fantasías están convocados 60 niños y niñas de nueve provincias de Cuba, incluyendo Villa Clara, la sede del evento. “Se piensa tener un alcance a la hora de realizar las proyecciones de más de 300 niños y niñas de diferentes escuelas de la comunidad centro de la ciudad de Santa Clara”, estima. El jurado está integrado por niños que previo al evento, en el mes de abril, ven las obras y ellos mismos son los encargados de otorgar los premios.

 

 

Tres preguntas// César Ramón Irigoyen Milián

 

¿Por qué decidieron crear el Festival Rodando Fantasías?

Después de que las niñas, niños, adolescentes y padres terminaban de recibir todas las materias (programa de clases), los pequeños y sus padres tenían la necesidad de mostrar sus materiales más allá del taller, a la comunidad.

En el 2014, cuando surgió el proyecto Rodando Fantasías, aún no estaba organizada la Red Cámara Chica (si bien existía el proyecto Cámara Chica, no funcionaba como red). Entonces se nos ocurrió realizar un festival que sirviera de plataforma para que los talleristas mostraran sus resultados, sus trabajos de cursos, tesis y creamos el Festival Regional Rodando Fantasías, con el apoyo del Sectorial Provincial de Cultura en Santa Clara y la Asociación Hermanos Saíz, de la cual soy miembro en la sección de audiovisuales y su vice-presidente en la provincia de Villa Clara.

En el 2018 el British Council comenzó a realizar acciones con los proyectos Cámara Chica de Cuba y crearon cinco más. Antes (2013-2017) existían en Pinar del Río, La Habana, Villa Clara, Ciego de Ávila, Granma y Guantánamo, después se sumaron (en 2018) dos proyectos más en Pinar del Río, Artemisa, Matanzas y Holguín. 

¿El festival nacional fue una manera de aglutinar las experiencias de Cámara Chica desarrolladas en las distintas provincias de Cuba? ¿Ha resultado bien?

Por el resultado mostrado en Pinar del Río, que ha creado una red y aglutinado otros municipios en la realización audiovisual, se decidió hacer el primer festival Cámara Chica, en febrero del 2018, en esa provincia, auspiciado por la British Council y el Sistema de Casas de Cultura en Cuba.

En abril de ese año, el equipo de British Council se comunicó conmigo y me comentó la posibilidad de apoyarme en mi evento, en la cuarta edición del Festival Rodando Fantasías, y yo accedí con gusto. Estos festivales, tanto el de Pinar del Río como el Rodando Fantasías, es una manera de extender la realización audiovisual infantil a toda la isla de Cuba. Ambas acciones (Festival Pinar del Río, 2018 y 2019, y Rodando Fantasías, del 2015 al 2018) han tenido muy buena aceptación.

 

Es un proyecto que trabaja solo con celulares y medios alternativos. ¿Siempre fue pensado así, como una propuesta que pudiera ser más incluyente?

Siempre fue pensado así. En el último censo de población y vivienda realizado en Cuba antes del 2014, nos dimos cuenta que en casi todo los hogares cubanos existía al menos un celular como vía de comunicación. En Cuba los niños pasan mucho tiempo jugando con los celulares y esto los aísla y los incomunica, no los deja socializar, es una realidad que nos golpea fuertemente. No podemos prohibirle la tecnología a los chicos, pues es necesaria.

No todos tenemos la necesidad de tener una gran cámara de video o fotos, o una cámara de cine, pero sí un celular. Nos decidimos a proyectar este programa para que los niños utilizaran la tecnología con un fin artístico-educativo y comenzaran, junto a sus padres, a alfabetizarse tecnológicamente y apoyar el proceso de informatización que lleva a cabo el estado cubano. Por supuesto que al trabajar con celulares se convierte en un proyecto inclusivo, por eso se aceptan celulares, Ipad, tablet, todo lo que tenga una pequeña pantalla y pueda grabar.

Spot del Festi Rodando Fantasías. Trabajo a 3 manos, El Muke, José Raúl y un servidor. Espero que les guste y lo compartan. En mayo Santa Clara se convierte en la capital del audiovisual infantil en Cuba.

Publicado por César Ramón Irigoyen Milián em Terça-feira, 2 de abril de 2019

(*) British Council es una organización británica para las relaciones culturales y educacionales que tiene oficinas en Cuba desde el año 1998 y que permite establecer relaciones de cooperación con ministerios e instituciones cubanas, gubernamentales o no.
(**) First Light es una organización con sede en el Reino Unido que recibe fondos públicos para desarrollar habilidades en niños y jóvenes entre 5 y 25 años de edad a través del cine y la producción de los medios audiovisuales.

 

Lea también:

La fantasía rodará por quinta vez en Villa Clara

Rueda la fantasía en Villa Clara con Festival audiovisual infantil

Tags | , , ,