Image Image Image Image Image
/ /
Scroll to Top

Para o Topo.E

Chile

El 3 de noviembre del año 2017, se promulgó la Ley 21045, que crea el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio instaurando no solo nueva administración y un nuevo año de gestión, sino una nueva institucionalidad cultural que se instala a la altura de los grandes temas sociales.

Continuador del ex Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), el Ministerio “será la Secretaría de Estado encargada de colaborar con el Presidente de la República en el diseño, formulación e implementación de políticas, planes y programas para contribuir al desarrollo cultural y patrimonial armónico y equitativo del país en toda su diversidad, reconociendo y valorando las culturas de los pueblos indígenas, la diversidad geográfica y las realidades e identidades regionales y locales“. De acuerdo a sus principios, viene a inaugurar una mirada del desarrollo artístico cultural volcado al territorio y los derechos culturales, donde las Organizaciones Culturales Comunitarias tienen amplia cabida, como nunca antes en la historia de este país.

La Ley 21045

Este instrumento rector se hace cargo de las culturas populares y las culturas territoriales, incorporándolas en propiedad en el cuerpo, gestión y marco orgánico que lo estructura, considerando para el Consejo Nacional de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a “Dos personas representativas de las culturas populares, culturas comunitarias u organizaciones ciudadanas y una persona para el capítulo regional de este mismo ente. Considerando que a partir del 6 de septiembre del año 2018, se pone en funcionamiento la región de Ñuble, N°16 en la división político administrativa del Estado, ello permite mayor presencia de la mirada comunitaria en las decisiones políticas asociadas a esta Secretaría de Estado. .

Entre sus 8 Principios, la ley contempla al menos tres que interpelan directamente a las organizaciones culturales de base comunitaria, tanto en su reconocimiento como en su actuar, al declarar como fundamental los Principios de diversidad cultural, de democracia y participación cultural y de reconocimiento de las culturas territoriales.

Entre las 31 funciones que tiene, se propone también: Fomentar, colaborar y promover el fortalecimiento de las iniciativas, proyectos y expresiones comunitarias de las culturas y de las organizaciones sociales, territoriales y funcionales vinculadas a estas manifestaciones culturales; Estimular y apoyar la elaboración de planes comunales y regionales de desarrollo cultural, que consideren la participación de la comunidad y sus organizaciones sociales;  Apoyar el desarrollo de la Estrategia Quinquenal Nacional para el Desarrollo Cultural y las Estrategias Quinquenales Regionales para el Desarrollo Cultural, de conformidad a esta ley instancia que se reconoce el símil del diseño participativo de las políticas culturales nacionales, regionales y sectoriales donde las organizaciones de la sociedad civil han tenido cada vez mayor participación. 

Política Nacional de Cultura 2017-2022 

Cultura y desarrollo humano: derechos y territorio

Este instrumento se convierte en una carta de navegación para el desarrollo cultural que el Estado de Chile plantea para el corto plazo. Desde el 2017 y hasta el 2022, la política cultural nacional proyecta el cumplimiento de 46 objetivos estratégicos. Entre ellos, algunos de los que se refieren al vínculo con las organizaciones culturales de base comunitaria son:

a) Cultura como pilar del desarrollo sostenible, resguardando los derechos culturales de las generaciones por venir tanto a nivel local como nacional.

d) Ciudadanías activas y con incidencia en la acción pública en cultura.

e) Una participación cultural de todas las personas, basado en el principio de no discriminación.

f) La interculturalidad y la diversidad cultural como fuente de riqueza para la sociedad en su conjunto.

h) Memorias históricas y colectivas reconocidas, valoradas y (re)construidas en coherencia con la institucionalidad y las comunidades.

j) Procesos innovadores y diversos de mediación cultural, artística y patrimonial, para una ciudadanía activa y en pleno conocimiento de sus derechos culturales. 

Organizaciones Culturales Comunitarias

Desde los orígenes de la institucionalidad cultural contemporánea, Chile ha implementado programas de desarrollo cultural territorial con enfoque en derechos culturales y con un componente comunitario. Ejemplo de ello son los recordados “Creando Chile en mi Barrio”, “Arte y Cultura en mi Barrio”, “Servicio País Cultura”, entre los más relevantes. Sin embargo es en el 2014 cuando el ex CNCA define un compromiso con la cultura viva comunitaria, apoya sus encuentros y suscribe el Programa Ibercultura Viva e inicia un reconocimiento en la importancia de diseñar en conjunto con las organizaciones culturales comunitarias, políticas culturales para el sector.

A partir del 2015, el programa RED CULTURA implementa un componente denominado Fondo para iniciativas culturales de base comunitaria en pro de la integración social, que busca desarrollar un trabajo asociativo y participativo con el fin de definir una política cultural para el sector. Esta se constituye en la primera experiencia de vínculo específico y focalizado en las experiencias de desarrollo cultural comunitario desde el Estado y las organizaciones de la sociedad civil cobran visibilidad a través de las Organizaciones Culturales Comunitarias.

 

Es con este afán que el componente trabaja en tres líneas de acción: una denominada Laboratorio para Iniciativas Culturales Comunitarias, definidos como lugares de encuentro, de reconocimiento y de intercambio de experiencias y saberes. Una segunda línea para caracterizar a aquellas OCC que buscan ser un aporte a la política cultural y el diseño de la planificación cultural participativa en sus respectivos gobiernos locales. En ese sentido, se inició una búsqueda organizada para saber quiénes son, cómo trabajan, qué buscan, dónde están, qué hacen las organizaciones culturales comunitarias como una forma  de facilitar la vinculación e intercambio entre ellas así como canalizar sistemas de apoyo a los que puedan acceder. Y una tercera línea busca aportar con financiamiento a iniciativas culturales comunitarias que fortalezcan a las OCC en sus respectivos territorios.

Con todo, RED CULTURA considera a una OCC como colaboradora del Estado en el territorio y el vínculo con ellas como una forma de avanzar hacia la participación efectiva en la toma de decisiones sobre desarrollo cultural local, a través de acciones como la incidencia en la planificación cultural comunal. Por ello es que se esmera en generar un mecanismo de trabajo permanente centrado en la colaboración. El componente asociado a Iniciativas Culturales Comunitarias se incorpora al programa, en respuesta a la necesidad de cubrir requerimientos de participación que surgen desde organizaciones culturales y movimientos sociales que dinamizan a la sociedad. Se trata de potenciar, acompañar y fortalecer iniciativas colectivas y ciudadanas de lo local que con su quehacer han logrado generar cambios e incentivar sobre todo a las generaciones más jóvenes a relacionarse con su comunidad a través de lo cultural, permitiendo la circulación libre y democrática de la cultura y el arte local por el espacio público.

 

Encuentro Nacional de Organizaciones Culturales Comunitarias

Desde su creación, el componente vio necesario generar un espacio de encuentro que permitiera el intercambio de experiencias entre organizaciones territoriales provenientes de todo el país. Sin embargo no es hasta junio de 2018 que este cometido pudo lograrse. Cerca de 100 representantes de OCC de todo Chile, se dieron cita en la localidad de Mantagua, Región de Valparaíso, en este espacio de diseño, colaboración, intercambio y negociación; Reconocimiento y valoración, en la que desde una plataforma que promueve el Estado, iniciaron un primer ejercicio de diseño colaborativo de política cultural entregando insumos, propuestas y alternativas para temas complejos como legislación, políticas públicas y financiamiento.

 

Sitio web: www.redcultura.cl; www.cultura.gob.cl

Lea también:

Ley nº 21045

Política Nacional de Cultura 2017-2022 “Cultura y desarrollo humano: derechos y territorio”